La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN






descargar 32.43 Kb.
títuloLa familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN
fecha de publicación15.07.2015
tamaño32.43 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Documentos > Documentos

macintosh hd:users:cnspj:documents:javi cnspj:trabajos:ser salesiano:semana vocacional 2014:cabecera 2014:cabecera 2014.jpg


LA FAMILIA SALESIANA DE DON BOSCO LLAMADOS A VIVIR UNA AUTÉNTICA VOCACIÓN

 

1. VISION SINTÉTICA Y OBJETIVOS.

La Familia Salesiana tiene su origen en Don Bosco, quién dio inicio a un movimiento de personas preocupadas por la juventud pobre y por las clases populares.

Hoy la Familia Salesiana es una realidad eclesial: expresa la comunión e integra vocaciones particulares, vive su espiritualidad original. Debe profundizar en su sentido de pertenencia, en su conciencia de familia y en los motivos de su implicación progresiva en la misión salesiana dentro de la Iglesia y a favor de la juventud. Sus miembros sienten y realizan una vocación: la salesiana.

La vocación salesiana deberá ponernos en relación con el espíritu y la espiritualidad salesiana. De la espiritualidad de Don Bosco, debemos destacar ante todo, la referencia constante de una vida hacia la persona de Jesucristo. Esta presencia constante la vive Don Bosco, de manera privilegiada, en la Eucaristía y en el sacramento de la Reconciliación. Junto con estos fuertes valores espirituales Don Bosco ve en la Virgen María una verdadera madre en quién poder confiar.

A pesar de los grandes problemas y contratiempos que Don Bosco sufrió, fue capaz de vivir la espiritualidad cristiana con alegría y en la vida diaria, no solo en las ocasiones de fiesta o en los días que pudieran resultar más fáciles.

2. DESARROLLO DEL TEMA 

2.1. La Familia Salesiana 

 Conocer y apreciar a Don Bosco hoy, significa conocer y apreciar también la obra que él fundó y el desarrollo que ésta ha tenido, difundiéndose en todo el mundo en poco más de un siglo. Este «movimiento» de religiosos y laicos, masculino y femenino, que hace referencia al carisma de don Bosco, se llama «Familia Salesiana». Es una realidad eclesial presente, como dijo Pablo VI, allí donde está presente la Iglesia…. Tiene las dimensiones de la misma Iglesia y contribuye con ejemplos y obras incalculablemente valiosas” (Pablo VI, 3 de noviembr e de 1975, Audiencia a la Familia Salesiana).

Los grupos que hoy constituyen la Familia Salesiana, reconocidos son 23 (entre Institutos religiosos, seculares, asociaciones eclesiales y civiles) y están en vías de reconocimiento oficial otros 25. Tres fueron fundados directamente por don Bosco: los Salesianos, las Hijas de María Auxiliadora y los Cooperadores Salesianos. Los otros han sido fundados por salesianos, uno por un Cardenal no salesiano.

La Familia Salesiana nació y se desarrolló a partir del celo y de la caridad pastoral de don Bosco puestos al servicio de los jóvenes y de las clases populares, obedeciendo a tres convicciones:

● la salvación de los jóvenes necesitados requiere obreros numerosos y de calidad, con capacidades variadas y complementarias;

● estos «obreros» se pueden encontrar en todo ambiente social, en todo tipo de situación eclesial;

● para ser eficientes y eficaces dichos «obreros», deben estar unidos, compartir el mismo ideal y el mismo método, colaborar al máximo, ayudándose mutuamente.

Cada grupo pone en evidencia una dimensión particular del rico carisma de don Bosco, pero todos se comprometen en un camino de santidad simple y profundo. Aun conservando la propia autonomía, cada grupo reconoce al Rector Mayor de los Salesianos, sucesor de Don Bosco, como centro de unidad de toda la Familia Salesiana y garantía de la fidelidad de cada grupo al carisma original del Fundador. A la Congregación Salesiana se le reconoce un papel especial de animación que ha heredado de Don Bosco.

Los criterios de pertenencia a la Familia Salesiana son:

● La vocación salesiana: el estímulo viene del Espíritu Santo. Quien se adhiere sabe que responde a una vocación específica.

● La participación en la misión juvenil y popular salesiana, directamente o con formas indirectas de sostén.

● Compartir el espíritu y el método educativo-pastoral salesiano: el espíritu salesiano que conforma todos los grupos es único y encuentra su modelo original en el estilo de vida de Valdocco, donde trabajó don Bosco.

● La vida evangélica, según el espíritu salesiano que compromete a cada uno a vivir los consejos evangélicos en la propia situación (de religioso o laico) con caridad pastoral y celo por las almas.

● La fraternidad activa con espíritu de familia, característica evidente e irrenunciable de toda obra salesiana.

2.2. El espíritu salesiano 

Lo que aprendisteis, recibisteis, oísteis y visteis en mí, ponedlo por obra. Y el Dios de la paz estará con vosotros (Flp 4,9). 

