El análisis morfológico y las clases de palabras






descargar 52.77 Kb.
títuloEl análisis morfológico y las clases de palabras
fecha de publicación04.06.2015
tamaño52.77 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Economía > Documentos

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA – 1º BACHILLERATO

MORFOLOGÍA: TEMA 1







TEMA 1:

EL ANÁLISIS MORFOLÓGICO Y LAS CLASES DE PALABRAS


  1. UNIDADES DE LA LENGUA




  1. PARTES DE LA GRAMÁTICA




  1. MORFOLOGÍA




    1. Clases de morfemas




    1. Clases de palabras




      1. Características morfológicas

      2. Características semánticas

      3. Características sintácticas




    1. Formación de palabras




      1. Palabras simples o primitivas

      2. Palabras compuestas

      3. Palabras derivadas

      4. Palabras parasintéticas

      5. Otros procedimientos de formación de palabras: abreviaturas, siglas, acrónimos y acortamientos

      6. Las locuciones



  1. UNIDADES DE LA LENGUA


Las palabras son las unidades de la lengua más fácilmente identificables, pues, gracias a su separabilidad, pueden ser aisladas unas de otras en el discurso. Están dotadas de significado, pero se pueden descomponer en otras unidades. Las unidades son:


  • Morfemas: son las unidades más pequeñas de la lengua con significado. En ocasiones, un solo morfema puede constituir una palabra (chocolate, corazón), pero lo más frecuente es que varios morfemas se agrupen para constituir una palabra: niñ-a, ide-al-ista, a-moral-idad, re-coge-r, etc. Los morfemas pueden tener dos tipos de significado:

    • Significado léxico: definido en el diccionario. En la palabra “cocinero” el morfema –ero tiene el significado ‘oficio u ocupación’.

    • Significado gramatical: relacionado con algún aspecto gramatical (género, número, persona…). El morfema –a en “niña” tiene el significado gramatical de género femenino.




  • Fonemas: los morfemas se pueden dividir en fonemas. Los fonemas son las unidades más pequeñas de la lengua sin significado. Se pueden definir como la imagen mental de un sonido, es decir, una realidad abstracta, un modelo de sonido. Los sonidos son las realizaciones concretas y materiales que se perciben de los fonemas. Los fonemas se representan entre dos barras inclinadas /b/. El fonema /b/, por ejemplo, correspondería al sonido que pronunciamos en la palabra “ beso” y en la palabra “vaso”.

En general, los morfemas se componen de más de un fonema, aunque es posible que un solo fonema coincida con un morfema, por ejemplo, la –a de “niña”. Incluso una palabra puede estar compuesta de un único fonema que, lógicamente, es también un morfema como la conjunción “y” o la preposición “a”.
Por otro lado las palabras se combinan entre sí formando unidades lingüísticas de mayor complejidad como los grupos sintácticos y las oraciones.
UNIDADES DE LA LENGUA DE MENOR A MAYOR





  1. PARTES DE LA GRAMÁTICA


Atendiendo a las diversas unidades lingüísticas, los estudios de la lengua se han adoptado diferentes puntos de vista. Así, se ha dividido la gramática en varias partes:

  • Fonología: parte de la gramática que se ocupa del estudio de los fonemas.

  • Morfología: parte de la gramática que se ocupa del estudio de los morfemas y las palabras.

  • Sintaxis: parte de la gramática que se ocupa del estudio de los grupos sintácticos y las oraciones.


Esta división es arbitraria ya que hay una gran interrelación entre los diferentes niveles lingüísticos. Igualmente engañosos es hablar de la semántica, es decir, el estudio del significado, como una parte independiente porque, en realidad, el significado traspasa todos los niveles de la lengua.



  1. MORFOLOGÍA


La morfología abarca el estudio de las formas, es decir, la estructura y las clases de morfemas y palabras atendiendo a su constitución interna.


    1. Clases de morfemas


1. Raíces

  • Aportan la significación central de la palabra, pues tienen significado léxico.

  • Se trata de un significado pleno que viene definido en el diccionario: sol, perr-ito, libr-ería.


2. Morfemas flexivos:

  • Se sitúan siempre en la parte final de la palabra e informan de los significados gramaticales.

  • Indican género y número en sustantivos, adjetivos y pronombres: gat-o-s, buen-a-s, tod-o-s.

  • Indican persona, número, tiempo, modo y aspecto en el verbo: amá-ba-mos. Los morfemas flexivos del verbo se denominan desinencias.


