La narrativa hispanoamericana desde 1940






descargar 122.38 Kb.
títuloLa narrativa hispanoamericana desde 1940
página1/3
fecha de publicación30.05.2015
tamaño122.38 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3
LA NARRATIVA HISPANOAMERICANA DESDE 1940


  1. La evolución del cuento a partir de 1940:

Julio Cortázar, Jorge Luis Borges.
PRECEDENTES
Durante las primeras décadas del siglo XX, las tendencias más destacables de la novela denominada regionalista o de realismo tradicional fueron:


  • La novela de la tierra

El tema más frecuente es el intento de dominar la poderosa naturaleza americana, en la dialéctica entre civilización y barbarie.

En lo formal, se caracteriza por los rasgos propios del realismo tradicional aplicados a la realidad americana: narradores comprometidos, personajes planos y sin evolución, amplias descripciones, y empleo de variedades del lenguaje que reflejan las características fonéticas, morfológicas y léxicas de las diferentes áreas americanas.


  • La novela social

Esta novela introduce una nueva confrontación entre pobres y ricos, entre desheredados y poderosos. Formalmente, avanza hacia un estilo más sobrio.

Dentro de ella, podemos distinguir entre la novela de la revolución mexicana (que narra los acontecimientos sociales y políticos a partir de 1910 en México, el entusiasmo revolucionario, y su institucionalización a nivel estatal), y la novela indigenista (que refleja la problemática de la población de origen indio o mestizo, exprimida y explotada en muchas zonas del continente).
Sin embargo, a partir de los años 40, la novela sufre un cambio: hay una reacción frente al exceso regionalista anterior, un cansancio de las descripciones paisajísticas y de la propaganda política. Se empiezan a asumir las nuevas influencias de los autores europeos y estadounidenses, así como las corrientes surrealistas y del pensamiento existencialista. La fusión de estas influencias con la historia, el mito y el paisaje americano darán como resultado una nueva poética de gran creatividad, el realismo mágico, que tendrá un desarrollo mayor a partir de la década de los 60.

EL CUENTO A PARTIR DE 1940
El cuento es un género narrativo de ficción que normalmente refleja la misma evolución en sus temas, formas e influencias que la novela, aunque adaptando estos rasgos a sus características de género (brevedad, indeterminación espacio-temporal, esbozo de personajes, final sorpresivo).

El cuento hispanoamericano del siglo XX expresa las tendencias narrativas propias de cada etapa (realismo y naturalismo a principios de siglo, modernismo, vanguardias…), pero a partir de 1940 experimenta una importante renovación que lo convierte en uno de los géneros literarios y de mayor vitalidad. La superación que se produce desde el regionalismo hacia la poética del realismo mágico en la novela tiene su correlación en el realismo fantástico del cuento.

Julio Cortázar
Además de cómo novelista (como veremos más adelante), el argentino Julio Cortázar destacó como narrador de cuentos que exploran los límites de la realidad, presentando situaciones imprevistas resueltas con finales sorprendentes. En otras ocasione cuestiona la monotonía de la vida cotidiana a través descripciones insólitas de actos vulgares que transforma en elementos artísticos.
La reflexión lingüística, el juego y el humor surrealista están muy presentes en sus historias, contadas con una prosa eficaz. Sus cuentos se agrupan en diferentes obras (Bestiario, Final de juego, Las armas secretas, Todos los fuegos, el fuego), pero en 1970 agrupó todos los cuentos, junto con otros materiales, con el título de Historias de cronopios y de famas, obra miscelánea que anuncia la visión irónica, rebelde y un tanto amarga de sus novelas posteriores, sobre todo Rayuela.

