Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto






descargar 112.84 Kb.
títuloContestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto
página1/4
fecha de publicación15.06.2016
tamaño112.84 Kb.
tipoCuestionario
l.exam-10.com > Documentos > Cuestionario
  1   2   3   4




Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña —29 Abril-2003 — Asunto Ummo .

.____________________________________________________
1.-MONTEJO: —— Me parece interesante ampliar algunos detalles sobre su militancia en Fe Católica, y los estudios, trabajos, etc. que realizó allí... ¿Se afilió Vd. a esta organización en cuanto llegó a Madrid, o ya pertenecía a ella en Alicante? ¿Recuerda en qué año vino a Madrid, y para qué: estudios académicos, trabajo, etc.?

1] — JORDÁN—Ya le he comentado el origen de mi afiliación a Fe Católica. Desconocía entonces que el catolicismo era una secta más con sus escuelas ligadas a él y afirmo que también ignoraban sus orígenes, y que fuera un grupo frenoclasta de tantas congregaciones que tienen ese atributo: los mismos dirigentes eclesiásticos. ¡Incluido el mismo romano pontífice lo poseen! Lo que si teníamos constancia, es que los fines, que no eran otros que luchar por la “pureza de la fe” recabando en la posible información de las restantes denominaciones religiosas que estaban en conflicto con el catolicismo.
Ignoraba hasta 1962 es que se extendiese sus funciones secretas hasta el mismo marxismo. Cosa que me desagradó, porque entonces había estudiado a Marx y a Engels y me habían parecido sus tesis filosóficas salvo raras excepciones, excelentes. Luego con mis estudios informales de epistemología, he podido apreciar hasta que punto hubieran sido erróneos la bases doctrinales del Materialismo Dialéctico. Estuve a punto de afiliarme al PCE, sino fuera por el rechazo evidente que tenían los miembros por el poco, o todo atisbo democrático: Recuerdo que todavía el partido tenía resabios estalinistas por entonces. Las tesis de Lenin todavía perduran.
Era mi situación embarazosa: Por una parte, seguía siendo débilmente fiel al catolicismo, pese a que las diversas lecturas de la historia de las Religiones, me quitaron la venda de mi ojos haciéndome ver la irracionalidad de la Religión. Fue sorprendente que Monseñor Goldaraz, Obispo de Orihuela, el que años atrás, me había invitado a estudiarlos, cuando se cercioro de mi interés por las sectas. ¡Un sectario analizando a las otras sectas! Tanto más extraño cuando le teníamos por un obispo ultraconservador.
Por otra parte sentía marcada simpatía al Marxismo anticapitalista. Creí en su sinceridad a pesar de su rabioso ateismo, no obstante más cercano a las enseñanzas igualitarias de Cristo. Además para cerrar mi distorsionado puzzle ideológico consideraba â la democracia motor del progreso [Y lo sigo considerando con más fuerza aun, ahora que tengo más elementos de juicio] Por lo que entraba en conflicto con la actitud común comunista, resumida en la frase despectiva de Lenín: ¿Democracia? ¿Para que...?
Me afilie en fe católica nada más que llegar a Madrid: por razones de estudios.

Quince días después conocí al Padre Sánchez de León, un jesuita inteligente que a los pocos meses me encomendó unas funciones de cierta responsabilidad.
Ya le he respondido es otra ocasión a su pregunta. No fue precisamente la Sociedad de Jesús la que espoleo muy curiosidad sobre la Antropología Cultural especializada en las diversas religiones. En la visita que hice a nuestro Prelado Monseñor Goldaraz con motivo de un asunto reservado como dirigente diocesano de Acción Católica, se intereso por mi ardiente afición por la Psicología de las masas. . El mismo me redactó una carta de recomendación al Padre Sánchez de León.


.____________________________________________________

.2.- ¿Hubo un encargo oficial, o formal, del P. Sánchez de León, u otro dirigente jesuita, para que Vd. estudiase las religiones no católicas y otras sectas, o se ofreció voluntariamente para dicho cometido porque le interesaba genuinamente dicho estudio? Me gustaría saber si conoció en aquella época a otro jesuita que iba a lograr notoriedad en el mundillo de lo paranormal, el P. José Mª Pilón: ¿también pertenecía él, quizás, a Fe Católica?

