La propuesta: anticipacion y participacion






descargar 103.34 Kb.
títuloLa propuesta: anticipacion y participacion
página1/4
fecha de publicación16.07.2015
tamaño103.34 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4


LA PROPUESTA: ANTICIPACION Y PARTICIPACION.

UN MARCO CONCEPTUAL

PARA LOS PROCESOS DE APRENDIZAJE INNOVADOR

James Boltkin

El desafío humano y la falta de continuidad histórica representados por la problemática mundial presuponen que el aprendizaje se ve también frente a una discontinuidad. El desafío al que se enfrenta hoy el aprendizaje humano es el cambio de un modo de adaptación inconsciente a otro de anticipación consciente; o, como se indicó en la introducción, de un aprendizaje de mantenimiento o por shock convencional a un aprendizaje innovador.

¿Qué modalidad de aprendizaje innovador puede hacer frente a tales desafíos? Dar una respuesta satisfactoria a esta pregunta requiere sin duda una investigación y un debate que se escapan a los límites de este proyecto. Pero la necesidad de empezar se impone. En las páginas que siguen nos proponemos esbozar varios conceptos clave que indican la dirección y dimensiones de la tarea que tenemos por delante. Estos conceptos, considerados en conjunto, forman un marco conceptual que puede servir de fundamento para una modalidad de aprendizaje innovador capaz de abordar las complejidades y riesgos, así como de las necesidades y oportunidades de nuestra época.

EL CRECIENTE DESAFÍO DE LA COMPLEJIDAD

L

La complejidad creciente, debida a la actividad humana, plantea un reto a las sociedades y a los individuos.
a historia de la humanidad puede leerse como un esfuerzo sostenido por superar la complejidad mediante procedimientos cada vez más sutiles y eficaces, primero de representación de la realidad y luego de influencia sobre ella. Los avances en las esferas del saber, tecnología, poder, organización, normas de conducta y, sobre todo, la creación de esquemas mentales coherentes para representar el entorno que nos rodea, son consecuencia de la interacción entre el desafío que plantea la complejidad y el impulso por controlarlo. Este proceso no tiene nada de nuevo. Cuando un problema se salía de los límites de los procedimientos utilizados para resolverlo, la situación se etiquetaba como «compleja». Hoy día, las más antiguas fuentes de complejidad, esto es, el universo y la naturaleza, siguen planteando un volumen ingente y diverso de hechos y factores que los astrónomos, biólogos y otros científicos tratan de hacer inteligibles mediante la formulación de nuevas teorías y conceptos como los «black holes» o el desciframiento de los códigos genéticos, por citar tan sólo dos de los últimos descubrimientos.

Hay otro tipo de complejidad de interés más inmediato que la que generan los sistemas naturales: una complejidad secundarla originada por las acciones humanas y por los sistemas creados por el hombre, y representada por un mundo de cultura, civilización y artefactos humanos. Las sociedades contemporáneas se enfrentan a una repentina y amenazadora intensificación de este tipo de complejidad en prácticamente todos los campos. El ritmo acelerado de cambio, el brusco aumento de las cifras y del tamaño, la intensificación de las incertidumbres y riesgos extremos como los inherentes a la problemática mundial, son todos ellos aspectos esenciales de la nueva complejidad que significan un cambio tanto de clase como de grado.

Son muchas las fuentes de esta complejidad. Una es nuestra limitada capacidad, a pesar de contar con ordenadores electrónicos, para habérnoslas, eficaz y simultáneamente, con múltiples factores. Otras fuentes de complejidad van más allá del simple aumento cuantitativo; así, por ejemplo, la imprecisión de un mundo que no puede reducirse a una simple lógica del «sí o no»; la ambigüedad de la lengua que permite diversas interpretaciones de documentos internacionales legalmente reconocidos, la incertidumbre acerca del futuro que vuelve obsoleto el viejo hábito mental de pasar por alto las repercusiones a largo plazo; y, por último, la búsqueda de la universalidad y la totalidad.

