Programación anual educación infantil 0 AÑOS






descargar 118.09 Kb.
títuloProgramación anual educación infantil 0 AÑOS
página1/3
fecha de publicación25.06.2016
tamaño118.09 Kb.
tipoPrograma
l.exam-10.com > Documentos > Programa
  1   2   3

PROGRAMACIÓN ANUAL – EDUCACIÓN INFANTIL 0 AÑOS



edebé

Programación
anual


0años

Índice
1. Finalidad y capacidades primer ciclo

2. Objetivos 0 años

3. Criterios de evaluación

4. Contenidos 0 años

5. Enseñanzas transversales

6. Procedimientos e instrumentos de evaluación

7. Metodología

8. Organización de espacios y tiempo

9. Atención a la diversidad

10. Relación familia-escuela

11. Valoración del ajuste entre la programación anual y los resultados

1. Finalidad y capacidades primer ciclo

La finalidad de la Educación Infantil es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños y las niñas, respetando sus derechos y atendiendo a su bienestar.
En la Educación Infantil se atenderá progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio en el que viven las niñas y los niños.
El primer ciclo de Educación Infantil contribuirá a desarrollar en las niñas y en los niños las capacidades que les permitan:

a. Descubrir y construir, a través de la acción, el conocimiento de su propio cuerpo y el de los otros, valorar sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.

b. Observar y explorar su entorno familiar, natural y social a través del juego, y desarrollar actitudes de curiosidad y observación.

c. Adquirir progresivamente autonomía en las actividades habituales de alimentación, higiene y descanso, y adoptar hábitos de respeto en su relación con el entorno.

d. Construir una imagen ajustada de sí mismos y desarrollar sus capacidades afectivas.

e. Establecer relaciones positivas con los iguales y los adultos, adquirir las pautas elementales de convivencia y relación social, y regular progresivamente la conducta en distintos contextos.

f. Desarrollar las habilidades para expresar las necesidades propias y para comprender las demandas de los otros.

2. Objetivos 0 años

Conocimiento de sí mismo

  • Identificar su nombre.

  • Desarrollar la formación del esquema corporal.

  • Iniciarse en la observación de su imagen en el espejo.

  • Identificar partes del propio cuerpo.

  • Empezar a tomar conciencia del concepto de permanencia asociado a su imagen.

  • Estimular la capacidad de seguir un objeto en movimiento con la mirada.

  • Desarrollar la coordinación óculo-manual.

  • Progresar en el desarrollo de las habilidades motoras y de coordinación.

  • Favorecer la exploración de objetos cotidianos.

  • Desarrollar la prensión de objetos con las dos manos.

  • Desarrollar la capacidad de reacción ante estímulos táctiles.

  • Desarrollar el grado de prensión y el tono muscular de las manos.

  • Desarrollar la agudeza visual y la auditiva.

  • Desarrollar y estimular los sentidos: el tacto, la vista, el oído, el gusto y el olfato.

  • Estimular el desarrollo del equilibrio.

  • Favorecer el desarrollo de la actividad motriz espontánea.

  • Estimular el desarrollo de la psicomotricidad fina.

  • Experimentar nuevas sensaciones motrices.

  • Estimular la adquisición de hábitos de higiene personal, de responsabilidad y de autonomía personal.

Entorno

  • Reconocer al educador/a y familiarizarse con él/ella.

  • Empezar a discriminar a los miembros de la familia.

  • Reconocer a los compañeros y compañeras de clase.

  • Reconocer algunos juguetes y objetos habituales del aula.

  • Experimentar las diferentes posibilidades de interacción con los juguetes del aula.

  • Familiarizarse con objetos cotidianos.

  • Estimular la exploración visual y la motriz del entorno inmediato.

  • Iniciarse en la clasificación de objetos.

  • Desarrollar la capacidad de explorar y de comparar las cualidades de los objetos.

  • Estimular la exploración de nuevos espacios del centro educativo.

  • Favorecer la exploración de algunos elementos del entorno natural.

  • Empezar a desarrollar hábitos de cuidado de los elementos del entorno natural.


Lenguajes

  • Interpretar canciones vinculadas a un juego y a la expresión corporal.

  • Estimular la adquisición de vocabulario.

  • Estimular el desarrollo del lenguaje mediante juegos de expresión oral.

  • Desarrollar el interés por los cuentos y por los relatos breves.

  • Iniciarse en el manejo de las técnicas de expresión plástica.

  • Desarrollar el gusto por las audiciones de música clásica y por la expresión corporal.

  • Iniciarse en la diferenciación de instrumentos musicales.

3. Criterios de evaluación

Conocimiento de sí mismo

  • Conocer progresivamente las principales partes del cuerpo.

  • Desarrollar el equilibrio.

  • Desarrollar paulatinamente la coordinación motriz y el tono muscular.

  • Iniciarse en el desarrollo de la psicomotricidad fina.

  • Explorar las posibilidades motrices y expresivas del cuerpo.

  • Desarrollar las posibilidades sensitivas del cuerpo.