.2] — La historia se remonta antes, Ya se lo he dicho: cuando me entreviste el palacio del obispado de Orihuela. con su titular, se mostró bastante preocupado por la propagación oculta de los Testigos de Jehová. y mostró interés sumo por mi fascinación hacia las supersticiones. Fue entonces cuando me animo a leer algunas obras críticas de la historia y evolución de las religiones. Me recomendó entre otros a Marett, Taylor, Frazer, Durkheim, Wallace ... algunos insertos en el índice de libros prohibidos, para eso me dio una autorización especial de su lectura. Era insólito que me los recomendase, sabiendo su rechazo ideológico a todo lo que supusiera violación al dogma católico. Le recuerdo que se le consideraba en los círculos eclesiales. intolerante y muy conservador en ese punto.
Con respecto al Padre Pilón, lo conocí muchos años después, en el curso de unas conferencias que dimos sobre Parapsicología. No; no conozco ninguna relación del padre citado, con el Padre Sánchez de León ni con su organización. Tal vez se conociesen por vivir conjuntamente en el mismo edificio... Lo ignoro.

3.- ¿Realizó algún trabajo de campo, en el sentido de infiltrarse en alguno de esos grupos, acudiendo a sus ceremonias, ritos, etc., para luego informar al P. Sánchez de León u otros dirigentes de Fe Católica? Si la respuesta es afirmativa, ¿en qué grupos llegó a infiltrarse?

Permítame que le refresque la memoria con una anécdota que me contó su paisano y viejo amigo Vicente Ortuño: en aquellos años fueron ambos, a iniciativa de Vd., a la reunión que celebraba en Madrid uno de esos grupos (cuyo nombre Ortuño no recordaba) en una sala con bancos de madera, y cuya ceremonia consistía en "azotarse" simuladamente unos a otros... Vicente sólo retuvo el aspecto divertido de aquella visita, y en modo alguno fue consciente de estar investigando una secta desde dentro.
3] — La función de la organización Fe Católica no consistía en infiltrarse, a menos en la acepción de la palabra que implica afiliarse como espía, en una estructura ajena. Sino recabar datos de las personas cercanas a las sectas y facilitar la información extendida a publicaciones que entonces eran clandestinas, de esos grupúsculos tristemente perseguidos. El espectáculo era sangrante para la iglesia minoritaria de las naciones con mayoría protestante. Esa moral de doble rasero era repugnante: porque fue el mismo vaticano en la época del fanático papa criptonazi Eugenio Pacelli,es que nos espoleó con su política persecutoria Mi primera cometido fue la de responsable de la biblioteca. Guardábamos en ella, los fondos secretos requisados por los agentes de la Dirección de Seguridad. En claro concubinato de la iglesia con los poderes públicos
Si lo recuerdo casi perfectamente. Era Benito Ossorio, contertuliano de la Ballena Alegre el que nos invito a asistir a un acto de penitencia. Los tres amigos acudimos a una especie de capilla que estaba situada en la cripta de la iglesia o basílica a la sazón a medio construir de Nuestra Señora de la Almudena. Allí celebraban los sábados sus actos penitenciarios. Sentados en los largos bancos de rustica madera, se hallaban no menos de dos docenas de miembros de esta congregación. Ni que decir tiene que esta visita informal no tuvo que ver nada con el resto de mis actividades.
El hermano mayor, después de una breve plática en el que pinto con aires sombríos, el peligro que se cernía sobre la sociedad española amenazada según el por la hidra marxista infiltrada hasta el tuétano en el catolicismo militante. Rogó a los presentes este sacrificio que serviría para expulsar a Satán de nuestros propios dominios... Y siguió hacia un breve turno de preguntas.
Después nos invito a los tres que no pertenecíamos al grupo, a retirarnos prudentemente al fondo de recinto. Se apagaron todas la luces excepto una lamparilla que titilaba en la penumbra ofreciendo un la semioscuridad un espectáculo sobrecogedor.

