Programación didáctica






descargar 410.65 Kb.
títuloProgramación didáctica
página1/13
fecha de publicación08.04.2017
tamaño410.65 Kb.
tipoPrograma
l.exam-10.com > Documentos > Programa
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13






ANDALUCÍA


Religión Católica
EP
Tercer Ciclo

edebé
PROGRAMACIÓN ANUAL

Depósito legal B. 10243-2013
1. INTRODUCCIÓN

El nuevo proyecto de Educación Primaria está pensado para la sociedad de la información y el conocimiento, que contempla el papel de la familia e incorpora los principios pedagógicos más innovadores.
Es un proyecto que busca la educación integral, que convive con las nuevas tecnologías, basado en el desarrollo de las competencias básicas.
En este sentido, los pilares en los que se fundamenta el proyecto son los siguientes:

  • Interrelación de las competencias básicas para ofrecer un programa ambicioso de desarrollo integral de todas las capacidades de las personas.

  • Integración de las TIC. Convivencia entre formato papel y formato digital:

- Actividades TIC integradas en secuencias de aprendizaje.

- Internet: búsqueda, selección y organización de la información para transformarla en conocimiento.

- Actividades interactivas: progresiva adquisición de autonomía personal en el aprendizaje (aplicables en pizarra digital interactiva).

  • Un proyecto para todos. La realidad de nuestras aulas nos presenta una gran diversidad de ritmos y de estilos de aprendizaje. Ofrece una gran variedad de recursos con una especial sensibilidad para atender a la diversidad, de manera que todos puedan desarrollarse e integrarse de forma eficaz.


1.1. Justificación y contextualización de la programación

La Programación didáctica del área de Religión Católica de edebé para el Tercer Ciclo de Educación Primaria está fundamentada en lo establecido en el Currículo de la Religión Católica de la Conferencia Episcopal Española (mayo 2007). La Ley Orgánica de la Educación, 2/2006 de 3 de mayo, tiene en cuenta en la Disposición Adicional Segunda el derecho de los padres a la formación religiosa y moral de sus hijos, según sus convicciones, estableciendo que la enseñanza de la religión se incluirá como área o materia en los niveles educativos que corresponda. Los Decretos de Enseñanzas Mínimas desarrollan dicha Disposición Adicional Segunda en cuanto a su presencia curricular y condiciones académicas; asimismo, corresponde a la jerarquía eclesiástica determinar el currículo propio de la enseñanza religiosa católica.

La enseñanza de las religiones contribuye, de manera relevante, a que niñas y niños desarrollen sus capacidades, reciban una formación integral y alcancen el desarrollo pleno de su personalidad.

De este modo, nuestro proyecto recoge los siguientes principios básicos de la actuación educativa:


Principios

Descripción

Edebé…

1. La educación es un proceso de construcción personal.

— El alumno/a crece y se construye como persona en interacción con el entorno, con sus iguales…

— El alumno/a es responsable y protagonista de la construcción de su conocimiento.

— Aprender exige reorganizar la información mediante una intensa actividad mental.

— Propone actividades que invitan a la reflexión y al aprendizaje estratégico.

— Promueve la transferencia entre los contenidos escolares y la vida real.

— Diversifica el tipo de actividades, favorece el trabajo en equipo, estimula la creatividad…

2. Un proceso centrado en la persona del alumno/a. Educación personalizada.

— Cada alumno/a es un ser único y distinto, configurado por tres coordenadas:

a) Individualidad. Cada persona es un ser único, original e irrepetible.

b) Socialización. Apertura a los demás. La persona se apropia de la cultura y los valores de su sociedad, los analiza y los transforma. Implica el reconocimiento del otro y de su dignidad.

c) Autonomía. Hace libre y responsable a la persona, agente de su desarrollo y existencia: le lleva a elaborar su propio proyecto de vida.

— Ofrece recursos variados y propone distintos niveles de dificultad.

— Estimula el desarrollo de la creatividad y la originalidad en la resolución de los problemas.

— Acoge las distintas sensibilidades y los contenidos culturales de la sociedad.

— Propone actividades que inciten a la comunicación y al intercambio.

— Facilita la formación de juicios personales fundamentados.

— Proporciona las herramientas para abordar los retos de la nueva sociedad del conocimiento.

3. Un proceso orientado. Aprender con sentido.

Aprender con sentido permite a los alumnos:

— Ampliar y enriquecer sus esquemas mentales.

— Dotarlos de una organización más sólida.

— Descubrir su funcionalidad.

— Utilizarlos en contextos diferentes.