  • Iniciarse en la colaboración mediante actividades relacionadas con hábitos de higiene, de responsabilidad y con la autonomía personal.


Entorno

  • Identificar, conocer y relacionarse adecuadamente con personas de su entorno más inmediato: escuela y familia.

  • Reconocer y experimentar con objetos y elementos del entorno habitual.

  • Explorar motriz y visualmente el entorno.

  • Iniciarse en la clasificación y en la comparación de objetos.

  • Iniciarse en el conocimiento y en el respeto del medio natural.

Lenguajes

  • Disfrutar y participar activamente en los juegos musicales.

  • Estimular y desarrollar el gusto por los textos orales.

  • Iniciarse en el disfrute de las actividades musicales.

  • Iniciarse en las actividades plásticas.


4. Contenidos 0 años
Conocimiento de sí mismo

  • El esquema corporal: la cara, los brazos, las piernas, los pies, los dedos de los pies, las manos, los dedos de las manos. C

  • Expresiones faciales. C

  • Su imagen frente el espejo. C

  • Juego de permanencia: aparecer y desaparecer. P

  • Su nombre. C

  • Estimulación motriz y auditiva. P

  • Prensión, manipulación, lanzamiento y rodadura de objetos. P

  • Coordinación óculo-motriz. P

  • Coordinación ojo-pie. P

  • El equilibrio. P

  • El sentido de la vista: estimulación visual, percepción de colores, exploración de objetos cotidianos, observación de un objeto en movimiento. P

  • El sentido del tacto en los dedos de los pies, prensión y manipulación de objetos, reacción ante estímulos táctiles, masajes corporales, reflejo de prensión, percepción de texturas distintas, cosquillas, percepción de diferentes durezas, frío / calor. P

  • El sentido del oído: percepción de sonidos, instrumentos musicales. P

  • El sentido del gusto: zumos de fruta, sabores distintos. P

  • El sentido del olfato: olor agradable / desagradable, contraste de olores, diferenciación de olores, olores de la escuela. P

  • Actividades motrices: el volteo, el balanceo, el galope, movimientos básicos con los brazos, con las manos, con los dedos y con las piernas; movimientos libres con música, desplazamiento por arrastre, el asentamiento, el pregateo, el gateo, la deambulación, la bipedestación. P

  • Juegos manipulables: encajar piezas, apilar piezas. P

  • Rasgado de papel con las manos. P

  • Hábitos de higiene personal. V

  • Hábitos en el vestido: colaboración en el proceso de vestir-desvestir. V


Entorno

  • El educador/a. C

  • El educador/a: expresiones faciales. C

  • Objetos cotidianos: biberón, chupete… C

  • El aula: objetos, juguetes y mobiliario. C

  • Espacios de la escuela: el patio. C

  • Objetos del aula: clasificación. P

  • Cualidades de los objetos: textura, color, forma… P

  • Elementos del entorno natural: arena, plantas… C

  • Elementos del entorno natural: animales, hojas secas, el agua, el viento. C

  • Cuidado de animales y plantas. V

Lenguajes

  • Juegos y canciones populares. P

  • Música clásica. P

  • Gusto por la música clásica. V

  • Gusto por la expresión corporal. V

  • Instrumentos musicales: pandereta y tambor. C

  • Cuentos a partir de imágenes. P

  • La expresión oral. P

  • Juegos de expresión oral. P

  • Poesía. P

  • Gusto por la poesía. V

  • Técnicas plástica: arrugado de papel. P

5. Enseñanzas transversales

Las enseñanzas transversales están contempladas a lo largo de todas las áreas curriculares e incluyen valores democráticos, cívicos y éticos importantes para el desarrollo del niño/a en nuestra sociedad.

Educación moral

La educación moral no debe entenderse como la transmisión de unos valores absolutos a los niños, sino como un trabajo activo, reflexivo y creativo sobre los temas morales que pueden afectar a los alumnos de Educación Infantil. Así pues, la educación moral puede ser un ámbito de reflexión que ayude a:


  • Conocer y aceptar las normas de convivencia en el entorno más próximo.

  • Adquirir hábitos de conducta personales coherentes con los principios y normas establecidos.

  • Asumir las normas sociales orientadas a facilitar la convivencia.



El concepto de sí mismo

El desarrollo emocional empieza en el primer segundo de vida y avanza hacia la autoestima y hacia la identidad personal. No podemos olvidar la importancia de que ese desarrollo se ajuste a las posibilidades y a las limitaciones propias de cada estado evolutivo.

Los niños deben tener un juicio sobre sí mismos positivo y superar frecuentemente la inseguridad que les producen algunas frustraciones. La familia y los educadores son los principales responsables de ayudarles en esta tarea.

Educación para la paz

La paz se entiende como antítesis de violencia, referida tanto a la agresión física como a la injusticia social (violencia estructural).

Los ámbitos en los cuales se desarrolla esta enseñanza transversal son:

  • La convivencia: comenzar a respetar a los demás, compartir juguetes u otros objetos, participar en juegos colectivos.

