Programación de aula






descargar 1.07 Mb.
títuloProgramación de aula
página30/30
fecha de publicación03.07.2016
tamaño1.07 Mb.
tipoPrograma
l.exam-10.com > Historia > Programa
1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30

ACTIVIDADES Y SUGERENCIAS DIDÁCTICAS





  • Antes de leer pedir a los alumnos que ojeen las dos páginas de la lectura (206-207) sin leer el texto, para demostrar a los niños la gran cantidad de información que pueden inferir de él. En este sentido, puede resultar útil consultar el apartado Inferir las ideas principales, que aparece en las páginas 12 y 13 del manual de ESTUDIO EFICAZ.




  • Detenerse en el título y preguntar si les suena el nombre de Dante. Dejar que hablen libremente, sin aportar aún información.




  • Pedir a los alumnos que digan qué les llama la atención en cuanto al aspecto gráfico del texto: los nombres de los personajes en mayúscula, la división en escenas… Preguntar si saben qué tipo de texto es el que van a leer.




  • Proponer a los niños que hagan una primera lectura en silencio del texto.




  • Dividir la clase en grupos de siete alumnos y pedir a cada grupo que reparta los distintos personajes entre sus miembros. Deben preparar una lectura dramatizada de El gran Dante.

Recordar a los alumnos que deben leer con voz alta y clara, vocalizar y dar la entonación apropiada al contenido de su intervención.


  • Memorizar intervenciones. Asignar a cada alumno de la clase una intervención larga del texto (en la escena I, la segunda del Duque de Lucca; en la escena II, la cuarta intervención del rey; en la escena III, la penúltima de Dante…) y decirles que la memoricen. Después, pedir al mayor número posible de niños que dramaticen su intervención. Se trata de ejercitar la memoria y lograr expresar fluidamente y con la entonación adecuada el texto aprendido.

Una vez realizada la actividad, se puede hacer que los alumnos comenten las distintas estrategias que utilizan para aprender un fragmento de un texto.


  • Escribir un texto narrativo. Pedir a los niños que intenten escribir un cuento a partir del texto teatral. Explicarles que no tienen que incluir todos los diálogos del texto, sino solo los que consideren oportunos. Comentar también que pueden inventar detalles.

Antes de realizar la actividad, es conveniente dar algunas pautas para que los niños escriban sus narraciones. Una vez terminados los cuentos, se leerán algunos en voz alta en clase.


  • Preguntar a los alumnos si las palabras que aparecen en la actividad 1 de la página 208 les parecen formales o familiares. Pedir que resuelvan la actividad sin consultar el diccionario. Comentar que es posible que deban cambiar más de una palabra. Una vez resuelta la actividad, conviene que busquen esas palabras en el diccionario para asegurarse de su significado.




  • Ampliar la actividad 2 pidiendo a los niños que expliquen cuándo usarían estos refranes y expresiones relacionados con la indumentaria: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda; ir como un pincel; ir de punta en blanco.




  • A propósito de la actividad 3, tener en cuenta que en la segunda intervención del Duque de Lucca, en la primera escena, se encuentra la información necesaria para responder a las preguntas de la actividad.




  • Antes de que los alumnos resuelvan la actividad 10 de la página 208, darles indicaciones que les faciliten el trabajo. Por ejemplo, pedirles que piensen qué puede ocurrir en esa escena. Recomendarles que ubiquen la escena con una acotación inicial y recordarles que en cada intervención puede haber acotaciones referidas a los gestos, movimientos o estados de ánimo de los personajes.




  • Para presentar el estudio del texto (página 210) se puede escribir en la pizarra un esquema con las diferentes unidades del lenguaje, de menor a mayor. Por ejemplo: sonidos (y letras)  palabras  enunciados  texto. Es importante repasar con los alumnos el concepto de enunciado y sus clases (visto en la unidad 11).

Comentar que la mayor unidad lingüística es el texto. Se trata de un concepto que manejan con familiaridad, pero sobre el que hasta ahora no han reflexionado.

  • Si se considera oportuno, dar a los alumnos tiempo suficiente para que resuelvan en clase las actividades de la página 211, a excepción de la 5 y la 9. Luego, corregirlas en voz alta con toda la clase. Las actividades 5 y 9 proponen la elaboración de determinados tipos de textos y requieren más tiempo, por lo que resultan muy adecuadas como trabajo para casa.




  • Analizar textos de otras áreas. Para ejemplificar los textos expositivos –aunque en el libro de Lengua hay abundantes ejemplos– puede resultar útil abrir el libro de Conocimiento del medio por la unidad que estén estudiando y analizar algunos de los textos que contiene esa unidad.

