Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles






descargar 0.5 Mb.
títuloReunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles
página6/17
fecha de publicación27.06.2015
tamaño0.5 Mb.
tipoReunión
l.exam-10.com > Economía > Reunión
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Sr. Fuentes. Agradecemos las exposiciones de los señores funcionarios.

Queda abierta la lista a los efectos de que los señores senadores pregunten. La mecánica que hemos establecido es la siguiente: se hace la serie de preguntas y al final van a responder los funcionarios, conforme el orden que consideren ellos.

Tengo anotados hasta ahora a los senadores Petcoff Naidenoff, Morales, Sanz...

Sr. Morales. Presidente: el sistema sería que van contestando senador por senador, no el lote al final, ¿no es cierto? Con el tiempo suficiente, ¿no? No tenemos impedimento de tiempo. Bien.

Sr. Fuentes. Antes de que comience el senador, leo quienes están anotados: Petcoff Naidenoff, Morales, Sanz, Cabanchik, Di Perna, Cimadevilla y Escudero. ¿Alguien más? Montero, Castillo y Giustiniani.

Tiene la palabra el senador Petcoff Naidenoff.

Sr. Petcoff Naidenoff. Escuché muy atentamente las exposiciones, fundamentalmente la del viceministro de economía, Axel Kicillof, y en gran medida puedo compartir algunos de los conceptos que se han expresado en este día, fundamentalmente cuando ha hecho referencia a lo que ha significado el nefasto proceso de privatización de los 90 en la Argentina, y que en el marco de ese nefasto proceso, la privatización de YPF prácticamente fue emblemática en el marco de la desnacionalización.

Lo escuché con mucha convicción, bien documentado pero, sí, a modo de reflexión, quiero decir que algo desmemoriado. Algo desmemoriado porque el partido que hoy gobierna el país fue el partido que ha impulsado en los 90 el proceso de privatización. Y a modo de recordar, en el 1992, en la provincia de Santa Cruz, se aprobó un proyecto de declaración de necesidad de sanción del proyecto de ley nacional denominado Ley de Federalización de los Hidrocarburos y de Privatizaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. En su parte pertinente encomendaba a los señores legisladores nacionales, cuya elección correspondió a este distrito, que con su presencia posibiliten el tratamiento, y con su voto favorable el proyecto que cuenta con la sanción senatorial y hagan posible su definitiva sanción. Entre otros, firmado Cristina Fernández de Kirchner, Héctor Icazuriaga, Argentino Álvarez, Ricardo Omar Braim.

Por eso digo, siempre es bueno tener presente, cuando se habla del proceso de privatización, saber los partidos políticos por dónde andábamos. Pero en el marco de las preguntas a formular deseo efectuar dos puntuales, más allá de esta reflexión política.

En primer lugar, el viceministro ha hecho hincapié en el fuerte proceso de desinversión que ha habido, fundamentalmente del accionista Repsol en YPF, en el marco de una nefasta distribución de dividendos, tal como textualmente tomé nota de sus palabras.

Sin embargo, en los fundamentos del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, se establece justamente que una de las causales por las cuales Repsol no realizó inversiones, tiene que ver con esa pésima distribución. Concretamente, creo que en la página 29 de los Considerandos, se establece que al distribuir como dividendos más del 85 por ciento de las utilidades generadas en el período, las posibilidades de capitalización de la compañía se vieron prácticamente anuladas.

Entonces, quiero preguntar por qué el Estado avaló o autorizó, a través de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que entre el grupo Repsol y el grupo Petersen se firmara a fines de 2007 un mecanismo de distribución del 90 por ciento de los dividendos, de las utilidades, y luego el grupo Eskenazi, sin poner un solo centavo, terminara siendo titular del 25 por ciento del paquete accionario de dicha empresa.