Este último factor debe entenderse no sólo en tanto que ampliación de los horizontes de interés que implica la «interdependencia», sino en la necesidad de captar nuevas interconexiones entre fenómenos y gentes y de desarrollar una mayor capacidad de síntesis. En el campo de la ecología, por ejemplo, carecíamos de todo método para hacer frente al comportamiento contra-intuitivo de grandes sistemas, cuya engañosa elasticidad, una vez superada, puede ser causa de discontinuidad, ruptura y hasta catástrofe.

Dos son los procedimientos principales para reducir la complejidad. El primero consiste en intentar simplificar la realidad. Una gran parte del trabajo de la ciencia se orienta a la formulación de hipótesis sencillas y a la creación de conceptos convincentes para potenciar nuestro entendimiento. Este enfoque entraña con excesiva frecuencia el peligro latente de caer en el «reduccionismo», método por el que los conceptos se ven reducidos a simplificaciones exageradas.

La segunda estrategia consiste en «absorber» la complejidad mediante la diferenciación, reestructuración y perfeccionamiento de nuestros medios para hacerle frente. Este es el proceso que tenemos en mente cuando hablamos de aprendizaje. Gracias al aprendizaje los individuos y las sociedades pueden desarrollar la capacidad de hacer frente a nuevas situaciones de complejidad creciente. Este enfoque armoniza al género humano con una tendencia latente en la naturaleza de un progreso que va de unidades elementales a estructuras cada vez más complejas. Dado que las acciones humanas y las sociedades son hoy más complejas que en el pasado, el aprendizaje debe acelerar su marcha si quiere evitar ir a la zaga de los procesos objetivos o acontecimientos independientes de la naturaleza y la sociedad. Es este retraso, al que damos el nombre de desfase humano, lo que hace que la complejidad parezca abrumadora y difícil de sobrellevar.

El contexto ampliado

D
Las interrelaciones y la interdependencia ensanchan el contexto. Al proliferar los contextos, y ser por tanto mayor el número de valores, la comprensión resulta más difícil.
ado que los contextos se amplían y multiplican y que los valores que estos contextos encierran son cada vez más diversos, el proceso de comprender resulta cada vez más difícil. En parte por esta razón, muchas personas tienden a restringir el número de consulta más difícil y valores que están dispuestas a considerar respecto a una cuestión dada. El modo más sencillo, aunque con frecuencia el que mayores riesgos entraña, de hacer frente a la complejidad es echar mano de viejas fórmulas. Esta tendencia es característica del aprendizaje de mantenimiento.

Un ejemplo servirá para ilustrar cómo la aparentemente inexorable proliferación y ampliación de contextos adquiere relevancia a la hora de formular un marco válido para el aprendizaje innovador. Tomemos, por ejemplo, la frase siguiente:

«La edición dominical de un gran periódico con una tirada de un millón de ejemplares consume cincuenta hectáreas de bosque.»

Es un dato que puede consignarse en la memoria y recobrarse posteriormente si así lo aconsejan las circunstancias. Tal es el procedimiento que se sigue habitualmente en la mayor parte del aprendizaje escolar formal, en el que tanto la memorización como el aprendizaje rutinario siguen practicándose a gran escala.

La noticia es también un mensaje que contiene un volumen de información que puede medirse por la incertidumbre que contribuye a eliminar. Podemos revisar y perfeccionar los algoritmos y cálculos en que se basa. Un enfoque lingüístico tratará de verificar la corrección sintáctica de la frase y contribuirá a sugerir formas equivalentes de expresar la idea. La lógica nos puede ayudar a analizar el grado de verdad o falsedad del aserto y nos facilitará medios con los que comprobar su validez. No hay enfoque que no tenga una cierta utilidad.

