FÉlix rubén garcía sarmiento






descargar 24.83 Kb.
títuloFÉlix rubén garcía sarmiento
fecha de publicación11.04.2017
tamaño24.83 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos
FÉLIX RUBÉN GARCÍA SARMIENTO

(RUBÉN DARIO)

INVESTIGACION

RECOPILADO POR JUAN CARLOS BERRIOS, ULTIMATROMPETA.COM

INTRODUCCION
Félix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío, nació en Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, el 18 de enero de 1867. Muere en León, el 6 de febrero de 1916. Fue un poeta, periodista y diplomático nicaragüense, máximo representante del modernismo literario en lengua española. Es, posiblemente, el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico. Es llamado príncipe de las letras castellanas.

TEMA
Los amores de Rubén Darío

En Rubén Darío los sentimientos amorosos y la admiración por la mujer despertaron muy temprano. Cuenta el propio Darío, en su autobiografía, que en la escuela de primeras letras de la señorita Jacoba Tellería fue sorprendido haciendo con una precoz chiquilla “las bellaquerías detrás de la puerta”, como en el verso de Góngora.

FUENTES DE INFORMACION
Wikipedia: “Félix Rubén García Sarmiento (Rubén Darío)”
https://es.wikipedia.org/wiki/Rub%C3%A9n_Dar%C3%ADo

El Mundo: “Francisca Sánchez: la dueña del amor y de la obra de Rubén Darío”
http://www.elmundo.es/loc/2014/05/24/537f8143ca4741cf148b457a.html

El Nuevo Diario: “Rosario Murillo: La esposa nicaragüense de Darío”
http://www.elnuevodiario.com.ni/especiales/276406-rosario-murillo-esposa-nicaraguense-dario/

La Prensa: “Pasiones y amores de Rubén Darío”
http://www.laprensa.com.ni/2014/01/09/cultura/177441-pasiones-y-amores-de-ruben-dario

Rubén Darío: Cronología
http://www.rubendario.org/cronologia.htm#sthash.K3jL15hn.dpbs

Carlos Alberto Salgado Gomez: “Rubén Darío y las Mujeres en su Vida”
http://salgadoperiodismo.blogspot.com/2013/01/ruben-dario-y-las-mujeres-en-su-vida.html

Lic. Carlos Aguirre Salinas, Letras Diriambinas: “Los Amores de Ruben Dario”
http://www.letrasdiriambinas.org/.cm4all/iproc.php/Los-amores-de-Rub%C3%A9n-Dar%C3%ADo.pdf?cdp=a

LOS AMORES DE RUBEN DARIO

Prima Inés, La sensualidad de Rubén Darío afloró hacia los 13 años, cuando en la casa de la tía-abuela Bernarda se enamoró de una prima lejana suya, a quien él da el nombre de Inés en su cuento, Palomas blancas y garzas morenas de Azul … “Mi prima Inés, escribe, era rubia como una alemana”… “Inés despertó en mí los primeros deseos sensuales”. En esa época, Darío escribía versos en los álbumes de las niñas que asistían a las fiestecitas de adolescentes de la casa de la tía Rita Darío de Alvarado. Allí conoció a Fidelina Santiago y a Mercedes Manning, a quienes dedicó poemas. También conoció a las hermanas Rafaela y Julia Contreras. Rafaela Contreras Cañas sería, años después, su primera esposa.

En Palomas Blanca y Garza Morenas, Rubén escribe:

-Mi prima Inés era rubia como una alemana. Fuimos criados juntos, desde muy niños, en casa de la buena abuelita que nos amaba mucho y nos hacía vernos como hermanos, vigilándonos cuidadosamente, viendo que no riñésemos. ¡Adorable, la viejecita, con sus trajes a grandes flores, y sus cabellos crespos y recogidos como una vieja marquesa de Boucher!

-Mi prima- ¡pero, Dios santo, en tan poco tiempo!- se había hecho una mujer completa. Yo delante de ella me hallaba como avergonzado, un tanto serio. Cuando me dirigía la palabra, me ponía a sonreírle con una sonrisa simple.