Hacerles ver cómo cada epígrafe desarrolla un tema y cómo todos los enunciados del epígrafe están relacionados con el tema en cuestión, a la vez que aportan información nueva.

También sería conveniente que los alumnos repararan en la división en párrafos del texto y en el criterio que da lugar al cambio de párrafo.


  • Escribir textos con ciertos enunciados. Se puede proponer a los alumnos, a modo de juego, que escriban textos que contengan un enunciado concreto. Para ello, escribir en la pizarra los siguientes enunciados e ir asignándolos a los alumnos. Por ejemplo:

  • ¡No me digas eso!

  • Era un hombre tímido y silencioso.

  • Y Andrés se marchó a su casa.

Dar tiempo suficiente a los niños para que realicen la actividad y comentarles que no es necesario que los textos sean demasiado extensos.


  • Para introducir el tema de Ortografía de la unidad (página 212), el profesor puede escribir en la pizarra los signos ortográficos que van a estudiar los alumnos y preguntarles cómo se llaman y cuándo creen que se utilizan. Hacer que comenten si suelen emplear esos signos en sus escritos y cuál les resulta más familiar de los tres.




  • Para resolver la actividad 1, comentar a los niños que deben distinguir las palabras del narrador de las palabras de los personajes.




  • Si se considera oportuno, se puede ampliar la actividad 2 comentando a los alumnos que la raya también se utiliza para intercalar las aclaraciones del narrador cuando habla un personaje. Se puede poner este ejemplo:

  • Iré –contestó Dante–. Así les diré lo que pienso.




  • A propósito de la actividad 7 de la página 213, tener en cuenta que ese tipo de datos aclaratorios a veces aparecen separados por comas. Por ejemplo: Nació en Córdoba, Argentina.




  • En relación con la actividad 9, aclarar que solo se incluye entre paréntesis el significado de una sigla cuando esta es poco común.



  • Transformar el estilo indirecto en estilo directo. Explicar a los alumnos que se les va a dictar una serie de mensajes en estilo indirecto y que ellos deben escribirlos en estilo directo, usando la raya para introducir las palabras de los personajes.

Dictar estos u otros mensajes similares:

  • Mi primo me dijo que no vendría esta tarde a casa.

  • Él prometió que no volvería a enfadarse con su hermano Luis.

  • El profesor preguntó si alguien tenía alguna duda sobre el tema.

  • Los niños dijeron que era la película más divertida que habían visto.




  • Repasar la Ortografía comparativa. Dado que en esta unidad concluye el estudio de la Ortografía comparativa, se puede proponer a los alumnos que realicen una actividad con todas las palabras de ese apartado.

Pedir a los niños que observen detenidamente cada pareja de palabras y reflexionen sobre sus diferencias (por ejemplo, ahí es un adverbio de lugar, mientras que hay es una forma del verbo haber).

Cuando los alumnos hayan concluido su repaso, pedirles que escriban dos oraciones con cada pareja de palabras, de modo que el profesor pueda comprobar que saben escribirlas correctamente.


  • Al abordar la página 214 preguntar a los alumnos qué creen que quiere decir que una palabra es coloquial y qué quiere decir que es vulgar. Dejar que expliquen intuitivamente las diferencias entre ambos conceptos. Después, un niño leerá en voz alta la información que encabeza la página.




  • Una vez resuelta la actividad 1, pedir a los niños que enumeren situaciones formales, en las que no sea adecuado usar coloquialismos, y situaciones familiares, en las que sí lo sea.




  • Reconocer otros vulgarismos. Pedir a los alumnos que digan otros vulgarismos que conozcan. Dar un tiempo para pensar y luego corregir la actividad en voz alta. Anotar en la pizarra los vulgarismos que hayan mencionado los alumnos y escribir al lado la forma correcta. Si los niños no son capaces de recordar vulgarismos, el profesor puede escribir los siguientes:

  • Dijistes (por dijiste).

  • Destornillarse de risa (por desternillarse de risa).

  • ¡Callar! (por ¡Callad!).

  • Detrás mío (por detrás de mí ).

  • Pienso de que (por pienso que).




  • En la página 215 hacer que los alumnos comenten sus experiencias sobre la lectura de cómics. Preguntarles si suelen leer cómics, cuáles les gustan, si les resulta más fácil leer un cómic o un cuento…




  • En la elaboración del cómic, tal vez la fase más complicada para los alumnos será la de planificación. Puede ser útil que piensen en breves anécdotas o chistes que conozcan.




