Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño






descargar 45.14 Kb.
títuloHonduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño
fecha de publicación06.06.2016
tamaño45.14 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
HONDURAS
Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño tramo costero sobre el pacífico. E territorio hondureño limita con tres países: Guatemala, El Salvador y Nicaragua. En general predomina el relieve montañoso, y la llanura es considerable solo en la zona norte del país.
Históricamente, el territorio hondureño ha recibido diferentes nombres: Guaymuras, Hibueras o Higueras, Honduras. El origen del nombre de Honduras es controvertido, algunos historiadores siguiendo la tesis de Antonio Herrera en su Historia General, dicen que este nombre fue otorgado por Cristóbal Colón en su cuarto viaje a las Indias Occidentales; el historiador Oscar Castañeda Batres dice que es de origen maya y no colombino, pues se dice que puede provenir de hondura o jondura, que es una variedad de ciruela y en Yucatán se refiere a una palabra en maya; también se menciona que tuvo origen debido a la castellanización de los indios que en su lengua decían huntulha que refiere a la costa acuosa y posteriormente Pinzón Díaz de Solís creyeron referirse a Honduras por la profundidad de las aguas del mar. El nombre oficial de Honduras fue otorgado por decreto nº 3 el 8 de mayo de 1862.
Honduras se puede considerar poseedora de una gran riqueza, sus platillos, dulces, música, danzas, fiestas, juegos, costumbres y leyendas forman el acervo de la identidad nacional y un verdadero tesoro para la posteridad.

En Honduras se exporta banano, el café,
Símbolos Nacionales:
La Bandera: Es el símbolo más representativo de la patrio y quedó establecido por decreto del Congreso Nacional el 6 de febrero de 1866. El pabellón Nacional presenta dos franjas en azul turquesa, separadas por una franja blanca, todas igual ancho. En el centro de la franja blanca figuran cinco estrellas, con cinco ángulos salientes del mismo color azul, que representan los cinco países centroamericanos.
El Escudo: Proviene del escudo de armas que fue establecido en 1825, y consistía en un triangulo en cuya base aparecía un volcán entre dos castillos; en torno al triángulo figura la leyenda: “Estado de Honduras de la Federación del Centro.” En 1866 se le agregó un sol naciente y la leyenda siguiente: “República de Honduras Libre, Soberana e Independiente, 15 de Septiembre de 1821, finalmente en 1935 se le agregó las flechas, un terreno bañado por los dos mares, tres árboles de roble, otros tantos de pino, las bocas minas, la barra, el barreno, la cuña, la almádana y el martillo.
El Himno Nacional: Surgió a raíz de un concurso en 1904 convocado por el presidente de la República. Escrito por el poeta Augusto C. Coello y orquestado por el compositor de origen alemán Carlos Hartling, fue declarado Himno Nacional en 1915. Musicalmente consta de un coro y siete estrofas. Las estrofas componen una relación poética de los acontecimientos históricos por los que atravesó el país, desde la época precolombina hasta la proclamación de la independencia.
El Árbol Nacional: Por acuerdo nº 429, del 14 de mayo de 1928 se declara el pino hondurense (Pinus Hondurensis) árbol nacional. El acuerdo expresaba:”Implantar, por medio de las autoridades de toda índole y de los centros de enseñanza, el hábito de poblar los bosques en general, haciendo las debidas replantaciones de árboles que como el pino, se aprovechan diariamente. Evitemos su destrucción innecesaria, para bien de todos los hondureños”.
La Flor Nacional: La Rosa fue flor nacional entre 1946 y 1969, pero en noviembre de ese último año el gobierno militar decretó una nueva flor nacional, la orquídea Brassavola digbyana, considerando que la misma era una planta autóctona del país cuya flor poseía excepcionales características de belleza, vigor y distinción. Esta flor abunda en los bosques del territorio principalmente en las zonas húmedas sometidas a climas fríos. Es considerada uno de los símbolos representativos de la nacionalidad.