Pregunto esto, porque en la condición resolutoria del contrato suscripto entre el grupo Eskenazi y el grupo Repsol, el artículo 5.1 establece lo siguiente: La compraventa queda sujeta a la siguiente condición resolutoria: la no obtención dentro del plazo de doce meses desde la fecha de este contrato, de la autorización de la compraventa por parte de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, ya sea en forma expresa o en forma de un reconocimiento por escrito, emitido por la Secretaría de Comercio Interior de la Argentina, o del organismo que la reemplace en el futuro, como máxima autoridad de defensa de la competencia del país, expresando que se ha otorgado una autorización tácita, o la denegación de dicha autorización, la imposición por la comisión de condiciones u obligaciones que pudieran tener impacto adverso significativo sobre cualquiera de las partes. Es decir que sin este aval, como condición resolutoria, este contrato no se hubiera firmado.

Entonces, como se habla de mecanismos de descapitalización, de falta de inversión y de una pésima distribución de los dividendos, yo quiero saber en primer lugar, por qué el Estado dio el visto bueno para esta operatoria con el grupo Eskenazi.

La segunda y última pregunta es la siguiente. Todos sabemos que el país suscribió con España un convenio bilateral, un acuerdo suscripto para la promoción y la protección recíproca de inversiones, que hasta hoy se encuentra vigente. Teniendo en cuenta lo que fija el artículo 6º de dicho convenio, y como los acuerdos recíprocos todavía están vigentes, quisiera que los funcionarios del gobierno nos explicaran cómo puede el Estado eludir la indemnización especial que allí se prevé, dado que éste establece que cuando se lleven adelante medidas de nacionalización o de expropiación, serán perfectamente válidas en tanto y en cuanto no resultaren discriminatorias.

Y uno de los aspectos que cuestiona justamente el grupo Repsol es ese articulado, en función de la decisión de expropiación del 51 por ciento del paquete accionario de dicho grupo.

Sr. Presidente (Fuentes). – Senador Petcoff Naidenoff: ¿esas fueron todas sus preguntas?

Sr. Petcoff Naidenoff. – Sí, presidente.

Sr. Presidente (Fuentes). – Tiene la palabra el viceministro de Economía.

Sr. Viceministro de Economía y Finanzas Públicas. – Voy a brindar algunas respuestas, en forma complementaria al señor ministro.

Con respecto a que pude ser desmemoriado, quiero aclarar que no lo soy. Me parece que fue muy bien encuadrado este proyecto dentro de una determinada etapa de la economía argentina. No quiero sonar demasiado abstracto, pero me parece que lo hice respecto de la economía argentina, de la economía regional, de la economía mundial y, particularmente, dentro de un paquete de medidas de política sobre las cuales la orientación en el control y la modalidad de gestión de la compañía se vuelven esenciales en este proceso. Y lo dije.

Me parece que la pregunta formulada por el senador omite uno de los puntos centrales, o sea que no me iba a poner a hablar –y lo aclaré– de cuestiones metafísicas o generales, porque de hecho lo que el proyecto plantea estrictamente –como ha dicho la presidenta– no es la estatización de la compañía y la expulsión de sus socios privados, sino una variación a través de la ley de expropiación del control de la empresa, porque sus controlantes –que no fueron los que originalmente en 1992 se iban a hacer cargo de la empresa– le imprimieron una dirección inadecuada para las necesidades actuales del país.

Eso no quiere decir, de ninguna manera, que no pueda haber alguna petrolera privada o que pertenezca a un grupo trasnacional o lo que fuera en otro país, que no tenga perfectas condiciones para seguir con sus actividades, o que no fueran empresas ejemplares. Lo que quiero decir es que este grupo que hoy dirige la compañía, lejos de adherir a las necesidades que se le plantearon y a los desafíos que existen para esta empresa petrolera en cuanto a acompañar el crecimiento argentino, le impuso a la compañía otra lógica de gestión. Uno podrá adjetivarla como de desfinanciamiento, de vaciadora, de liquidacionista, etcétera. Pero más allá de los adjetivos, lo cierto es que hay datos muy concretos, dado que se dedicaron, sobre todo en esta última etapa y en particular en los últimos dos años, a licuar los activos de la compañía y a reducir la explotación.