3. Morfemas derivativos:

  • Modifican el significado de la raíz en algún aspecto, añadiendo información de muy diverso tipo, y permiten derivar (crear) nuevas palabras a partir de otras previamente existentes.

  • Son elementos constitutivos que no pueden formar por sí solos palabras independientes: aparecen exclusivamente unidos a raíces por lo que se denominan también afijos.

  • Según su posición en la palabra, se distinguen los siguientes:

    • Prefijos: aparecen delante de la raíz (pre-juicio, des-hacer).

    • Sufijos: aparecen detrás de la raíz (zapat-ero, cabez-azo). Dentro de los sufijos distinguimos los sufijos apreciativos. Se trata de los diminutivos (hoj-ita, florec-illa), aumentativos (coch-azo, libr-ote) y despectivos (fe-úcho, tip-ejo).

    • Interfijos: son unidades sin significado que aparecen a veces entre la raíz y el sufijo (polv-ar-eda) y, más raramente, entre el prefijo y la raíz (en-s-anchar). No hay que confundirlos con los sufijos o los prefijos: el elemento –ar- en polvareda no es un sufijo, pues no existe la palabra polvar, sino un interfijo que une la raíz polv- con el sufijo –eda; en cambio, en nacion-al-ista, -al- sí que puede ser final de palabra: nacion-al, por tanto, es un sufijo.



    1. Clases de palabras


Las palabras poseen rasgos distintivos que permiten agruparlas en diferentes clases: sustantivos, adjetivos, pronombres, determinativos, verbos, preposiciones, conjunciones e interjecciones.

Los rasgos que permiten distinguir unas de otras son de carácter morfológico (relacionadas con la forma), de carácter sintáctico (según las funciones que desempeñan en la oración) y de carácter semántico (según el significado).


      1. Características morfológicas


Las palabras se pueden dividir en dos grandes grupos:
a) Palabras variables: son aquellas que admiten morfemas flexivos. En este grupo se incluye el sustantivo, el adjetivo, el pronombre, el determinativo y el verbo. Las palabras variables se pueden dividir a su vez en dos grupos según el tipo de morfema flexivo que admiten:
a) Palabras variables verbales: son los verbos. Admiten los morfemas flexivos de persona + número y de tiempo+aspecto+modo. Así por ejemplo: en amá-ba-mos, el morfema flexivo –mos expresa la persona (1ª ) y el número (plural) y el morfema –ba- expresa el tiempo (pretérito), el aspecto (imperfectivo) y el modo (indicativo).
b) Palabras variables nominales: sustantivos, adjetivos, pronombres y determinativos. Admiten los morfemas flexivos de género y número.
Esta distinción no es tan clara como pueda parecer.

  • Por ejemplo, la mayoría de los sustantivos no tienen morfema de género diferenciable y no admiten variación morfológica de género (sol, mesa, mapa, mano…)

  • Lo mismo ocurre en muchos adjetivos, que son invariables en cuanto al género (feliz, amable, triste…) o en cuanto al número (crisis, tesis…) A este fenómeno se le llama neutralización.

  • Algunos pronombres y determinativos son invariables, y carecen de morfemas flexivos (nadie, alguien, cada…) o con el pronombre personal se. El posesivo mi admite variación de número, pero no de género.


b) Palabras invariables: son aquellas que no admiten morfemas flexivos. Dentro de este grupo estarían las preposiciones, las conjunciones, los adverbios y las interjecciones.



      1. Características semánticas


Se pueden utilizar criterios semánticos para distinguir las diferentes clases de palabras:
a) Palabras con significado pleno o léxico: sustantivos, adjetivos, verbos y adverbios.

b) Palabras con significado gramatical: determinativos, pronombres, adverbios, preposiciones, conjunciones e interjecciones.


      1. Características sintácticas


Se pueden identificar clases de palabras según la función sintáctica que desempeñen dentro de la oración. Así se pueden distinguir:
a) Palabras que pueden ser núcleo de un grupo sintáctico: sustantivos y pronombres, adjetivos, verbos, adverbios e interjecciones)

b) Palabras que en un principio no pueden ser núcleo de un grupo sintáctico (determinativos, preposiciones y conjunciones.

Aunque es cierto que determinadas clases de grupos sintácticos se corresponden con funciones fijas, no es posible delimitar y definir clases de palabras con criterios exclusivamente morfológicos, sintácticos o semánticos. En realidad, en la lengua todos los niveles están interrelacionados y es necesario tener en cuenta los tres criterios.