La Guara Roja: Mediante el mismo decreto ejecutivo de 1969 se declara ave nacional a la guara roja (Ara macao). Pertenece a la familia de los loros y conocida también como Guacamayo. Mide hasta 90 cm de longitud, de los cuales 60 cm corresponden a su cola, la cual es de color rojo escarlata aunque en la parte superior de su cola es amarilla y con plumas color azul. Es un ave apreciada desde las antiguas civilizaciones, como se puede ver en los monumentos mayas.
El Venado Cola Blanca: En junio de 1993 el Congreso Nacional emitió el decreto ejecutivo nº 36-93 en el que se instituye como símbolo de la fauna nacional el venado cola blanca (Odocoileus Virginianus). Este decreto se estableció como medida para conservar la fauna nacional y el medio ambiente.

Los Mayas

Según los datos históricos el proceso de desarrollo de la civilización maya se dio durante el periodo preclásico (2000 a.C. al 250 d.C.), el área habitada por el pueblo maya se extendía por la porción sudoriental del área cultural mesoamericana, desde la península de Yucatán, Belice, Guatemala, Chiapas, Tabasco y el noreste de Honduras.

En Honduras los mayas se encontraban en Copán la ciudad más oriental del mundo maya situada a 609 m de altitud sobre el nivel del mar, en un valle con el mismo nombre y rodeada de montañas e irrigada por el río homónimo. Se estima que el primer asentamiento se estableció alrededor del año 1000 a.C. como comunidad sedentaria y habiendo superado la etapa de bandas de cazadores-recolectores.

De todas las civilizaciones indígenas de América, sólo los mayas desarrollaron un verdadero sistema de escritura en el que los caracteres ya no eran meramente pictogramas o figuras mnemotécnicas; En Copán los textos jeroglíficos están grabados sobre piedra. La traducción de estos glifos ha permitido leer parte de su historia y constatar que abordan sucesiones dinásticas, guerras entre ciudades, alianzas matrimoniales, además de información del calendario, astronómica y ritual.

Los mayas diferenciaban considerablemente su estatus social la máxima autoridad era el halach uinic, que significa “hombre verdadero” seguido por un consejo de jefes y sacerdotes (los jefes se denominaban bataboob y los sacerdotes chilanes y el sumo sacerdote era el ahuacán); después seguían los memba unicoob o gente de baja condición, por último estaban los esclavos o pentacoob.

Para los mayas era muy importante la familia, siendo su unidad básica, sus actividades cotidianas estaban relacionadas íntimamente con la religión, realizando rituales para los procesos agrícolas, socio-políticos, económicos comerciales y también con las ciencias como la matemática, la cronología y la astronomía.

Los mayas realizaban intercambios comerciales entre distintas ciudades practicando el trueque con plumas de quetzal, alfarería policromada, miel, cacao, orfebrería, jade, cerámica fina, incensarios, recipientes de piedra, tabaco, esclavos, vestimentas de algodón, productos marinos, perlas y conchas, productos forestales, sal metales de lava y granito, oro, cobre y mármol ( en bruto o elaborados).

La creación intelectual del cero permitió que los mayas desarrollaran su sistema matemático donde las cifras se incrementan de 20 en 20, para expresarse gráficamente se usaban sólo tres signos: el punto con valor de la unidad (1), la barra con valor de cinco (5) y un signo en forma de concha de molusco que corresponde al cero (0).