Sin embargo, pareciera que al senador le interesa más la chicana política de nombrar lo que hizo Cristina Fernández de Kirchner o lo que habrá hecho…

Sr. Petcoff Naidenoff. – Respóndame las preguntas. Yo le efectué dos preguntas puntuales…

Sr. Presidente (Fuentes). – Señor senador Petcoff Naidenoff: la dirección del debate la llevo yo. Usted ya terminó…

Sr. Viceministro de Economía y Finanzas Públicas. – Estoy respondiendo, senador. ¿Quién le dice que no estoy respondiendo a su pregunta..?

Sr. Presidente (Fuentes). – Perdón senador: le pregunté si usted había agotado sus preguntas y me dijo que sí. Déjelo que termine…

El señor senador Petcoff Naidenoff formula manifestaciones fuera del alcance del micrófono.

Sr. Presidente (Fuentes). – Senador: no vamos a continuar así. Hemos aceptado la propuesta de método que se planteó, respecto a la totalidad de las preguntas. Y hemos aceptado contestar una por una. A usted la pregunté si terminó de hacer las preguntas y me dijo que sí. Entonces, ahora debe entregar el micrófono y debe seguir explicando el viceministro. Luego tendrán posibilidades sus compañeros de preguntar lo que usted crea necesario, si no está satisfecho. Este no es un debate…

Sr. Petcoff Naidenoff. – Pero falta la respuesta a las dos preguntas…

Sr. Presidente (Fuentes). – Eso queda a evaluación suya…

Sr. Petcoff Naidenoff. – No; yo hice dos preguntas puntuales…

Sr. Presidente (Fuentes). – Continúa en el uso de la palabra el viceministro de Economía.

Sr. Viceministro de Economía y Finanzas Públicas. – Yo dije que en estas circunstancias, en este país, con esta dirección de la compañía, con esta empresa y dado que han transcurrido las etapas de este proceso de crecimiento que he descripto, la presidenta consideró necesario, conveniente y oportuno enviar al Congreso Nacional la propuesta de expropiación de una porción de las acciones, lo cual nos va a brindar, no la propiedad completa de la compañía o su estatización, sino concretamente lo único que asegura el control de la empresa desde nuestra perspectiva.

También argumenté por qué las vías regulatorias no son convenientes en este sector y aporté, desde mi punto de vista, una explicación de por qué la conducción de la compañía ha ido en contra de las necesidades del proceso de crecimiento y de  reindustrialización nacional, y tampoco se ha adecuado o no se ha puesto a tiro de lo que nosotros estamos planteando. Incluso conjeturé que probablemente no creyeran en la viabilidad de este crecimiento y, como muchos otros empresarios que no representan a la masa del empresariado de este país –porque el 24 por ciento del producto lo explica la inversión, dado que probablemente haya tomado otra dirección–, creemos que hoy no es conveniente seguir imprimiendo esta dirección a la compañía. Sin embargo, usted  me viene con una cita de hace veinte años, que creo que es realmente improcedente…

Sr. Petcoff Naidenoff. – Señor presidente: con mucho respeto, escuché al viceministro…

Sr. Presidente (Fuentes). – Señor senador: acordamos un mecanismo, consistente en formular preguntas y que los funcionarios las contestaran. Yo le pregunté si usted agotó sus preguntas y la respuesta fue que sí. Entonces, si la respuesta del funcionario a usted lo satisface o no, deberá evaluarlo en el momento que corresponda, que será en el debate en el recinto. Así que no va a ser un diálogo entre usted y él. El resto de los senadores también quieren hablar.

Sr. Kicillof. – Está perfecto.

Continúo. Segundo punto. Con respecto al presunto aval del Estado a estas políticas, como he descripto, hoy existe un precio interno distinto, que es el principal vector del problema, desdoblado y diferente del precio internacional gracias a las políticas que en materia energética  ha implementado el gobierno y que el ministro se ha ocupado en señalar hace instantes.

Queda completamente demostrado que el gobierno, a través de la Secretaría de Defensa de la Competencia, no tiene incumbencias para discutir un acuerdo entre accionistas privados en término a su decisión de distribución de dividendos.

Si una empresa pone un maxikiosco o una cancha de paddle no significa que la Secretaría de Defensa de la Competencia, en tanto no se infrinjan las leyes y reglamentaciones del país, tenga que decir que ese acuerdo está mal, suponiendo que la empresa lo haya informado.