No obstante, la cuestión principal para nosotros es si semejante noticia puede formar parte de un proceso de aprendizaje innovador, y en tal caso cómo. El primer requisito del aprendizaje innovador es la comprensión, la frase sólo puede aumentar la capacidad de emprender nuevas formas de acción en la medida en que induce a la comprensión; y para que se dé ésta es esencial el contexto, que es lo que confiere el significado. ¿En qué forma influye el contexto en la comprensión y contribuye al significado?

Lo que sabemos con relativa certeza es que la información entrante, en este caso la noticia del periódico sobre los bosques, es comparable a una disposición del conocimiento previo o, si se prefiere, de las categorías mentales vigentes. la noticia acciona un mecanismo de inferencia. Evoca otros contextos anteriores con los que pueden relacionarse «periódico» y «bosque». la puesta en funcionamiento del procedimiento de inferencia en el caso concreto que nos ocupa nos hace ver al instante el peligro implícito de que un índice creciente de producción de periódicos acabe a la larga por arrasar todos los bosques. Se origina un conflicto entre los valores atribuidos a los periódicos y los atribuidos a los bosques; y, en función de los contextos, unas personas no saldrán de su indiferencia, en tanto que otras se alarmarán ante la noticia. Unas citarán a Platón al referirse a la deforestación de la antigua Grecia, otras pensarán en el incendio de un bosque.

A nivel individual, el aprendizaje innovador sólo tiene lugar si el receptor del mensaje se forma en lo sucesivo una idea diferente del periódico o contempla el árbol con una visión distinta. La noticia y los cálculos contenidos en ella podrán olvidarse, reteniéndose sólo su significado. Por regla general, condensamos la información, almacenamos su significado y sólo confiamos en su esencia para el caso de futuros usos. A nivel social, los periódicos y los bosques se hallan amparados por leyes, planes, instituciones y filosofías. La noticia que aquí comentamos sólo puede suscitar comprensión a través de un proceso de aprendizaje que implique un debate público, un mayor interés por la ecología, el surgimiento de actitudes críticas respecto a la legislación vigente y la revisión de los criterios tecnológicos habituales. El aprendizaje social innovador suele producirse sólo cuando cambia un número de parámetros lo suficientemente grande. En el supuesto que examinamos, por ejemplo, podría producirse un desplazamiento hacia la utilización de otros medios de información, hacia la transformación y el reciclaje del papel, hacia nuevos programas de repoblación forestal, etc.

El nexo de unión entre aprendizaje individual y aprendizaje social es claro: a menos que los individuos aprendan qué hacer con los árboles y los periódicos no se producirá ningún tipo de respaldo popular ni iniciativa por parte de la sociedad respecto a nuevas actitudes y acciones; a la inversa, a menos que la sociedad ponga en marcha programas y planes (como recolección de papel usado para el reciclaje o campañas de plantación de árboles, etc.), el aprendizaje individual no pasará de tener un impacto escaso o nulo.

Pero precisamente en este punto radica una cuestión clave: el nexo de unión entre el aprendizaje individual y el social no está bien establecido. Mientras es absolutamente cierto que e
Los Individuos no aprenden al ritmo a que lo hacen las sociedades en que viven.
l aprendizaje de los individuos constituye el fundamento del aprendizaje social, son relativamente pocos los individuos que, conscientemente, participan en el proceso más amplio, y más difícil, del aprendizaje social. Pero a medida que se hace más necesario tener presente multitud de contextos, la prueba de la eficacia del aprendizaje individual es cada vez más la de la respuesta social. El problema consiste en que los individuos no aprenden con la rapidez, o si se prefiere con la capacidad innovadora, con que lo hacen las sociedades en que viven. ¿Qué explicación cabe dar a semejante situación?

La búsqueda de significado -el deseo de captar un problema, de comprender su importancia y de esbozar soluciones- es esencial en el mundo actual. No puede comprenderse la abrumadora sobredosis de información sin los criterios selectivos suministrados por el significado. No se puede evitar la adquisición acrítica de datos y la mecánica repetición de pautas de acción dadas salvo que se comprenda el significado. Es el olvido del significado cuando se transmite o recibe información, o cuando se insta o emprende una acción, lo que suscita el riesgo de enajenar al individuo de la sociedad.