Jorge Luis Borges
Borges, escritor argentino procedente de las vanguardias, aplicó su peculiar visión metafísica a los relatos: la realidad es inabarcable e intransformable, y solo un planteamiento irónico basado en la paradoja y la erudición nos distancia de esa certeza.
En esta narrativa fantástica que busca explicación al sentido de la vida, Borges recurre a la reiteración de algunos temas: el laberinto y la biblioteca como metáforas del mundo; el espejo, los caminos dobles o bifurcados que cuestionan nuestra individualidad; la circularidad del tiempo y la inmensidad del espacio como indagación en la muerte. La literatura, en definitiva, sustituye a la filosofía como único método de conocimiento posible.
En su estilo encontramos referencias a mitos clásicos, citas literarias reales o ficticias de literatura inglesa, alusiones históricas y especulaciones filosóficas, abundantes paradojas y juegos intelectuales, símbolos… dentro de un uso del lenguaje que huye de la grandilocuencia y busca ser comprensible, preciso y breve.
Sus principales libros de cuentos son Ficciones, El Aleph y El libro de arena.

2. La nueva novela de la década de los 60: el fenómeno del “boom”.

Características generales (el realismo mágico, la crítica política y social, los aspectos formales). Autores principales

(Gabriel García Márquez, Juan Carlos Onetti, José Lezama Lima, Ernesto Sábato, Julio Cortázar).
La nueva novela de la década de los 60: el fenómeno del “boom”
La profusión de novelas hispanoamericanas de enorme calidad que se publicaron en los años 60 supuso un gran descubrimiento en Europa. El reconocimiento internacional de una narrativa que combinaba sus raíces americanas con las influencias europeas y que proponía una superación del realismo con unas originales propuestas temáticas y estilísticas es conocido como el “boom” de la novela hispanoamericana.
CARACTERÍSTICAS GENERALES


  • El realismo mágico


El realismo mágico, o lo real maravilloso, alude a la combinación de elementos fantásticos y fabulosos con el mundo real para crear un equilibrio entre lo cotidiano y lo mágico. Este realismo mágico tiene dos variantes: en ocasiones se presenta lo real como maravilloso; otras veces, por el contrario, es a la inversa: se nos presentan hechos fabulosos como si fueran sucesos cotidianos. No es una expresión literaria mágica: su finalidad no es suscitar emociones sino, más bien, expresarlas, y es, sobre todas las cosas, una actitud frente a la realidad.


  • La crítica política y social


El hecho que pareció unir a los diferentes escritores latinoamericanos fue la revolución castrista cubana (1959), que prometía una nueva era, de rechazo y victoria sobre el sistema capitalista estadounidense. Pero conforme se fue incrementando la represión política en el régimen de Castro, esa identificación de los autores con la revolución se fue difuminando, ya que la democracia que se esperaba que llegara, no llegó. Si a esto añadimos las diferentes dictaduras que empezaron a emerger en Latinoamérica a lo largo de los años 1960 y 1970, regímenes militares autoritarios que gobernaron Argentina, Brasil, Chile, Paraguay o Perú, comprenderemos por qué muchos de los autores publicaron en Europa (especialmente en España), y que cada uno decidiera tomar su propio camino.

Pese a ello, los autores adquirieron un compromiso con la creación artística, sin subordinarse totalmente a la ideología política.
En el ámbito social, está muy presente la soledad e incomunicación del ser humano: muchos protagonistas de las novelas son personas que buscan desesperadamente salir de un aislamiento que los asfixia, y lo buscan a través del sexo (que se describe sin valoraciones morales), o incluso lo alcanzan con la muerte, que muestra esa incapacidad de superar la incomunicación y la soledad.


  • Los aspectos formales




  • El subjetivismo: El narrador participa de la historia como protagonista o testigo.

  • El lector se ve involucrado en el proceso de creación, recreación y desciframiento del texto, concebido como juego, laberinto, rompecabezas.

  • Ruptura de la linealidad temporal: el tiempo cronológico normal se sustituye por la percepción del tiempo basado en estados anímicos: encontramos saltos en el tiempo, presentación de acciones paralelas, inicio de la historia en mitad de la acción…

  • Experimentación lingüística: creación de neologismos, inclusión de lenguaje popular y rasgos propios del español de América, pero sin caer en localismos excesivos, y buscando siempre una universalización del uso del español.