Los sacerdotes-astrónomos fueron los encargados de desarrollar la cronología y el calendario, el cual tiene en su estructura dos formas básicas: la repetición de ciclos de días, cada uno de longitud diferente, y un recuento acumulativo de los días a partir de un punto inicial en el pasado. Utilizaron varios ciclos de días, siendo los dos más importantes el círculo sagrado de 360 días y el año solar, aproximadamente de 365 días, el emparejamiento de los dos calendarios se realizaba cada 52 años y a esto se le denominaba calendario circular. Lo que ahora conocemos como el año bisiesto, para los mayas en su calendario la llamada “Alejandría maya” es ligeramente más exacto que el año en nuestro actual calendario. Es asombrosa la exactitud astronómica de los mayas a pesar de que carecían de instrumentos especializados, sus templos son lo suficientemente elevados como para obtener visualizaciones claras del horizonte, se puede ver que dentro de una cámara el templo en la cima de la pirámide colocaban un par de palos cruzados y desde este punto fijo anotaban de donde salía y se ponía el sol, la luna o los planetas; tomando como referencia algún detalle natural en el horizonte. Logrando la predicción de eclipses, la salida y puesta de la estrella matutina y el lucero vespertino; Copán fue el centro científico más notable de la época clásica.

Existen diversas teorías para intentar el colapso de Copán guerras, pestes, cambios climatológicos, decadencia social, agotamiento intelectual y estético, actualmente se acepta la que menciona el aumento de la mortalidad y los niveles de desnutrición provocados por el agotamiento de los recursos y la degradación del medio ambiente; debido a los vestigios de erosiones masivas encontrados por los arqueólogos y los esqueletos que revisaron los antropólogos físicos que presentan indicios de desnutrición, enfermedades y crecimiento traumático.

Tras su abandono, causas naturales provocaron el desvío del río Copán dejando al descubierto sus más antiguos estratos constructivos; las ruinas de Copán son descubiertas en la conquista por Diego García de Palacio, pero a pesar de describirlas con majestuosidad en una carta al rey Felipe II no se les toma importancia y son olvidadas, casi tres siglos mas tarde son redescubiertas por el general guatemalteco Juan Galindo en 1839.

La acrópolis de Copán Ruinas constituye un yacimiento arqueológico para la historia del hombre, y por tal razón en 1980 fue incluida por la UNESCO en su lista de Patrimonio de la humanidad.

El núcleo principal de la ciudad arqueológica de Copán ocupa una superficie de 30 hectáreas, en las que se distribuyen edificios y templos respondiendo a un orden espacial posiblemente de carácter religioso. Se encuentran estelas que son bloques de piedra erigidos frente a las construcciones públicas, mostrando personajes ricamente ataviados y acompañados de emblemas reales y asociaciones divinas; los mayas consideraban que estas estelas eran como puertas del Xibalba (el inframundo), asimismo eran consagradas a los árboles pues eran los que sostenían el cielo.

La acrópolis posee una gran plaza ceremonial, donde se alzan la pirámide de los sacrificios y un anfiteatro, hacia el sur esta la colina 4 cubierta de estelas y altares ricamente esculpidos que evocan periodos del calendario maya, junto a la plaza se sitúa la Gran Escalinata jeroglífica que con 1,263 glifos constituye la mayor inscripción maya conocida; junto a la escalinata se encuentra el más bello juego de pelota de Meso América, que posee canastas dispuestas sobre las paredes inclinadas y representan cabezas de guacamayas. En la explanada oriental se encuentra la escalera de los Jaguares Rampantes con figuras del felino que al parecer tuvieron incrustaciones de jade negro para evocar sus manchas características, también se encuentran la tribuna del mirador y estelas y altares entre ellos encontramos el Altar Q dedicado a los 16 gobernantes de la dinastía copaneca.

La dinastía de K´inich Yax K´uk´ Mo´ (Gran señor Quetzal Papagayo) inició las 16 generaciones de dominio y expansión que crearon la acrópolis de Copán, cada gobernante demolió parte de los edificios anteriores colocando encima el suyo, el edificio más alto de copán fue la estructura 16 construida por el último gobernante Yax Pasah (o Yax Pac) y el edificio mejor conservado es el excavado y bautizado por el arqueólogo Ricardo Agurcia como Rosalila. Aproximadamente a 2 Km. de recorrido desde el área núcleo se haya la zona llamada Las Sepulturas, donde se refleja la costumbre maya de enterrar a los muertos en sus propias casas. Cruzando el río en una pequeña elevación se sitúa un conjunto de piedras esculpidas que debido a su forma reciben el nombre de Los Sapos.