Ya tenía quince años y medio Inés. La cabellera, dorada y luminosa al sol, era un tesoro. Blanca y levemente amapolada, su cara era una creación murillesca, si veía de frente. A veces, contemplando su perfil, pensaba en una soberbia medalla siracusana, en un rostro de princesa. El traje, corto antes, había descendido. El seno, firme y esponjado, era un ensueño oculto y supremo; la voz clara y vibrante, las pupilas azules, inefables; la boca llena de fragancia de vida y de color de púrpura. ¡Sana y virginal primavera!

La abuelita me recibió con los brazos abiertos. Inés se negó a abrazarme, me tendió la mano. Después, no me atreví a invitarla a los juegos de antes. Me sentía tímido. ¡Y qué! Ella debía sentir algo de lo que yo. ¡Yo amaba a mi prima!

Fidelina Santiago, Rubén la conoce en las fiestas de adolescente en casa de su tía Rita Darío de Alvarado, esposa de Pedro Alvarado, Cónsul de Costa Rica en León. Allí conoció a Fidelina Santiago, de quien todo parece indicar Darío fue enamorado.

En algún momento, ya conociendo doña Fidelina Santiago de Castro la devoción por Darío de Juan Ramón Avilés, fundador y director de LA NOTICIA, decidió obsequiarle uno de sus más preciados tesoros: el abanico donde Rubén escribió el célebre madrigal que le dedicó en 1908, (posiblemente en el mes de marzo o abril) antes de retornar a Europa después de su apoteósica visita a Nicaragua (23 de noviembre de 1907 al 3 de abril de 1908). El abanico se encuentra sumamente deteriorado por el tiempo, pero aún pueden leerse, en las pequeñas varitas de madera, algunos de los versos del madrigal y la firma Rubén Darío. El madrigal dice así:

“Fidelina
diamantina,
dulce y fina,
mira la
hoja inquieta
que interpreta
al poeta
que se va”.

Hortensia Buislay, La primera mujer que despertó en Darío una pasión erótica fue la adolescente norteamericana Hortensia Buislay. Ella era una niña trapecista que trabajaba en un circo, que llegó a León hacia 1880. Rubén asistía a las funciones todas las noches. Como no tenía dinero para pagar la entrada se unía a los músicos y entraba como parte de ellos cargando la caja del violín o las partituras. Cuando el circo levanta su carpa y se va de León, Rubén quiere irse con el circo para estar cerca de Hortensia y se ofrece como payaso, pero no pasa la prueba.

Rafaela Salvadora Contreras Cañas, Nace en San José, Costa Rica, 1868 – Muere en San Salvador, 1893, fue cuentista y poetisa. Publicó cuentos narrativos (Las ondinas, Humanzor, Violetas y palomas, Mira la oriental, La turquesa, El oro y el cobre) y prosa poética (La canción del invierno, Sonata). Su literatura sigue las pautas del modernismo: la belleza de la lengua, la imaginería poética, el gusto por lo exótico, el tratamiento fantástico del tema, con preferencia personal de incorporar la música como parte integral del argumento.

En 1889, Rafaela sobresalía por su “inteligencia, sutileza y superiores dotes”, como la describiera, años más tarde Rubén Darío en su autobiografía.

Originaria de Costa Rica, Rafaela llega a ser la primera esposa de Rubén Darío. El 21 de junio de 1890 Rubén y Rafaela contraen matrimonio civil en San Salvador. Los testigos fueron Tranquilino Chacón y Francisco Gavidia, quien introdujo a Rubén en el conocimiento de la poesía del gran poeta francés Víctor Hugo y le señaló las posibilidades del alejandrino francés en la poesía en castellano.

En enero del año siguiente, su esposa, Rafaela Contreras, se reunió con él en Guatemala, y el 11 de febrero contrajeron matrimonio religioso en la catedral de Guatemala. En junio, el diario que dirigía Darío, El Correo de la Tarde, dejó de percibir la subvención gubernamental, y tuvo que cerrar. Darío optó por probar suerte en Costa Rica, y se instaló en agosto de ese año en la capital del país, San José. En Costa Rica, donde apenas era capaz de sacar adelante a su familia, agobiado por las deudas a pesar de algunos empleos eventuales, nació su primer hijo, Rubén Darío Contreras, el 12 de noviembre de 1891. Por razones de supuesto exilio y de búsqueda intensa de empleo, tuvo que dejarla abandonada en cualquier rincón provincial, con su hijo recién nacido.