    1. Formación de palabras



De acuerdo con la estructura de la palabra se distinguen las siguientes clases de palabras: palabras simples, compuestas, derivadas y parasintéticas.


      1. Palabras simples o primitivas


Son aquellas que constan de una raíz: tigre, sol. Estas palabras pueden llevar morfemas flexivos (género, número…), pero no llevan morfemas derivativos.


      1. Palabras compuestas


Son aquellas que se han formado a partir de la unión de dos palabras independientes que existían previamente: vanagloria (vana+gloria), pelirrojo (pelo+rojo), sacacorchos (saca+corchos).

Conviene distinguir distintos tipos de compuestos según el grado de fusión que presentan las palabras con las que se han formado:


  • Compuestos propios:

La fusión de los componentes de la palabra es total. Se escriben sin separación, el primero no admite morfemas flexivos y llevan un único acento. Ejemplos: agridulce, telaraña, matamoscas, altibajo.

  • Compuestos sintagmáticos:

La fusión de los componentes de la palabra no es total: mantienen su independencia gráfica y acentual. Unas veces aparecen separados con un guión intermedio: teórico-práctico, político-social; otras aparecen sin él: cocina comedor, problema clave.
OBSERVACIONES


  • Hay que tener en cuenta que en compuestos como sacacorchos, saltamontes, pasacalles… la –s del segundo elemento no es un morfema flexivo, sino que va incorporada en el segundo elemento compositivo, ya que no se puede decir *sacacorcho, *saltamonte o *pasacalle.

  • Es importante no olvidar que algunas de las palabras independientes que forman una palabra compuesta pueden ser una palabra derivada: hispanohablante (hispano+hablante), aguardiente (agua+ardiente).

  • Hay que señalar que puede ocurrir que alguno de las palabras que originan el compuesto presente una variación en su forma. Es el caso de pelirrojo, donde pelo ha perdido la vocal final al introducirse la vocal i como enlace con el adjetivo rojo. O el caso de aguardiente donde se ha producido la fusión de las dos vocales que entran en contacto en una sola a.

  • Lexicalizaciones de grupos semánticos: metomentodo (métome en todo), sabelotodo (sabe lo todo) o tentempié (tente en pie).

  • Bases compositivas cultas: son palabras compuestas en cuya formación intervienen palabras del latín o del griego. Estos morfemas se llaman bases compositivas cultas y pueden añadirse a bases léxicas castellanas como aeropuerto, autorretrato o bien unirse entre sí como en biblioteca y filología.




      1. Palabras derivadas


Son aquellas en las que a una raíz se le añade un morfema derivativo. Ejemplos: jardinero, belleza, incapaz, insobornable, despeinado, tradicionalista, hojalatero.

Se pueden formar palabras derivadas por sufijación, es decir, añadiendo un sufijo (jardin-ero) o por prefijación, es decir, añadiendo un prefijo (in-capaz).
Es importante tener en cuenta que la base léxica a partir de la que se forma la nueva palabra puede ser simple, derivada o compuesta. Es decir:

- Podemos crear palabras derivadas a partir de palabras simples: jardín→jardinero

- Podemos crear palabras derivadas a partir de palabras compuestas: hojalata →hojalatero

- Podemos crear palabras derivadas a partir de palabras derivadas: tradicional →tradicionalista
Este análisis nos permite

a) En primer lugar, determinar el orden de la creación de palabras:

tradición → tradicional → tradicionalista → antitradicionalista

b) En segundo lugar, diferenciar del proceso de formación de palabras aparentemente idénticas. Así:

aguardiente → compuesta : agua + ardiente (palabra simple + palabra derivada)

hojalatero → derivada: hojalat - + -ero (palabra derivada + sufijo)



      1. Palabras parasintéticas


Existen dos formas de crear palabras parasintéticas:
a) Derivadas parasintéticas: se forman añadiendo simultáneamente a la raíz un prefijo y un sufijo. Así, por ejemplo, desalmado es una palabra parasintética creada mediante la unión simultánea del prefijo des- y del sufijo –ado a la raíz alm-: des-alm-ado.

Se puede comprobar que la prefijación y la sufijación se han dado simultáneamente porque no existen previamente las palabras desalmar ni almado. Obsérvese que en el caso de insobornable y despeinado no son parasintéticas porque derivan de otras palabras ya existentes: sobornable y peinado.