Gran parte del esplendor de la cultura maya se puede constatar por los restos de cerámica encontrados, se caracterizaban por las superficies brillantes y rojas con figuras humanas y de pájaros, muy estilizadas, con escenas y textos al parecer relacionados con ritos y ofrendas mortuorias o bien con los dioses, altos dignatarios o instituciones mayas; incluso se cree que tienen relación con los textos sagrados del Popol Vuh (el libro fundacional de los maya-quiché)
Honduras es hoy una nación pluricultural y multiétnica que presenta un particular mestizaje, en el que coexisten elementos procedentes de distintos grupos humanos que se integran en el suelo hondureño. En el siglo XVIII existían en el territorio hondureño al menos 25 grupos étnicos diferentes de los cuales han quedado muy pocos. Estos grupos han perdido mucho de su cultura, de sus formas tribales tradicionales, pues han sido sometidos a fuertes presiones de aculturación, modernización e indiferencia, no sólo se han mantenido como grupos culturalmente distintos, sino que su identificación étnica se ha fortalecido en los últimos años. Actualmente son siete los principales grupos diferenciados culturalmente.


  1. Los Lencas: Su origen es cuestionado pues unos dicen que son los vestigios mayas que no emigraron, y otros que se trata solamente de una cultura similar a la de los mayas. Para el tiempo de la colonización eran el grupo dominante en el sudoeste, centro-sur y centro-oriente de Honduras, organizados en cacicazgos unidades políticas estratificadas en dos clases definidas: los gobernantes y los plebeyos. No poseían grandes centros ceremoniales, practicaban una agricultura basada en el cultivo del maíz y fríjol, a un ritmo de dos cosechas por año y sus prácticas culturales, como la molienda del maíz cocido con ceniza y las fiestas religiosas periódicas, los lencas lucharon durante más de veinte años encabezados por el cacique Lempira (el señor de la Sierra) quien forjó la unidad entre todos los pueblos lencas que estaban divididos en grupos o comunidades: (cares, potones, cerquines y lencas). En la actualidad son el grupo aborigen dominante pero han perdido su idioma pues ahora hablan español y solo poseen pocas palabras de su dialecto. Están diseminados en los departamentos de Comayagua, Copán, Francisco Morazán, Intibucá, La Paz, Lempira, Ocotepeque, Santa Bárbara y valle. Entre sus rasgos culturales más sobresalientes cabe mencionar ciertas prácticas religiosas, como el guancasco, cuyo propósito son los pactos de paz entre comunidades; las composturas o ritos agrarios que consisten en rezos y ofrendas a los dioses ancestrales; el uso del traje típico de manta blanca; la bebida de la chicha y la alfarería y la práctica de una agricultura de roza y quema. En 1989 se fundó la Organización Nacional Indígena Lenca de Honduras con el propósito de recuperar y proteger los valores y costumbres de este pueblo.

  2. Xicaques o Tolupanes: También llamados, tol o torrupán, tenían como frontera el valle de Sula, en el noroeste hondureño extendiéndose hacia el centro, el río Ulúa constituía la línea divisoria entre Mayas y Tolupanes. Eran un grupo cazador-recolector y en poca escala realizaban algunos cultivos, especialmente de tubérculos. En la actualidad también se les llama jicaques o torrupanes, sus rasgos característicos son su lengua llamada tol, su traje tradicional el balandrán que es de uso restringido y sus divisiones en grupos regidos por caciques. Están ubicados en los departamentos de Yoro y Francisco Morazán. Practican la caza con arco y flecha, la pesca artesanal, la cestería. Muchas de sus tradiciones han desaparecido por completo y pocos hablan la lengua tol. Aun velan a sus muertos en la cocina y enterrado envuelto en sábanas y con algunas pertenencias, en el velatorio no lloran a sus muertos. Viven en chozas de bahareque y son católicos pero poco religiosos; en la montaña de la flor, son protestantes debido a la influencia del Instituto Antropológico de Verano que lleva más de 30 años conviviendo con ellos, la mayoría de los Tolupanes practican la agricultura de granos. La Federación de Tribus Xicaques de Yoro es la organización para la defensa de sus intereses y su cultura.