AUTORES PRINCIPALES
Gabriel García Márquez
El colombiano García Márquez (1928-) es a quien se le atribuye la creación del realismo mágico, y el autor más valorado de la nueva novela hispanoamericana, lo que le valió el reconocimiento internacional y la concesión del Nobel de Literatura en 1982. García Márquez consigue una fusión perfecta entre elementos fantásticos y la realidad americana, que plasma en la creación de un territorio mítico, la ciudad de Macondo, escenario de algunas de sus novelas y relatos.
En sus primeras novelas (La hojarasca, El coronel no tiene quien le escriba y La mala hora) experimenta con nuevas técnicas narrativas (monólogo interior, ruptura de la linealidad…), que combina con técnicas realistas tradicionales; anticipa también sus temas principales (la soledad radical, la violencia), que aparecerán en los conflictos de sus personajes, pero también en las tensiones colectivas que vive la ciudad de Macondo.
Su obra magistral es la extensa Cien años de soledad (1967), en la que culmina y cierra la elaboración del mundo de Macondo: en la novela se entremezclan los temas de la fundación, desarrollo y destrucción de Macondo, la historia de la familia Buendía, o la historia mítica del continente americano y, por extensión, de cualquier civilización en la historia de la humanidad.
Juan Carlos Onetti
La obra literaria de Juan Carlos Onetti (1909-1994) debe mucho a dos raíces distintas: la primera, su admiración por la obra de William Faulkner: como él, crea un mundo autónomo, cuyo centro es la inexistente ciudad de Santa María, una ciudad imaginaria donde los habitantes tratan de sobrevivir a la mediocridad, el aburrimiento y la incomunicación. La segunda es el Existencialismo: una angustia profunda se encuentra enterrada en cada uno de sus escritos, siempre íntimos y desesperanzados, cuyos personajes viven sin esperanza y frustrados en un mundo absurdo y hostil. Su primera novela, El pozo, de 1939, es considerada la primera novela moderna de Sudamérica; el ciclo de Santa María empieza en 1950, cuando aparece La vida breve.
José Lezama Lima
El cubano Lezama Lima (1910-1976) nació cerca de La Habana, donde su padre era coronel, y en su juventud participó en alzamientos estudiantiles contra la dictadura de Gerardo Machado. Poeta, ensayista y novelista, fundó la revista Verbum y estuvo al frente de Orígenes, la más importante de las revistas literarias cubanas.

Estudioso de Platón y otros filósofos gnósticos, y también de Góngora, dedicó toda su vida a los libros. Su obra podría calificarse de culterana, ya que, como buen seguidor de Góngora, está repleta de alegorías, enigmas, alusiones y retoricismo.

Su novela cumbre Paradiso fue considerada por muchos críticos como una de las obras maestras de la narrativa del siglo XX, y en ella confluye toda su trayectoria poética de carácter barroco y simbólico. Paradiso fue calificada por las autoridades cubanas como "pornográfica" debido al tema de la homosexualidad en su trama, y esto sirvió de antesala a la acusación por actividades contrarrevolucionarias que le amargó los últimos años de su existencia.
Ernesto Sábato
El novelista y ensayista argentino Ernesto Sábato (1911-2011) se doctoró en Física y Matemáticas, pero sus contactos con el surrealismo, el existencialismo francés y el psicoanálisis le llevaron a adentrarse en las posibilidades que ofrece la literatura para analizar los problemas del ser humano, que es el tema esencial de su obra.