  • Analizar cómics. Pedir a los niños que lleven a clase un cómic que les guste. Cada niño presentará a sus compañeros el cómic que ha elegido. Debe decir de qué trata, por qué le gusta y destacar lo que le parezca más relevante. Si se considera oportuno y se dispone de tiempo suficiente, el profesor puede pedirles que escriban un breve cuento en el que relaten la historia recogida en el cómic que aparece en la primera actividad. Se trata de un buen ejercicio para hacerles ver las diferencias narrativas que existen entre ambos géneros.




  • Presente el tema de Literatura de esta unidad (páginas 216-217) a los niños y comentar que van a aprender las principales clases de poemas. Preguntar a los alumnos qué es un poema y dejar que intenten definirlo.




  • Para poder comprender la información de esta unidad, es conveniente que los niños recuerden el concepto de estrofa, estudiado en la unidad 13.




  • Ir leyendo en voz alta los diferentes epígrafes y aclarar lo que sea necesario.

En el epígrafe sobre el soneto, antes de leer el que se ofrece como modelo, explicar que es una especie de juego, en el que el autor, Lope de Vega, comenta el propio proceso de creación del poema.


  • Tener en cuenta que el soneto Es hielo abrasador…, que los alumnos van a analizar, puede plantear ciertas dificultades de comprensión. Leer el poema en voz alta y preguntar a los alumnos si lo han entendido.

Si fuera preciso, leer de nuevo el poema, verso a verso y formular preguntas a los niños para ayudarlos a desentrañar su significado.


  • Comentar a los niños que la palabra por la que se pregunta en la actividad 3 de la página 217 no tiene en el poema el significado más habitual para ellos.




  • Buscar un soneto. Si el profesor lo considera oportuno, puede proponer a los alumnos que busquen en Internet, con ayuda de un adulto, el conocido poema de Lope de Vega Desmayarse, atreverse, estar furioso

Pedir a los niños que lo copien y lo lleven a clase. Después, entre todos, se analizará su contenido y se comentarán las similitudes que tiene con el soneto de Quevedo que aparece en esta unidad.


  • El Romancero. Explicar a los alumnos que, desde la Edad Media, se han escrito numerosos romances y que el Romancero es el conjunto de todos ellos.

Muchos romances son narrativos, cuentan una historia relacionada con algún personaje. Los primeros romances proceden de los antiguos cantares de gesta, que narraban la vida de grandes héroes y eran cantados por los juglares en las plazas de los pueblos. Los fragmentos de los cantares de gesta que interesaban especialmente al público, se recitaban por separado y dieron lugar a los romances.

Estos primeros romances eran anónimos y, como se transmitían oralmente, hoy conservamos diferentes versiones de algunos de ellos.


  • Recomendar a los alumnos que lean íntegramente el resumen que se pide completar en la página 218, ya que muchas de las oraciones que contiene pueden ofrecerles una información muy valiosa.

Puede ser una buena idea pedir a los niños que formulen las preguntas a las que responden las afirmaciones del resumen. Por ejemplo: ¿Qué son los textos? ¿Qué características tienen los textos?


  • Dar un tiempo para que los alumnos lean los enunciados de las actividades del apartado Recuerda y repasa y decidan qué actividades pueden realizar directamente y cuáles requieren un repaso de los conceptos o procedimientos a los que apuntan.




  • Tener en cuenta que algunas actividades, como la 11 y la 14, requieren bastante tiempo.




  • El trabajo que se propone en el apartado Eres capaz de… puede ser un bonito recuerdo para la clase. Insistir en el aspecto afectivo de la actividad y procurar que los niños se impliquen en ella.




  • Hablar de las expectativas sobre el nuevo curso. Los alumnos de sexto han llegado a un momento crucial en el que, a la alegría de concluir el último curso de Primaria, se suman el temor y la ilusión de comenzar la ESO. Hablar con los alumnos sobre ello. Organizar un coloquio en el que cada uno pueda expresar con confianza sus temores, sus sentimientos…

Recordarles que deben pedir la palabra y mantenerse atentos a lo que digan sus compañeros. Ante las dudas o los temores de algún niño, procurar que sean los propios compañeros quienes den argumentos para tranquilizarlo.


  • Programa de ESTUDIO EFICAZ Al terminar la unidad, hacer que los alumnos reflexionen sobre lo que han aprendido. Completar con ellos o pedirles que completen una tabla como esta:







Lo que he aprendido

Lo que he aprendido a hacer

Lectura







Gramática







Ortografía







Vocabulario







Escritura







Literatura










  • En la actividad 3 de la página 220 (repaso trimestral), preguntar a los niños a qué lectura pertenece cada palabra y pedirles que hagan un breve resumen oral de cada uno de los relatos.