  3. Los Pech: El hábitat original de este grupo incluía las Islas de la Bahía y la costa caribeña de Honduras desde punta Caxinas hasta el río Negro, abarcando una parte de Taguzgalpa. El término Pech significa “gente”, a esta etnia también se le denomina Paya, pero ellos rechazan esta nominación pues paya hace alusión a bárbaro; todavía se desconoce su origen, pero muchos estudiosos creen que son descendientes de los chibchas de América del Sur por las semejanzas en su idioma. Poseían gran dominio de la alfarería y la cerámica. Los ingleses, franceses y holandeses se alearon con los misquitos, en contra de los españoles, usaban a los pech como esclavos; esto los llevó a internarse hacia los ríos Patuca, Sicre, Plátano y Sico. Sin embargo con el paso del tiempo realizan alianzas con los misquitos para defenderse de los españoles. El 90% son católicos pues perdieron su antigua religión, poco se sabe de sus prácticas religiosa, solamente que veneraban ídolos elaborados en piedra jade. Tienen elementos culturales muy sobresalientes en los que cabe mencionar la tempoca que es una especie de tambor estrecho cuya boca está cerrada con piel de boa. Practican la agricultura rotativa y elaboran bebidas de la yuca y la caña; elaboran lazos, matates, sillas mesas, ollas, comales de barro y entre otras actividades se dedican a cazar y pescar. En 1985 los pech se organizan en la Federación de Tribus Pech que está integrada por las tribus establecidas en Olancho, Colón y Gracias a Dios.

  4. Los Sumos o Tawahkas: Ubicados en Taguzgalpa, de origen chibcha, en la región delimitada por los ríos Coco, Guayambre, Guayape, Tinto y Wampú y centrados en el curso del río Patuca, tuvieron contacto con los españoles hasta el año de 1604. Actualmente ubicados en e interior de La Mosquitia hondureña, su lengua es el tawahka, también hablan misquito y español. Existen grupos más numerosos en el lado de Nicaragua. Se alimentan de yuca, arroz, peces de agua dulce, tubérculos, plantas silvestres y su agricultura es de autoconsumo, cultivan yuca, plátanos, malanga, quineos, camote, ayote, frijoles y café. Son católicos en un 90% y tienen como patrona en sus comunidades a la virgen de la concepción. Entre sus costumbres está la llamada “mano vuelta, que consiste en ayudarse mutuamente entre los miembros de la comunidad; artesanalmente producen carteras, manteles, fabrican pipantes para recorrer el río patuca. Desde la formación de la Federación Indígena Tawahka de Honduras en 1987, se han puesto en marcha numerosos proyectos de desarrollo comunal.