Rosario Emelina Murillo Rivas, Rubén 14 y Rosario 12. Rosario cantaba y tocaba el piano.

Se enamora locamente de ella. Se hacen amigos y por las tardes van a la costa del lago de Managua a contemplar las olas y el paisaje. De ella recibe Rubén “el primer beso de labios de mujer”. Tiene apenas 14 años pero está decidido a casarse con Rosario. Sus amigos se ríen y lo embarcan rumbo a El Salvador. Pocos meses después, regresa de El Salvador y reanuda su noviazgo con Rosario, a quien en el cuento de “Azul” llama “garza morena”. Sin embargo, llega a sus oídos algo que ha ocurrido con Rosario durante su ausencia. Rubén sufre “la mayor desilusión que pueda sufrir un hombre enamorado”.

Así lo dice en su autobiografía. Entonces decide irse del país. Le aconsejan que se vaya a Chile. Tiene apenas 19 años de edad. En Chile publica una plaquet de poemas que intitula “Abrojos”.

En uno de ellos dice, quizás refiriéndose a Rosario:

“Quién fue ese bandido
que te vino a robar
tu corona florida
y tu velo nupcial”

En marzo de 1893 se casa con Rosario Murillo, bajo la amenaza de Andrés Murillo, hermano de Rosario, en una “historia de violencia y engaño”, como dice Rubén en su autobiografía. Andrés Murillo acusa, sin fundamento, a Darío de faltar al honor de su hermana, Darío lo niega. Rosario llega a ser la 2da esposa de Darío dos meses después de haber muerto su primera esposa, Rafaela.

Darío Darío muere (hijo, tétano, después que regresa a Nicaragua de Panamá).

Rubén hizo su apoteósico viaje a Nicaragua en 1907, tras 17 años de ausencia para tratar, entre otras gestiones, de divorciarse de Rosario Murillo y casarse con Francisca Sánchez del Pozo. Sus amigos diputados prepararon una reforma al Código Civil mediante una ley conocida como la “Ley Darío”, que establecía que uno de los cónyuges podía pedir el divorcio unilateralmente después de más de diez años de separación. Pero, advertida Rosario, decide visitarlo en París en 1907, antes que Rubén emprendiera su viaje a Nicaragua. Le pide dinero y Rubén le da 2,000 francos para deshacerse de ella lo más rápido, pues le temía. Cuando ya Rubén está en Managua, en 1908, Rosario se presenta con un Notario y le dice a Rubén que no es cierto que hayan estado separados tantos años, que en París le dio 10,000 francos. Rubén le responde: “Pero Rosario, si solo fueron dos mil francos”. Rosario le pide al Notario que atestigüe que estuvieron juntos en París y que le dio dinero. Rubén cayó en una nueva trampa de Rosario y el divorcio no se pudo concretar.

Francisca Sánchez del Pozo, En 1899 viaja a España, donde conoce a Francisca Sánchez del Pozo, era una muchacha campesina. Cuenta que era sencilla, hermosa, alta, además analfabeta, a quien Rubén enseño a leer y escribir. Se enamoró de esta muchacha, tuvieron una relación amorosa, pero se les hizo complicado casarse, pues a Rubén se le complicó el divorcio con Rosario. Lo interesante de Francisca, es que ella fue la persona que acompaño al poeta en sus crisis existenciales y espirituales.

Con ella tuvo una niña, llamada Carmen, nació en 1900, quien nueve meses después falleció. Rubén no la conoció físicamente, sólo por fotografías, por sus viajes interminables. Tres años después, en 1903, nace su segundo niño, quien lleva por nombre, Rubén Darío Sánchez, a quien llamó cariñosamente Phocás el Campesino. Le escribió un poema a su segundo hijo:

Phocás el campesino, hijo mío, que tienes
En apenas escasos meses de vida, tantos
Dolores en tus ojos que esperan tantos llantos
Por el fatal pensar que revelan sus sienes…


Tarda en venir a este dolor adonde vienes,
A este mundo terrible en duelos y en espantos;
Duerme bajo los ángeles, sueña bajo los santos,
Que ya tendrás la vida para que te envenenes…


Sueña, hijo mío, todavía y cuando crezcas,
Perdóname el fatal don de darte la vida,
Que yo hubiera querido de azul y rosas frescas;


Pues tú eres mi crisálida de mi alma entristecida
Y te he de ver en medio del triunfo que merezcas
Renovando el fulgor de mi psique abolida.