  • Ampliar la actividad 6 planteando a los alumnos estas preguntas: ¿Qué es el sujeto gramatical? ¿De qué dos tipos pueden ser los predicados? ¿Cómo se distinguen uno y otro? ¿Qué es el complemento indirecto?




  • En la actividad 9, preguntar qué signo ortográfico tienen en común los dos tipos de enumeraciones que se les pide realizar y en qué signos se diferencian.




  • Pedir a los niños que hagan una puesta en común de las expresiones que han escrito en la actividad 13, y confeccionar una lista con todas ellas.




  • En relación con la actividad 16, preguntar a los niños el esquema de los pareados, de los tercetos y de los sonetos.




  • Analizar métricamente un poema de Alberti. Pedir a los alumnos que, ahora que ya tienen los conocimientos necesarios, analicen métricamente el poema de Rafael Alberti Traje mío, traje mío…, que leyeron en la unidad 5.

Recordarles que la tarea consiste en medir los versos y determinar qué versos riman y de qué tipo es la rima. Advertirles de que solo una de las estrofas se ajusta a un esquema conocido por ellos.


  • Repasar las conjugaciones. Tras estas páginas de Repaso trimestral, se encuentran los modelos de conjugación regular e irregular. Pedir a los niños que, por parejas, se pregunten algunos tiempos de esos verbos que se ofrecen como modelo. El niño que preguntar deberá tener el libro abierto y comprobar que su compañero conjuga correctamente el tiempo que le ha pedido. Cada tres tiempos conjugados, los niños intercambiarán los papeles.



Actividades específicas para desarrollar otras competencias básicas:
Competencia social y ciudadana

  • A propósito de la cuestión que se plantea en el texto, comentar a los niños que no deben juzgar a las personas por su indumentaria.




  • A propósito del tema de los vulgarismos, comentar con los alumnos la necesidad de ser respetuosos cuando corregimos los errores de los demás.


Autonomía e iniciativa personal

  • Comentar a los alumnos que la manera de vestir puede ser un reflejo de nuestra personalidad.

Pedir a los niños que digan cómo les gusta vestir y si sus gustos siempre coinciden con los de sus padres o con los de otras personas de su familia. Dejar que los niños comenten libremente sus experiencias. Recordarles que no deben elevar el volumen de voz y que todos deben tener la oportunidad de expresarse.


  • Comentar a los alumnos la importancia de revisar sus escritos para comprobar que no contienen faltas de ortografía y que están puntuados correctamente. Hacerles ver que deben realizar esta tarea autónomamente, sin que usted tener que recordárselo.




  • Algún niño puede sentirse inseguro a la hora de realizar un cómic. Procurar que todos interioricen la idea de que lo importante es esforzarse y dar lo mejor de uno mismo.


Competencia cultural y artística

  • Comentar a los alumnos que La divina Comedia ha sido motivo de reflexión e inspiración para muchos artistas, como Boticelli o Dalí, que han creado sus obras a partir de ella.




  • Los sonetos que se incluyen en esta unidad, pertenecientes a dos grandes autores, le ofrecen la oportunidad de inculcar en los alumnos la necesidad de valorar las manifestaciones artísticas de todas las épocas, ya que forman parte de nuestro patrimonio cultural.


Tratamiento de la información

  • El trabajo con las imágenes y el manejo de los recursos gráficos habituales en el cómic favorecen el desarrollo de esta competencia.


Aprender a aprender

  • Es importante que hacer que los alumnos reflexionen unos minutos sobre los avances en su proceso de aprendizaje. Hacerles ver cómo unos conocimientos se apoyan en otros: así, han podido realizar las actividades de Literatura de esta unidad gracias a lo que ya aprendieron en unidades anteriores (en concreto, en las unidades 11 y 13).



CRITERIOS DE EVALUACIÓN





  • Lee fluidamente un texto teatral.

  • Comprende un texto teatral.

  • Amplía el vocabulario básico a partir de palabras y expresiones de la lectura.

  • Reconoce las características de los textos como unidades comunicativas.

  • Conoce y aplica las normas ortográficas sobre el uso de la raya, las comillas y los paréntesis.

  • Reconoce coloquialismos y vulgarismos.

  • Planifica y escribe un cómic.

  • Reconoce las principales clases de poemas.

  • Planifica y elabora en grupo un libro sobre el curso.



1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30

similar:

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula






© 2015
contactos
l.exam-10.com