  5. Los Chortís: Su territorio original era la frontera sudorienteal del viejo imperio maya; era el grupo más meridional de la familia maya-quiché, extendiéndose hacia el este de Copán desplazándose por la cordillera del Merendón. Según fuentes antropológicas e históricas, los Chortís son el resultado de la fusión de diferentes pueblos (mayas, pipiles) ya que en la época de la conquista, este grupo habitaba en Copán y comarcas circunvecinas, debido ha esto se les considera los descendientes más directos de los mayas. Actualmente se extienden por los territorios fronterizos entre Guatemala, Honduras y El Salvador. En Honduras al contrario que en Guatemala Los Chortís han perdido su lengua y su vestimenta tradicional, pues parecen más ladinos que indígenas. Son católicos en un 90% católicos aunque tienen rasgos de las ceremonias religiosas autóctonas, por ejemplo el santo patrono está íntimamente ligado a lo agrario llevándole ofrendas, velas, inciensos, música y bailarines enmascarados para sustituir las antiguas ofrendas humanas; también ofrecen plantas como maíz y calabazas para los espíritus protectores de la comunidad, en estas fiestas también se acostumbra el copal para quemarlo y limpiar las impurezas del alma y el cuerpo, se come carne de pollo o de jolote la sangre de estos animales se vierte en el altar o se lanza a los 4 puntos cardinales, además de quemar pólvora, tomar licores y llevar flores a los altares. Piensan que el espíritu de los muertos ataca de ves en cuando a los vivos y especialmente el día de los muertos (2 de noviembre) se les ofrece simbólicamente bebida y comida, también se les lleva ayote en miel. Siembran maíz y frijoles como productos básicos además del cacao, el tabaco y algunas plantas frutales. Entre sus artesanías se encuentran la elaboración de mesas, sillas, camas instrumentos musicales (violines, guitarras, contrabajos), jabones de pelota y algunos trabajos de alfarería. Actualmente han formado cooperativas, patronatos comunales y se han organizado como grupo étnico minoritario.

  6. Misquitos (Miskitos): Originalmente fueron descendientes de las tribus chibchas, pero ahora son producto de la mexcla de bawinkas, tawahkas, africanos y europeos; como se mezclaron con los náufragos llegados a la Mosquitia dieron lugar al mestizaje llamado “zambo”, pero mantienen en común su propia cultura misquita. Su lengua es característica pues posee influencia del inglés, del tawahka y de algunas lenguas de tradición sudamericana. Los Misquitos poseen una división del tiempo cuyas características presentas rasgos de existencia desde mucho antes de conocer nuestro calendario. Al periodo que comprende un mes se le denomina Kati que significa Luna. Al año se le llama Mani que se divide en periodos que van de acuerdo con los animales, el agua y los vientos. Ubicados entre Honduras y Nicaragua siendo el río Coco o Segovia su línea divisoria. En Honduras se encuentran en los cabos Camarón y Gracias a Dios. Conservan algunas danzas y canciones, aunque ya no usan su atuendo típico. Mantienen algunas veneraciones a espíritus, para lo cual disponen de brujos llamados zukias; la mayoría practica la religión morava y algunos pocos son católicos. Toda práctica religiosa se antepone a cualquier actividad, es decir que se olvidan de los problemas básicos como salud y educación. Se alimentan de tubérculos, productos vegetales silvestres, pescado y yuca, su agricultura es de subsistencia poseen poco ganado solamente para el consumo familiar. Se consideran el primer grupo indígena que se organizó para defender sus derechos de tierra, cultura y lengua, ya que en el año de 1976 crearon la federación mosquita, llamada Masta (Mosquitia Asla Takanka) que ahora forma parte de la confederación de pueblos autóctonos de Honduras, creada en 1992; diez años antes en 1982 se creo el Mopawi, financiado por organismos y agencias de desarrollo internacional.