La Familia Salesiana de Don Bosco está imbuida de un espíritu propio, heredado de Don Bosco bajo la acción del Espíritu Santo, fuente de los carismas en la Iglesia, y que conocemos como «espíritu salesiano». Espíritu y espiritualidad son dos palabras íntimamente relacionadas . La palabra «espiritualidad» significa algo muy profundo y muy sencillo a la vez: «el modo de ser cristiano», «el modo de vivir como hijo o hija de Dios», «la forma peculiar de vivir y desarrollar el Bautismo para llegar a la madurez cristiana, a la medida de Cristo».

Don Bosco vivió su manera de ser hijo de Dios bajo la clave del «amor». Un amor filial a Dios manifestado en el amor y dedicación total a la juventud necesitada. Aquí está la raíz de su espiritualidad.

Él, desde niño, aprendió a ser cristiano según los modelos presentados en su infancia y en el ambiente familiar de su tiempo. Esa mirada continua hacia Dios como Padre va a ser una constante en toda su vida. Pasando los años irá tomando diversas formas de expresión, pero el amor inicial seguirá siendo el mismo.

Leyendo desde nuestra cultura la espiritualidad de Don Bosco podemos retener unos rasgos que destacan con más fuerza. Es lo que hoy en día se llama también «la espiritualidad juvenil salesiana».

Destaca, ante todo, la referencia constante de una vida hacia la persona de Jesucristo, a quien se considera cercano. Por Él trabajó Don Bosco. Tiene muy presente que «D ios se hizo carne», es decir asumió la condición humana para elevarla y mostrar a la humanidad unos nuevos valores. De aquí se deriva la «encarnación» de Don Bosco en las dificultades de los jóvenes que va conociendo.

Con Jesucristo dialoga familiarmente pidiéndole: «Da mihi animas cetera tolle» (dame las personas, llévate todo lo demás), y muestra a Jesucristo como Resucitado, capaz de vencer la misma muerte y capaz, por lo tanto, de vencer el mal y el pecado. Es un mensaje de esperanza y resurrección.

Esta presencia constante de Jesucristo la vive Don Bosco, de manera privilegiada, en la Eucaristía y en el sacramento de la Reconciliación. Estos sacramentos se viven dentro de la Iglesia, ámbito en el que se desarrolla la acción de evangelización y creación de una nueva humanidad. La Eucaristía y la experiencia del perdón, a través de los sacramentos, Don Bosco los va a presentar como medio privilegiado, también, de «pedagogía» y de crecimiento y progreso del joven, llegando a proponer , porque él así lo creía, la meta de la santidad a jóvenes muy normales que desearan hacer esta experiencia.

Junto con estos fuertes valores espirituales Don Bosco ve en la Virgen María una verdadera madre en quien poder confiar. Lo hace siempre en referencia a Jesucristo. Cree que María llevará a buen término todas las obras iniciadas, porque es Ella la primera interesada en salvar a la juventud.

A pesar de los grandes problemas y contratiempos que Don Bosco sufrió, fue capaz de vivir la espiritualidad cristiana con alegría. Si no lo hubiera hecho así, no hubiera sido capaz de convencer ni de acompañar a aquellos jóvenes en su maduración cristiana. Por eso, la espiritualidad salesiana mira a la vida con optimismo, aunque no ignora todo lo negativo que hay en ella. Don Bosco se fija, también, en el humanismo de San Francisco de Sales, que privilegia la bondad y la caridad constante en el modo de actuar en la vida.

Y, finalmente, estas claves de espiritualidad las vivió en la vida diaria, no sólo en las ocasiones de fiesta o en los días que le pudieran resultar más fáciles. Inculcaba a sus jóvenes que cumplieran con diligencia con sus deberes de estudio o de trabajo, que fueran responsables, alegres, que se divirtieran, que cantaran o participaran en los juegos del patio o en las excursiones bulliciosas que se organizaban: todo podía acercar a Dios.

Este es el mensaje y el compromiso que inició este gran hombre, educador y santo: Don Bosco. «Su sonrisa es un canto a la esperanza, la semilla se va haciendo realidad. Hoy, Don Bosco, estás entre nosotros, aquí, tu estrella siempre brillará».

En síntesis, el espíritu salesiano se caracteriza por las connotaciones siguientes:

• Tiene como núcleo central la  caridad pastoral.

• Su fuente es el Cristo del Evangelio, apóstol del Padre, de cuya figura nos llaman particularmente la atención su gratitud al Padre por el don de la vocación divina a todos los hombres; su predilección por los pequeños y los pobres; su solicitud como Salvador entregado al servicio del Reino.

• La unión con Dios, sentido como Padre por quien se trabaja colaborando por amor en la prolongación de su acción creativa, como «obreros de Dios» que en el trabajo descubren un lugar privilegiado de encuentro con Él bajo la acción del Espíritu.