Rubencito murió en 1905. Dos años después, 1907, nace otro Rubén, a quien cariñosamente llamará “Guicho”. A este niño le escribió cuatro versos:

A mi hijo muy querido,
Rubén Darío Sánchez:
Que guarde mi recuerdo
Y agregue algo a mi nombre.


Francisca fue la única mujer que viajó con él a varios viajes de Europa. Además que lo amó sin interés alguno. Lo comprendió y soportó situaciones económicas bien precarias. No era una mujer celosa, creyó en él. Siempre estuvo en constante comunicación con él, las evidencias son las cartas que compartían, él la trataba de Coneja, y ella de Conejo, se trataban de Hijito o Hijita, Tatay y Tataya. Tuvieron una relación bien sólida a pesar de la distancia. Le ayudó en sus crisis de alcoholismo y en su enfermedad crónica. Buscó la manera de hacerlo sentir bien, a tal punto que trató con mucho cariño y estima a Rubén Contreras, porque también le dio pesar la muerte de la primera esposa de Rubén. Esa era una forma de hacerlo sentir bien y que recupera su autoestima personal, que estaba envuelta de tristeza y desesperanza. El sueño de Rubén fue casarse con Francisca, pero Rosario hizo hasta lo imposible para no darle el divorcio.

En 1916 fallece Rubén Darío, pero antes dicta su testamento, en el que declara heredero universal a su hijo Rubén Darío Sánchez, que reside en España con su mamá. Cuando Rubén falleció en Nicaragua, Francisca no participó de los funerales porque no tuvo las facilidades económicas para viajar. A ella le dejó todos sus escritos y obras, quien las guardó como reliquias hasta que fueron publicadas por algunos escritores/as, como Carmen Conde.

Otros estudiosos argumentan que los escritos los vendió para sobrevivir. Aunque vivió con el gran poeta, nació pobre y murió en las mismas condiciones. Francisca falleció en un convento a causa de un cáncer, el 6 agosto de 1963 a las doce del mediodía. Hasta aquí concluyó la vida de la mujer que Rubén Darío amó y admiraba por su paciencia, comprensión y atenciones, a pesar de la distancia de Rubén por sus viajes continuos, siempre trataron de estar unidos, no importando la situación favorable o adversa.

Quedan sonando los versos que Darío escribió a Francisca Sánchez, en el que expresa su ternura y amor a esta mujer que le dio paz y consuelo:

Ajena al dolo y al sentir artero,
Llena de la ilusión que da la fe,
Lazarillo de Dios en sendero,
Francisca Sánchez acompáñame.


Seguramente Dios te ha conducido
Para regar el árbol de mí fe;
Hacia la fuente de noche y de olvido,
Francisca Sánchez, acompáñame


-FIN

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

FÉlix rubén garcía sarmiento iconFélix Rubén García Sarmiento

FÉlix rubén garcía sarmiento iconFue el primer hijo del matrimonio formado por Manuel García y Rosa...

FÉlix rubén garcía sarmiento iconRubén, a un lado en el escenario, con su micrófono, mientras Belén...

FÉlix rubén garcía sarmiento iconDirección Sarmiento N° 351

FÉlix rubén garcía sarmiento iconEscuela municipal paula a de sarmiento

FÉlix rubén garcía sarmiento iconEscuela municipal paula a de sarmiento

FÉlix rubén garcía sarmiento iconKatherin julitza gonzales sarmiento

FÉlix rubén garcía sarmiento iconColegio luis carlos galan sarmiento

FÉlix rubén garcía sarmiento iconAula a. De sarmiento” incorporada a di. Pre. Ge. P. Nº 1488

FÉlix rubén garcía sarmiento iconColegio Luis Carlos Galán Sarmiento Sede F






© 2015
contactos
l.exam-10.com