— Obtener una comprensión más clara de la realidad.

— Propone metodologías que facilitan el descubrimiento de las relaciones entre los contenidos y su integración en estructuras más amplias y completas.

— Favorece la relación interdisciplinar entre los contenidos de las diferentes áreas y materias.

— Presenta los contenidos de manera gradual, partiendo de los conocimientos previos de los alumnos.

4. Un proceso compartido. Aprender con otros.

— Se refiere a la capacidad del ser humano de aprender trabajando en equipo.

— El trabajo entre iguales aporta enormes posibilidades de aprendizaje.

— Aprovechar las posibilidades educativas que ofrece la actual sociedad, fuera del marco estrictamente escolar.

— Plantea actividades para trabajar en grupo.

— Ofrece situaciones de aprendizaje y recursos para el aprendizaje cooperativo.

— Sugiere actividades de aprendizaje en ámbitos extraescolares.

5. El educador, mediador en el proceso de aprendizaje.

— Actúa como experto en procesos de enseñanza y aprendizaje, y promueve la actividad conjunta.

— Ejerce de guía en el aprendizaje y cede paulatinamente el control en la actividad para favorecer la autonomía del alumno/a.

— Atiende a la diversidad.

— Interviene como puente entre familia y escuela.

— Ofrece variedad de recursos y materiales para el maestro/a.

— Invita al educador a estimular las respuestas creativas de sus alumnos.

— Anima al profesorado a fomentar la libertad de sus alumnos.




1.2. El proyecto del área de Religión Católica

En este marco, la enseñanza de la religión y moral católica se presenta como opción libre para los alumnos y obligatoria para los centros.

La enseñanza religiosa contribuye a la calidad de la educación que preconiza la LOE desde la propuesta y el desarrollo de unos conocimientos, valores y actitudes que conforman su propio currículo. Lo hace desarrollando especialmente la capacidad trascendente del alumno/a, facilitándole una propuesta de sentido último para su vida e iluminando el fundamento de aquellos valores comunes que hacen posible una convivencia libre, pacífica y solidaria.

No podría existir una formación integral y, por tanto, una educación de calidad, si no se desarrollasen todas las capacidades inherentes al ser humano, entre las cuales se encuentra constitutivamente la capacidad trascendente. Esta capacidad básica del individuo adquiere su auténtico cumplimiento en la búsqueda del sentido último de la vida. Enraizada en lo más profundo del ser, el alumno/a va descubriéndola —teniendo en cuenta los niveles de aprendizaje propios de cada edad— en los símbolos y signos de su entorno, en el progreso y humanización del propio ser humano, en el lenguaje narrativo de la Biblia, en los modelos cristianos de identificación y, particularmente, en la persona de Jesucristo y su presencia en la comunidad cristiana.

La formación religiosa y moral católica cuenta con una larga tradición en el sistema educativo español y, respondiendo a razones profundas de la institución escolar y a derechos humanos reconocidos por la Constitución española, está garantizada actualmente por el acuerdo suscrito entre el Estado español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos Culturales, firmado el 3 de enero de 1979, en el cual se establecen los principios que hacen posible las garantías constitucionales.

El currículo de la enseñanza de la religión católica es una síntesis básica y global del mensaje cristiano, adecuada a la edad del alumnado, a las exigencias epistemológicas de la materia, a las expresiones culturales del entorno y a las demandas didácticas del sistema educativo. Se enmarca en un contexto histórico y social, incluye parte del gran acervo cultural y artístico que emana de la fe católica y de otras confesiones, así como posibilita el análisis comparado de los contenidos y líneas básicas de las grandes religiones vigentes. Con todo, la enseñanza religiosa católica se desarrolla especialmente en cuatro grandes dimensiones:

Dimensión cultural e histórica. Una parte de los contenidos del área presenta el acervo cultural e histórico que la sociedad actual ha recibido de sus antepasados. En este sentido, la religión católica ha sido fuente de inspiración y expresión de sentimientos en pintura, escultura, música, literatura... Por este motivo, el currículo da una visión de la influencia que el cristianismo ha tenido y tiene en la cultura española y europea.

Dimensión humanizadora. Los objetivos y contenidos de la Religión Católica apuntan a la formación integral del alumno/a, permitiéndole dar respuesta a sus interrogantes más trascendentes y haciendo posible la formación de ciudadanos capaces de ser libres, críticos, conscientes y creadores. El alumno/a que recibe esta formación religiosa católica está capacitado tanto para dar sentido a su propia vida como para tener una actitud abierta hacia la ciencia, la cultura y la identidad de la persona humana. En definitiva, se siente capaz de afrontar los grandes interrogantes que todo ser humano se plantea y buscar respuestas para ellos. Si la finalidad de la escuela es el desarrollo integral de los alumnos, este no se podrá alcanzar sin una adecuada fundamentación y orientación hacia un significado último y global de la existencia.