  7. Los Garífunas: Provenientes de las Antillas Menores, fueron deportados de la isla de San Vicente por los ingleses y llegaron a Roatán el 12 de Abril de 1797; los negros africanos se mezclaron con el indio caribe insular, los europeos ingleses, españoles y franceses y fueron denominados negros caribes; en aquel tiempo para reconocerlos se les llamaba de los caribes rojos o caribes amarillos; hoy día se les conoce en Honduras como garífunas o morenos, ellos se denominan a sí mismos como garínagu. Están ubicados en el litoral norte en los departamentos de Atlántida, Cortés, Islas de la Bahía, Colón y Gracias a Dios, distribuidos en 53 comunidades. Existen además grupos en San Pedro Sula, El Progreso, La Lima y Tegucigalpa, también en Belice, Guatemala y Nicaragua. Entre sus elementos culturales se destaca su lengua, la tradición musical y las danzas que son remanentes de sus ancestros africanos. Su sistema filosófico-religioso es el dugú y se compara con algunos aspectos del vudú haitiano; manifiestan una religión con elementos paralelos al culto católico; conservan ciertos rituales, como el sacrificio de gallos y cerdos. Practican la pesca y el cultivo de la yuca, así como el del plátano. La mujer desempeña un papel importante en las actividades agrícolas y culturales, cultivan la yuca y para vender preparan el casabe, el pan de coco y el aceite de coco y así ayudar al ingreso familiar, poseen una artesanía utilitaria, se apegan a su cultura, a la comunidad y a la familia, esto garantiza la vitalidad de su pueblo. Los garífunas se han convertido en un grupo con presencia a nivel nacional logrando sobresalir en diversos campos. En 1886 se forma una organización entre las comunidades de Cristales y Río Negro en Trujillo que logró la concesión de títulos de propiedad comunal. En 1997 un grupo de dirigentes negros, fundó la Organización Fraternal Negra Hondureña, que lucha por la defensa de su cultura y territorio. En el 2003 se funda el centro de cultura garínagu de Honduras que tiene por objeto la defensa, exploración, investigación, recopilación, conservación de los valores culturales garífunas, compartirlos y experimentarlos con el resto de la humanidad.



TURISMO EN HONDURAS
Honduras es un país pequeño pero con una inmensa variedad de riquezas naturales, culturales y arqueológicas que se pueden distinguir fácilmente como “Tres Grandes Mundos”.

El primer mundo está compuesto por la rica naturaleza tropical, puesto que este territorio ha sido bendecido por una flora y fauna características de la zona tropical, también posee zonas montañosas donde se encuentran los bosques nublados tropicales, en las costas norte y sur se encuentran tupidos manglares y en la región noreste conocida como “La Mosquitia” se conserva una selva tropical enmarcada por la reserva del río plátano; nombrada Patrimonio Mundial por su inmenso valor natural, cultural y arqueológico.
El segundo mundo está compuesto por la famosa y rica arqueología Maya. Por su importancia histórica, las Ruinas de Copán han sido descritas como la “Atenas del Nuevo Mundo”; son consideradas el mayor logro artístico de la cultura maya; es pues el parque arqueológico nominado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
El tercer mundo es la Honduras Caribeña. Toda la extensión de la costa norte se encuentra bañada por el mar Caribe; que posee humedales, manglares y lagunas, playas tropicales e intrigantes aldeas Garífunas, El jardín botánico de Lancetilla y el impresionante Parque Nacional Pico Bonito que ofrece un acercamiento al íntimo bosque tropical lluvioso. Cerca de la costa norte se encuentran Las Islas de la Bahía, famosas por su impresionante arrecife coralino y por ser uno de los lugares predilectos en el mundo para la práctica del buceo.