El significado de una frase consiste en algo más que su grado de conformidad con ciertas normas establecidas. Podemos almacenar en un ordenador las reglas gramaticales más complejas junto con el léxico más rico, pero el ordenador no logrará siquiera entender unos versos infantiles. Entender una lengua no es algo que quepa reducir a la mera traducción de un código a otro. Los filósofos han debatido con todo detalle el intrincado problema del significado. Para muchos el «uso correcto» es una nota determinante que distingue el significado. Ahora bien, demasiados vocablos, destrezas, tecnologías y pautas de conducta se aplican de forma aparentemente correcta y observando con precisión reglas establecidas, pero sin que ello quiera decir que se entiendan. Un viejo cuento inglés refiere la historia de un anciano ferroviario que en la hora de su jubilación, después de treinta años de intachables servicios, pregunta a los compañeros reunidos con ocasión de su homenaje si sabían por qué debía golpear las ruedas con un martillo cada vez que el tren se estacionaba en la vía. Nadie supo darle una respuesta. La sociología se ocupa hoy de la posible instauración de una «civilización del martillo de ferrocarril» en la que la gente no hace sino repetir determinadas pautas y formas de conducta sin tener la menor idea de los motivos, leyes y fines que subyacen en ellas1.

El papel d los contextos al generar significado y comprensión ha sido puesto de relieve por las recientes investigaciones -aunque aún falta mucho para que pueda hablarse de conclusiones definitivas- sobre el funcionamiento de la memoria humana. La teoría de las etapas lineales -según la cual las señales físicas percibidas por nuestros sentidos llegan primero a una memoria a corto plazo, siendo posteriormente depositadas en una ranura de la memoria a largo plazo- ha quedado superada. Recientes investigaciones indican, en síntesis, que los procesos cognoscitivos consisten básicamente en contrastar cualquier nueva entrada de información con las pertinentes categorías mentales que son parte de un elevado número de estructuras, resultado de anteriores experiencias. Cada marco o categoría crea una estructura cohesiva a partir de los datos que entran. Nuestro cerebro no almacena por separado los items memorizados, sino que los registra en tantas copias como contextos haya con los que asociar su posterior recuperación.

Al aumentar el número de los contextos el entendimiento y el aprendizaje se ven profundamente afectados. ¿Cómo el mismo acontecimiento anunciado en las noticias puede producir reacciones tan distintas según los países (o grupos dentro de un mismo país), si no es en virtud de los diversos contextos en que se interpreta? Ante la noticia de que en un confín del mundo ha estallado un conflicto, la reacción será distinta. Unos no saldrán de su indiferencia al enterarse de la noticia; pero la respuesta será bien distinta en el caso de una generación que todavía oye zumbar en sus oídos el ruido de las sirenas de alarma aérea y recuerda imágenes de carreteras atestadas de gentes que huyen despavoridas y víctimas inocentes. La reacción de un grupo que no ha dejado de combatir a todo lo largo de la última década, sin haber disfrutado para nada de la tranquilidad y de los beneficios inherentes a la paz, es absolutamente diferente de la de un grupo que no ha experimentado en propia carne los avatares de la guerra.

A
El olvido de los contextos dificulta el aprendizaje. La información se hace circular con la pretensión de que se entienda con independencia del contexto.
título incidental debe señalarse que no sólo adquirimos nuevos contextos a partir de situaciones de la vida real. La televisión recrea ante nuestra vista contextos verosímiles, emocionantes y asombrosos, aun cuando se trate de hechos remotos, ficticios o simulados.