Dimensión ético-moral. El área de Religión Católica desarrolla las exigencias que se derivan del mensaje cristiano y ofrece un modelo de vida, un conjunto de ideas y creencias, así como la propuesta de una escala de valores propios del ser humano. La enseñanza de estos valores y virtudes, debidamente fundamentados y jerarquizados, conduce a educar la dimensión moral y social de la personalidad del alumno/a, con relación a hacer posible la maduración de la responsabilidad y el ejercicio de la solidaridad y de la caridad, siendo coherente con el conocimiento de Dios revelado en Jesucristo.

Los contenidos aparecen secuenciados teniendo en cuenta el carácter científico con el que se abordan las ciencias de la religión y la teología. Todos ellos se encuentran debidamente fundamentados y con su metodología específica.

En lo que se refiere al currículo de la Educación Primaria, se ha tenido en cuenta la psicología evolutiva del alumno/a, quien tiende a estar condicionado por los modelos de los adultos, modelos que influyen en su vida. Por este motivo, se le presentan modelos cristianos de identificación: figuras bíblicas, vivencias de la comunidad cristiana, la persona de Jesucristo...

Se basa en el Currículo de la Religión Católica de la Conferencia Episcopal Española (mayo 2007).

El área de Religión y Moral Católica, en el currículo de la Educación Primaria, responde a las siguientes intenciones:

- Presentar el mensaje cristiano debidamente secuenciado en función del nivel y la edad de los alumnos, y del contexto sociocultural del entorno.

- Situar el área en un contexto histórico y social que recoge la tradición artística y cultural derivada de la religión católica y de otras religiones, así como proporcionar recursos que permitan al alumno/a el análisis y la comparación de los ejes esenciales de las grandes religiones actuales.

- Ofrecer al alumno/a de Educación Primaria el acervo cultural e histórico que la sociedad actual ha recibido de sus antepasados y que ha tenido en la religión católica la fuente de inspiración y expresión de los sentimientos más íntimos: pintura, arquitectura, escultura, música, literatura...

- Capacitar al alumno/a, mediante los objetivos y contenidos, para dar sentido a su propia vida y tener una actitud abierta hacia la ciencia, la cultura y la identidad de la persona. En definitiva, ser capaz de afrontar los grandes interrogantes que todo ser humano se plantea y buscar respuestas a ellos.

- Presentar las exigencias que se derivan del mensaje cristiano y ofrecer un modelo de vida, un conjunto de ideas y creencias, así como la propuesta de una escala de valores propios del ser humano. La enseñanza de estos valores y virtudes conduce a educar la dimensión moral y social de la personalidad del alumno/a.

2. OBJETIVOS

2.1. Objetivos generales de la etapa

La Educación Primaria contribuirá a desarrollar en los niños y niñas las capacidades que les permitan:

a) Conocer y apreciar los valores y las normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática.

b) Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el estudio, así como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico, iniciativa personal, curiosidad, interés y creatividad en el aprendizaje.

c) Adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan.

d) Conocer, comprender y respetar las distintas culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres, así como la no discriminación de personas con discapacidad.

e) Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana y, si la hubiere, la lengua cooficial de la comunidad autónoma, y desarrollar hábitos de lectura.

f) Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la competencia comunicativa básica que les permita expresar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en situaciones cotidianas.

g) Desarrollar las competencias matemáticas básicas e iniciarse en la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida cotidiana.

h) Conocer y valorar su entorno natural, social y cultural, así como las posibilidades de acción y cuidado de dicho entorno.

i) Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación, desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran.

j) Utilizar diferentes representaciones y expresiones artísticas e iniciarse en la construcción de propuestas visuales.

k) Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias, así como utilizar la educación física y el deporte como medios para favorecer el desarrollo personal y social.

l) Conocer y valorar los animales más próximos al ser humano y adoptar modos de comportamiento que favorezcan su cuidado.

m) Desarrollar sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.

n) Fomentar la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Programación didáctica iconUnidad didáctica: Programación didáctica

Programación didáctica iconUnidad didáctica: Programación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica

Programación didáctica iconProgramación didáctica e. S. O

Programación didáctica iconProgramación didáctica






© 2015
contactos
l.exam-10.com