• Sentido de Iglesia: Del amor a Cristo nace inseparable el amor a su Iglesia, Pueblo de Dios, centro de unidad y comunión de todas las fuerzas que trabajan por el Reino.

• Predilección por los jóvenes:  Como Don Bosco, también los miembros de la Familia Salesiana comparten la predilección por los jóvenes, de modo que el hecho de serlo es para ellos motivo suficiente para amarlos con toda el alma, hasta el punto de estar dispuestos a dedicarles la propia vida.

• Amabilidad salesiana: Quienes están imbuidos de espíritu salesiano se sienten enviados por Dios a los jóvenes y a ser abiertos y cordiales con ellos, a estar dispuestos a dar el primer paso y a acogerlos siempre con bondad, respeto y paciencia como padre, hermano y amigo capaz de suscitar correspondencia de amistad.

• Espíritu de familia: Don Bosco quería que en sus ambientes cada uno se sintiera como en su propia casa. La casa salesiana se convierte en familia cuando el afecto es correspondido y todos se sienten acogidos y responsables del bien común.

• Optimismo y alegría: Esta connotación supone no dejarse abatir por las dificultades y, como Don Bosco, confiar plenamente en Dios, que es Padre; creer en los recursos naturales y sobrenaturales del hombre, sin olvidar su debilidad natural; captar los valores del mundo y no lamentarse del tiempo en que toque vivir; aprovechar todo lo que en él hay de bueno, especialmente si gusta a los jóvenes, y servir al Señor con alegría.

• Trabajo y templanza:

Quien vive animado de espíritu salesiano se entrega a su misión con actividad incansable, y procura hacer bien todas las cosas con sencillez y mesura, sabiendo que con su trabajo participa en la acción creadora de Dios y coopera con Cristo en la construcción del Reino manteniendo el equilibrio, la paz y la serenidad interior.

• Creatividad y flexibilidad: El corazón salesiano posee el sentido de lo concreto, se distingue por un creador y equilibrado espíritu de iniciativa.

• Tiene a Don Bosco como modelo y el sistema preventivo como pauta de acción.

3. CONCLUSIONES: 

El hecho y la idea de la Familia Salesiana surgen de Don Bosco y forman parte de su carisma. Los criterios de pertenencia a la Familia Salesiana:
- La vocación salesiana

- La participación en la misión juvenil y popular salesiana

- Compartir el espíritu y el método educativo-pastoral salesiano

- Vida evangélica comprometida

- Espíritu de familia
La Familia salesiana está imbuida de un espíritu vocacional: “espíritu salesiano”.

Don Bosco nos pide que vivamos como hijos de Dios bajo la clave del “amor” y llamados a una dedicación total a la juventud necesitada. Vivir como Don Bosco la presencia constante de Jesucristo en nuestras vidas, de manera privilegiada en la Eucaristía y en el sacramento de la Reconciliación. Y junto con estos valores espirituales ver en la Virgen María una verdadera madre en quién confiar

El espíritu salesiano para vivirse realmente como una llamada vocacional tiene que tener:
- Su fuente es Jesucristo

- Sentido de Iglesia

- Predilección por los jóvenes

- Espíritu de familia

- Tiene a Don Bosco como modelo y el sistema preventivo como pauta de acción

4. CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • El espíritu salesiano, ¿nos ha ayudado a sentirnos llamados por Dios a realizar una misión concreta dentro de la Iglesia y a tener más presente en nuestras vidas la persona de Jesucristo?

  • ¿Cómo vivemos tu vocación de cristiano en la Familia Salesiana?

  • ¿Qué significado tiene para nosotros las claves utilizadas por Don Bosco: “amor”, “alegría”, “Eucaristía”, Reconciliación”, “Virgen María”, “vida diaria”?

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconMemorias del Oratorio no permanecieron ignoradas completamente. Ya...
«exclusivamente» a los miembros de la Sociedad Salesiana, sino al público en general. En 1951, el pedagogo A. Auffray hizo la traducción...

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconItinerario de don bosco en la devoción a la virgen

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN icon6. taller para empezar a profundizar un aspecto de la vida de don bosco 27

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconGuión del musical “gracias, don bosco, Soñar tu mismo sueño”

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconLos remedios de la abuela
«saber vivir», en el sentido más literal del término. Y en el más noble también, ya que me enseñó una auténtica ética, muy distinta...

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconLos remedios para su salud jean Michel Pedrazzani
«saber vivir», en el sentido más literal del término. Y en el más noble también, ya que me enseñó una auténtica ética, muy distinta...

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconEl término “Vocación” viene del latín Vocare, que quiere decir llamar....

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconInstituto don bosco historia 5to añO. Eje: Latinoamérica: cambio...

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconQueridos amigos, los pasados días 17,18,19 y 20 de enero han tenido...

La familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN iconAnayainfantilyjuvenil com
«curvo, ovalado, ondulado». Además del cariño de su familia, tiene la ayuda de Emma, la amiga de su madre, una mujer de salud delicada...






© 2015
contactos
l.exam-10.com