En El túnel, el narrador propone una historia de amor y muerte que muestra la soledad del individuo de su época: reflexiona sobre la locura como motivo por el cual el protagonista mata a la mujer que ama y que es su única vía de salvación. Sobre héroes y tumbas, que fue considerada la mejor novela argentina del siglo XX, es un relato que se adentra en lo más profundo del ser humano mientras narra una crónica de la vida argentina en los años de ascensión del peronismo.
Julio Cortázar
Como novelista, Cortázar será reconocido mundialmente por su obra cumbre, Rayuela, de gran complejidad y elaboración, y uno de los libros más determinantes del “boom”. Presenta una innovación formal de su estructura, cuya linealidad se sustituye por una doble propuesta: hacer una lectura tradicional (primera y segunda parte, prescindiendo de la tercera), o bien ir alternando e intercalando los capítulos mediante otro itinerario (la rayuela).

La novela se divide en tres partes, las dos primeras centradas en el protagonista, el intelectual argentino Horacio Oliveira: “Del lado de allá” que nos cuenta las experiencias del protagonista en París; “Del lado de acá”, que relata sus experiencias en Buenos Aires; y “De otros lados”, donde aparecen los capítulos que el autor considera prescindibles.
En la obra aparecen otras características importantes:

  • Reflexión sobre la creación literaria: se propone la participación activa del lector en la novela.

  • Juegos lingüísticos: como el lenguaje es insuficiente, se crean nuevas palabras.

  • Angustia vital: el protagonista va buscando el sentido de su vida y termina enloqueciendo.

3. Un novelista de nuestros días: Mario Vargas Llosa.

Teoría de la novela. Técnicas narrativas. La evolución de su novelística entre La ciudad y los perros y El sueño del celta.
El peruano Vargas Llosa (Arequipa, 1936) llevó una infancia marcada por la separación de sus padres, su marcha a Bolivia y regreso a Perú, donde estudió en un colegio militar, para después ingresar en la Universidad, en la que entró en contacto con la política. A los 19 años se casó con su tía política, Julia Urquidi, catorce años mayor que él, mientras continuaba sus estudios. Tras graduarse, va a Madrid, donde se doctora en Filosofía y Letras, y de allí marcha a París. Se divorcia en 1964 y regresa a Perú, y un año más tarde se casa con su prima Patricia Llosa. De aquí hasta 1974 su vida se repartirá entre París, Londres y Barcelona. En 1990 retoma sus intereses políticos y se presenta como candidato a la presidencia de Perú, pero al no ser elegido regresa a Londres. En 1994 es designado como miembro de la Real Academia Española.

Acumula también gran cantidad de reconocimientos internacionales, entre ellos el premio Cervantes y el Nobel. Su narrativa se adscribe a una corriente más realista, pero incluyendo la presencia de elementos oníricos y míticos. La ciudad y los perros, publicada y premiada en 1962, dio a conocer internacionalmente a un novelista que apostaba por la experimentación formal, por la crítica a la sociedad peruana (especialmente a las clases altas y los militares) y por un estilo hábil en la recreación de registros.

TEORÍA DE LA NOVELA
Para Vargas Llosa hay determinados componentes especialmente relevantes en la creación de la novela:


  • Lo autobiográfico: Todo libro es producto de ciertas experiencias personales del autor. Sin embargo, el lector no debe notar la presencia del escritor para que así la materia narrada no pierda su poder de persuasión.



  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconLa narrativa desde 1940 hasta los años 70

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconLa narrativa desde 1940 hasta los años 70

La narrativa hispanoamericana desde 1940 icon1940 Miguel Ángel de Asturias: “El siglo de las luces” Ángel Carpentier:...

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconDe la narrativa hispanoamericana

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconT. 10 : la renovación de la narrativa hispanoamericana en

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconNarrativa hispanoamericana del siglo XX

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconLa narrativa hispanoamericana en la segunda mitad del siglo XX

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconLa lírica desde 1940 a los años 70

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconLa lírica desde 1940 a los años 70

La narrativa hispanoamericana desde 1940 iconLa lírica desde 1940 a los años 70






© 2015
contactos
l.exam-10.com