Por otra parte, es posible crear una palabra derivada a partir de una parasintética: de embellecer, que es parasintética (se ha unido simultáneamente un prefijo y un sufijo a una raíz: em- bell- ecer), se forma la palabra embellecimiento, añadiendo el sufijo –miento.

Ejemplos: alunizar, descarrilar, aburguesar.
b) Compuestas parasintéticas: se forman mediante la composición y la sufijación simultáneas. Es el caso, por ejemplo, de la palabra quinceañero, donde hay un proceso de composición y otro de sufijación simultáneos como demuestra el hecho de que no existen la palabra quinceaño ni la palabra añero.

Ejemplos: sietemesino, ropavejero, picapedrero.


      1. Otros procedimientos de formación de palabras: abreviaturas, siglas, acrónimos y acortamientos


Además de la combinación de morfemas, la lengua ofrece otros procedimientos para formar palabras, como son la unión de partes de palabras ya existentes y las reducciones de palabras. De esta manera se obtienen las abreviaturas, las siglas, los acrónimos y los acortamientos.


  • Abreviaturas. Una abreviatura es la representación de la palabra en la escritura con solo una o algunas de sus letras. La abreviatura es simple si se abrevia una palabra. Ejemplos: dcha. (derecha), gta. (glorieta); y compuesta si se abrevian varias palabras. Ejemplos: d. C. (después de Cristo), p. ej. (por ejemplo).




  • Siglas. Las siglas se forman con las iniciales de varias palabras que constituyen un grupo sintáctico. Suelen hacer referencia por lo general a organismos, instituciones y empresas; no obstante, su empleo se extiende progresivamente a otros ámbitos. Ejemplos: ONG (Organización No Gubernamental).




  • Acrónimos. Aunque las siglas se emplean en la escritura, frecuentemente se acaban convirtiendo en nuevas palabras y dan lugar a los acrónimos. Ejemplos: Interpol (International Police) Renfe (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles).




  • Acortamientos. Los acortamientos son palabras formadas mediante la reducción de otras palabras más largas. Si se suprimen las sílabas finales se produce un apócope: foto (fotografía), Boli (bolígrafo), Tere (Teresa). Si se suprimen las sílabas iniciales tiene lugar una aféresis: chicano (mexicano), Nando (Fernando).



      1. Las locuciones


Las locuciones son secuencias de palabras que, aunque se escriben separadas, forman una unidad indivisible desde el punto de vista sintáctico y semántico; esto es, desempeñan, como si se tratara de una sola palabra, una única función dentro de la unidad a la que pertenecen y poseen un significado unitario.
Según la función que realizan, las funciones se pueden clasificar en los siguientes tipos:


  • Locuciones nominales: equivalen a un sustantivo. Ejemplos: fin de semana, cabello de ángel.

  • Locuciones adjetivas: equivalen a un adjetivo. Ejemplos: (un día) de perros, unas vacaciones (de cine).

  • Locuciones verbales: equivalen a un verbo. Ejemplos: pasar por el aro, echar un cable.

  • Locuciones adverbiales: equivalen a un adverbio. Ejemplos: a oscuras, de repente.

  • Locuciones preposicionales: equivalen a una preposición. Ejemplos: a través de, con respecto a.

  • Locuciones conjuntivas: equivalen a una conjunción. Ejemplos: a no ser que, puesto que.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El análisis morfológico y las clases de palabras iconLas clases semanales de artes escénicas ayudarán a desarrollar la...

El análisis morfológico y las clases de palabras iconLas clases semanales de Drama ayudan a desarrollar la confianza en...

El análisis morfológico y las clases de palabras iconLas clases de drama ayudan a desarrollar la seguridad en uno mismo,...

El análisis morfológico y las clases de palabras iconPrólogo
«clases sobre libertinos» a las alumnas de la señorita Harris a fin de que aprendan a eludir a caballeros sin escrúpulos, y Madeline...

El análisis morfológico y las clases de palabras iconEl problema de las clases y la lucha de clases: La singularidad de la visión anarquista

El análisis morfológico y las clases de palabras iconCategorías gramaticales: clases de palabras

El análisis morfológico y las clases de palabras iconEncuentra las palabras que se relacionen en el texto del poema y...

El análisis morfológico y las clases de palabras iconTipos de textos. Los adjetivos determinativos. El significado de...

El análisis morfológico y las clases de palabras icon1. a continuación hay tres columnas de palabras. Escoja una palabra...

El análisis morfológico y las clases de palabras iconN1 Recuerda palabras y frases vistas en diferentes portadores de...






© 2015
contactos
l.exam-10.com