Pero al tiempo que los contextos no cesan de ampliarse, se ven sistemáticamente reducidos a formas predeterminadas y preconcebidas tanto en la enseñanza escolar formal como en el enfoque teórico dado a la educación en general, a pesar de desempeñar un papel decisivo para la comprensión. Debe rechazarse de plano el mito de que el conocimiento real y el aprendizaje sólo pueden alcanzarse una vez «purificados» de sus contextos.

A juicio nuestro, muchos de los problemas que hoy plantea el aprendizaje se deben al olvido en que han caído los contextos. Declaraciones, normas, valores, artefactos culturales, tecnología e información se hacen circular o se transfieren de un lugar a otro, de un grupo a otro, de un individuo a otro, con la pretensión de ser inteligibles al margen de los contextos en que se crearon o recibieron. El aprendizaje innovador tiene que ser algo más que la mera digestión de un input, que acaba transformándose en un output; ni puede ser tampoco un simple proceso aditivo, de adjudicación de valores a las cosas.

Con objeto de reforzar la capacidad humana para actuar en nuevas situaciones y hacer frente a acontecimientos desconocidos, el aprendizaje innovador precisa absorber una amplia gama de contextos. Cuanto más se restringen los contextos, más aumentan las probabilidades de aprendizaje por shock, pues el shock es un acontecimiento instantáneo que tiene lugar fuera de los contextos conocidos. De ahí que una de las tareas del aprendizaje innovador sea la de incrementar la capacidad del individuo para encontrar, absorber y crear nuevos contextos; en suma para enriquecer la gama de contextos. Si la gama actual carece de la analogía precisa para hacer frente a nuevos o imprevistos acontecimientos, habrá que tratar de crear las pertinentes estructuras mentales alternativas.

¿Abre las puertas este enfoque a una estéril subjetividad en la que la verdad no pasa de ser algo puramente relativo? Si todo está en función del contexto, ¿qué posibilidades hay de crear una conciencia colectiva para resolver los problemas mundiales comunes? La respuesta es que el enriquecimiento de los contextos implica la necesidad de una actitud de compañerismo. Con vistas a evitar los riesgos de una interpretación errónea o estrecha de miras, es esencial desarrollar la capacidad de comparar diferentes contextos y reconciliar sus conflictos. Rara vez los significados son de carácter privado. Precisan de una validación intersubjetiva. A través de la comunicación los contextos individuales se confrontan, comparten, amplían y cambian. De ahí la importancia de la interacción, que nos permite trascender el significado individual, reconocer intereses comunes más amplios y asegurar que se da una flexibilidad en nuestra reserva de contextos.

Así pues, hay dos elementos especialmente importantes por lo que respecta al aprendizaje innovador. Por un lado, los individuos tienen que ser capaces de enriquecer sus contextos manteniéndose al ritmo de la rápida aparición de nuevas situaciones. Por otro, deben comunicar la diversidad de contextos mediante un continuo diálogo con otros individuos. Lo uno carece de sentido sin lo otro. Cultivar la comprensión aisladamente puede llevar a creer en la verdad local, que acaba siendo contraproducente y quedándose rápidamente anticuada: e ignorar los contextos de otros engendra normalmente el peligro de incurrir en estrechez de miras y en una falsa sensación de seguridad.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La propuesta: anticipacion y participacion iconLiteratura de anticipación

La propuesta: anticipacion y participacion icon* Programa de Anticipación Lingüística

La propuesta: anticipacion y participacion icon* Programa de Anticipación Lingüística

La propuesta: anticipacion y participacion iconBases de participacióN

La propuesta: anticipacion y participacion iconBases de participacióN

La propuesta: anticipacion y participacion iconBases de participación de películas

La propuesta: anticipacion y participacion iconParticipación en movimiento Sandinista

La propuesta: anticipacion y participacion iconBases de participacióN 2014

La propuesta: anticipacion y participacion iconParticipación en el movimiento Sandinista

La propuesta: anticipacion y participacion iconRelación de Comités de Participacion Social






© 2015
contactos
l.exam-10.com