  • Respeto a la diversidad: percibir que cada individuo es diferente.

  • Resolución pacífica de conflictos: utilizar el diálogo en la resolución de conflictos.



La convivencia

La aceptación y el respeto del otro, compartir juguetes y objetos, los juegos colectivos… son las normas que se encuentran los niños dentro del grupo en el que experimentan sus primeras vivencias reales de participación.

Aunque mayoritariamente realizan el conocido juego paralelo, sus iniciativas de juego compartido crecen de forma progresiva.

Respeto por la diversidad

En sus primeros años de escolarización los niños perciben visualmente que cada individuo es un ser único y diferenciado por sus características psicológicas, biológicas, físicas, sociales, culturales, económicas… pero no lo comprenden.

Debemos plantear pequeñas actividades en las que se eviten las discriminaciones por diferencias de sexo, de religión, de cultura o las que se puedan derivar del aspecto o del estado físico. El maestro/a estará pendiente de que ningún niño/a se quede apartado del grupo en la clase, en el patio… El respeto es un hábito que, como todos los demás, se aprende a partir de la repetición de actos y de la insistencia en comportamientos dirigidos.

Lo más importante es evitar (en los momentos de juego y en los de «trabajo») las discriminaciones de cualquier tipo.

Los conflictos

Los conflictos aparecen cuando surge el deseo de apropiación de un objeto. La reacción consiguiente puede ser llorar, pegar o morder.

Es en estos casos cuando se pretende conseguir, a través del lenguaje y de la comunicación, no sólo que el niño/a comprenda que debe compartir, sino que aprenda a canalizar la agresividad. Debido a su etapa evolutiva totalmente egocéntrica, éste es un objetivo difícil de conseguir, pero se acercará a él si el adulto/a le hace sentir querido y seguro.

Para evitar los conflictos, vale la pena desarrollar pequeños hábitos cooperativos, como recoger y ordenar los materiales e instrumentos después de una actividad colectiva.

Educación para la igualdad de oportunidades de ambos sexos

La formación de la identidad sexual es un proceso complejo en el que intervienen factores sociales, culturales y biológicos.

El objetivo y el contenido del trabajo se basará en desarrollar el respeto íntegro de cada uno de los dos sexos sin establecer ningún tipo de diferenciación ni discriminación entre ellos. La educación para la igualdad de oportunidades de ambos sexos en el aula de Primer Ciclo de Educación Infantil se puede llevar a cabo a través de las siguientes propuestas:
- Promover las relaciones entre niños y niñas.

  • Crear espacios para favorecer la vivencia a través de la simbolización de ambos roles.

  • Percibir como algo natural que ambos sexos pueden representar cualquiera de las actividades de la vida diaria, evitando roles y estereotipos derivados del sexo.

Educación para la salud

La educación para la salud atiende los siguientes ámbitos:

  • Alimentación y nutrición: fomentar el consumo de una dieta equilibrada.

  • Actividad física: conocer el propio cuerpo, desarrollar progresivamente la coordinación y el control global y segmentario.

  • Prevención de accidentes: ser progresivamente consciente de algunos de los peligros en la actividad cotidiana.

  • Cuidado personal: desarrollar los hábitos de higiene personal y salud.

  • Equilibrio psíquico y emocional: establecer relaciones afectivas, mostrar intereses y motivaciones...



Alimentación y nutrición

El bebé debe consumir una dieta totalmente equilibrada: variada en alimentos y distribuida proporcionalmente a lo largo del día. Con ello, el niño/a se acostumbrará a comer de todo y potenciará y desarrollará la adquisición de diferentes hábitos relacionados con la alimentación.

Actividad física

A esta edad, el pequeño/a puede empezar a desarrollar el control de los movimientos precisos adecuados para las diferentes actividades lúdicas. Se plantearán actividades que desarrollen la precisión, el control y el afianzamiento de movimientos y que, al mismo tiempo, propicien la participación grupal.

No debemos olvidar los espacios de descanso, ya que éstos son tan importantes como los destinados a la actividad física. Hay que respetar el ritmo y la necesidad de sueño individual para evitar la fatiga; por ello es positivo dedicar un tiempo de relajación al finalizar las sesiones de juego, preparar al niño/a para recuperar el estado tónico ideal y reemprender las actividades dentro del aula.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación anual educación infantil 4 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación anual educación infantil 4 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación anual educación infantil 1 AÑO

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación de aula educación infantil 4 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación didáctica educación infantil 2 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación de aula educación infantil 2 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación docente educación infantil 4 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación de aula educación infantil 3 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación de aula educación infantil 0 AÑOS

Programación anual educación infantil 0 AÑOS iconProgramación de aula educación infantil 2 AÑOS
«Mirad quién está ahí… ¿Lo conocéis? ¡Es Max, el erizo! ¿Os acordáis de lo bien que lo pasó Max en su escuela? Vamos a mirar el cuento...






© 2015
contactos
l.exam-10.com