De todas maneras, habiéndolo informado hoy, mañana o antes de ayer, Repsol YPF puede poner como condición para una alianza estratégica lo que se le ocurra colocar respecto de decisiones del Estado. Eso no nos obliga ni nos hace partícipes de esa decisión. Ellos podrían decir que el acuerdo rige en tanto no ocurra que se apruebe una nueva Carta Orgánica del Banco Central. Lo pueden colocar. Pero no quiere decir que el Estado, aprobando o no una nueva Carta Orgánica, pueda influir sobre las decisiones de la compañía.

Por otro lado, ellos podrían haber distribuido esta masa de dividendos –se me ocurre– sin afectar los planes de inversión de la empresa. Eventualmente, lo podrían haber hecho. Pero lo que señala el mensaje es que no lo hicieron sino todo lo contrario. Incluso, podrían haber invertido lo que invirtieron, y más. Pero mal invertido ya que ellos deciden en qué negocio se van a ubicar dado que son una empresa privada, de control privado por un grupo internacional.

Lo que a nosotros nos preocupa no es que sea privada sino, concretamente, la orientación que se le imprimió, con más agudeza durante este último período, a la compañía que dirigen.

Por eso, no se ha dicho que tal señor o tal otro tienen que comparecer ante un tribunal por haber violado la ley o nuestras reglamentaciones. Lo que se plantea es que hay una divergencia en los objetivos cortoplacistas de esta compañía –algo que me tocó ver como economista– porque a menudo pasa que cuando están controladas por grupos trasnacionales y sus casas matrices tienen problemas financieros, usan a las filiales de países a los que les va bien para absorber dividendos a un ritmo mayor que el aconsejable para las necesidades del país.

En efecto, nos hemos encontrado con compañías del rubro químico que tenían una inversión, había demanda y podían funcionar, pero la casa matriz suspendía todos los planes de inversión.

Estos son los riesgos de que el control se encuentre en manos de un grupo internacional.

Puede haber riesgos o no puede pasar nunca. Ahora está ocurriendo. Esta circunstancia es la que nos lleva a avanzar en esta dirección.

Lo decía muy bien el ministro De Vido. Estamos ante una decisión histórica ya que, al mismo tiempo que se encontró esta situación objetiva, se tuvo la posibilidad de que, en consonancia con el proceso que se lleva adelante, se coloque a YPF bajo nuestro control, atornillado en un marco jurídico y legal dado que hay una mayoría especial para poder revertirlo. Remarco que se trata del control, eso no quiere decir que no haya socios privados. Es más. Repsol es uno de ellos.

En consecuencia, no es un problema discriminatorio ni contra Repsol. En lo que hace a la discriminación, reitero que el objetivo es recuperar el control. La forma efectiva de recuperar el control es reemplazar al controlante por otro que, en este caso, va a ser el Estado. Es la forma más directa y efectiva. No sé cuál se le ocurre a usted.

Si Repsol tiene el argumento de que es discriminatorio, raro sería que se pongan en abogados defensores del argumento que va a llevar al CIADI la gente de Repsol una vez que se toma la decisión histórica, que sigue la línea de muchos políticos...
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

similar:

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconLas comisiones de Comunicaciones e Informática, de Presupuesto y...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconXxiii reunión Plenaria de la Red de Vinculación Tecnológica

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconChile: Derechos contenidos en el artículo 28 de la Declaración onudpi...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconGuerrero: Anuncian movilizaciones para demandar mayor presupuesto...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconArtículo 15. Exigencias básicas de ahorro de energía (HE)
«db-he ahorro de Energía» especifica parámetros objetivos y procedimientos cuyo cumplimiento asegura la satisfacción de las exigencias...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconResumen la energía nuclear procede de reacciones de fisión o fusión...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconLas Medidas Cautelares constitucionales

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconResumen: En circunstancias, la ausencia o mala configuración de las...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles icon16 La transición a la democracia. La Constitución de 1978. Principios...

Reunión plenaria de las comisiones de presupuesto y hacienda, de asuntos constitucionales y de mineríA, energía y combustibles iconCuestionario sobre minería hecho por religios@s






© 2015
contactos
l.exam-10.com