Parques Nacionales


  1. Punta Sal (Atlántida)

  2. Cerros Capiro y Calentura (Sur de Trujillo Colón)

  3. Pico Bonito (Sur de La Ceiba y parte de Yoro)

  4. Cusuco (Oeste de San Pedro Sula, Cortés)

  5. Cerro Azul (En la Sierra Espíritu Santo, Copán)

  6. La Muralla (La Unión Olancho)

  7. Montaña de Yoro (Yoro y Francisco Morazán)

  8. Sierra de Asalta (Noreste de Catacamas, Olancho)

  9. Montaña de Santa Bárbara (Santa Bárbara)

  10. Cerro Azul de Meámbar (Este del Lago de Yojoa, Cortés y Comayagua)

  11. Celaque (Lempira, Copán y Ocotepeque)

  12. La Tigra (Norte de Tegucigalpa, Francisco Morazán)

  13. Montaña de Comayagua (Comayagua)

  14. Patuca ( Entre El Paraíso, Olancho Junto a la frontera con Nicaragua)

  15. Pico Pijol (Yoro)


Refugios de Vida Silvestre


  1. Cuero Salado (Atlántida)

  2. Laguna de Guaymoreto (Noreste de Trujillo, Colón)

  3. Laguna de Caratasca (Entorno a Puerto Lempira

  4. Montaña Verde (Santa Bárbara, Intibucá y Lempira)

  5. Montaña de Corralitos (Francisco Morazán)

  6. Bahía de Chismuyo (Choluteca y Valle) e Isla de Exposición en Valle

  7. Texiguat (Atlántida y norte de Yoro)

  8. Jicarito (Choluteca)

  9. El Armado (Olancho)

  10. Montaña Malacate (Olancho)

  11. Punta Izopo (Atlántida)

  12. Manglar Pinares de Guanaja (Islas de la Bahía)

  13. Erapuca (Entre Copán y Ocotepeque)

  14. Puca (Lempira)

  15. Mixcure (Intibucá)

  16. Barbareta (Islas de la Bahía)

Reservas Biológicas

  1. Cayos Zapotillos (Cortés)

  2. Opalaca (Intibucá y Lempira)

  3. Montecillos (Comayagua y La Paz)

  4. Misoco (Olancho y Francisco Morazán)

  5. El Chile (El Paraíso)

  6. Río Kruta (Gracias a Dios)

  7. Hierbabuena (Francisco Morazán)

  8. Yuscarán (El Paraíso)

  9. El Uyuca (Francisco Morazán)

  10. Jardín Botánico Lancetilla (Atlántida)

  11. Santa Elena (Islas de la Bahía)

  12. Güisayote (Ocotepeque)

  13. Volcán Pacayita (Lempira)

  14. El Pital (Ocotepeque)

  15. Guajiquiro (La Paz)


Reserva Forestal Antropológica


  1. Sierra del Río Tinto (Colón, Olancho y Gracias a Dios)

  2. La Montaña del Carbón (Olancho)

  3. Río Rus Rus (Gracias a Dios)

  4. Montaña de La Flor (Yoro y Francisco Morazán)

  5. Sierra del Merendón (Cortés)


Monumentos Culturales y Sitios Arqueológicos


  1. Fortaleza de San Fernando de Omoa (Cortés)

  2. Ruinas Mayas de Copán (Copán)

  3. Tenampuá (Comayagua)

  4. El Puente (Copán)

  5. Sitio Arqueológico del Lago de Yojoa (Santa Bárbara, Comayagua y Cortés)


Reserva de La Biosfera)

  1. Río Plátano (Gracias a Dios, Olancho y Colón)

  2. Reserva Tawahka (Gracias a Dios y Olancho)


Parques Nacionales Marinos


  1. Cayos Cochinos (Islas de la Bahía)

  2. Costas de Islas de la Bahía [Regged Key, Turtle Harbor, Sandy Bay, Westend, Port Royal] (En Islas de la Bahía)

  3. Islas del Cisne

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconColombia (nombre oficial, República de Colombia), república ubicada...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconEl Istmo Centroamericano se ubica en América Central y el Caribe,...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconLa península de los Apeninos, está al centro del Mar Mediterráneo....

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconNo escuchar en los últimos instantes, ya con el cielo y con el mar...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconUna formación “4” con experiencia
«las palabras son tu luz» y en Giro y Giro donde «se hizo el vuelo con la libertad y el mar con tus alas que no supe nadar». En La...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconVoz1: Un mar se abría entre la noche y nosotros, entre nosotros y...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconAmérica del Sur, América Central y México

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconEl Imperio de los Incas tuvo como capital a la ciudad del Cuzco (Valle...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconBerric s. A. con Ruc n° 20344627046 con domicilio fiscal y real en...

Honduras Forma parte de América Central en su sector septentrional, con un amplio litoral sobre el mar de las antillas o mar caribe y al sur con un pequeño iconMovido por el Mar: el papel del mar en la poesía de Vicente Aleixandre






© 2015
contactos
l.exam-10.com