Se despojaron de las camisas y con correas terminadas en sus correspondientes hebillas o algo semejante a cilicios metálicos: no se distinguía bien, comenzaros a darse trallazos en sus torsos desnudos.
Solo se oían entre gemidos ahogados, el musitar de oraciones y los latigazos en la carne viva; mancillada así, presentaban un espectáculo casi dantesco. Me ha recordado esas penitencias de confuso corte masoquista colectivas de que hacen gala las sectas conocidas en el Mundo Musulmán confinado en Irán e Irak. Es decir; como usted sabe muy bien los Chiíes
A cielo abierto en a calles cientos de miles de adeptos se fustigan sus torsos desnudos hasta hacer brotar ríos de sangre, recordando el sacrificio de Alí: Alí ibn Abi Talib era el yerno del profeta Mahoma, que sufrió la pasión del nieto del Profeta y su tercer imán, que fue martirizado de salvajemente en la ciudad Irakí de Karbala, Fanáticos sectarios de los imanies; de los mismos Chiíes. Durante esta función ritualizada que hemos visto en los noticiarios televisivos, los varones se suelen mutilar flagelando sus cuerpos bárbaramente y haciéndose cortes en la frente y espalda con navajas y instrumentos punzantes.
Bien, lo singular de ese acto católico de la Almudena: es que se celebrase en colectividad y públicamente con la satisfacción añadida, de sentirse contemplados por extraños. Experiencia insólita, de quienes están acostumbrados a practicar su sacrificio con cilicios y otros instrumentos de flagelación como el Opus Dei y la mayoría de las órdenes religiosas en solitario. Esta otra, actitud mutua de herir a otro hermano estimo, fomenta mucho más el masoquismo.
¿Dije masoquistas? No; exactamente para algunos. Podemos arrogar alegremente de este trastorno supuestamente neurótico, a los núcleos septales límbicos o al pensamiento mágico: Me explicaré:
Los psicopatólogos Sigmund Freud y Wilhelm Shekel junto a Richard Krafft Ebing hablan de oídas de estos trastornos sexuales por eso cometen el error falaz, de sintetizar alegremente estos complejos sentimientos, antes de analizar cuidadosamente los vectores emocionales de sus pacientes. Compilan sí, una narraciones insulsas de las personas que les enumeran detalles deslavazados, sin método científico... Desde su gabinete cerrado escuchan a sus enfermos, muy lejos del método científico que postula una experiencia propia para sacar conclusiones correctas.
Caprichosamente; adornando su relatos con detalles espeluznantes Cometiendo la falacia de darse por buena la imagen de los azotes interpretando gratuitamente que siempre la causa es placentera. ¿Y cuando no la es? Pues hay múltiples causas para flagelarse, además de fingirlo o de razones punitivas...
¿Son de verdad sus actuaciones, masoquistas? Depende de cada caso: El que obra inducido por vectores externos, creyendo sinceramente que con su sacrificio exorciza los pecados del mundo, sin sentir placer en el núcleo del tejido nervioso del área septal del sistema límbico, rechazamos el calificativo tópico de masoquista.
Su conducta, sin embargo, es claramente retrospectivamente mágica. Sentimiento previo históricamente a la etapa posterior religiosa. Creer ardientemente, como apunto James George Frazer, que lo semejante cura lo semejante. Como un sacrificio doliente en las propias carnes, remite instantáneamente a distancia las heridas de la sociedad, Creencia muy viva en los individuos prereligiosos-mágicos, curanderos y practicantes del Tarot... y que justifica el calificativo de cavernícolas que le aplican diversos autores.
Esta Fe ardiente, que se sitúa en el mapa del encéfalo en indeterminadas zonas límbicas, es dificilísimo o imposible de desarraigar en la masas. y el intentarlo es repugnante por los efectos colaterales que les produce. Son los creyentes que salen a rezar en procesión invocando a la lluvia por mediación de María «inmaculada» en tiempos de sequía.
Repitiendo sin saberlo el ritual mágico de nuestros antepasados del paleoceno. Cuando la creencia falaz no tendría quizás consecuencias graves. Mire usted: la persona que reza para nuestra conversión aunque la consideramos in mente, conducta ingenua y mágica, no se nos ocurra rebatirla sensatamente.... además es inútil convertir al pensamiento científico a lo miles de millones que postulan con fervor encendido tales creencias.
Repito: esta conducta no es masoquista, sino mágica pura y profundamente arraigada. Hasta considerar inútil todo razonamiento lógico para mutar sus propios sentimientos Escuche atentamente: ¿No es esta, la definición de PARANOIA?
Otra red de pensamientos singulares: Efectivamente, es la que incide en la misma persona: experimentar placer por los azotes infligidos por otro individuo al que reviste como líder sádico o como voyeur pasivo. Amplificada por otro placer mental: El que experimenta al sentirse observado semidesnudo y su piel mancillada. Esta actuación es la realmente masoquista y satisface a su partener aunque sea pasivo: un sujeto sádico mental.
Probablemente lo sintieron la mayoría de los concurrentes al invitarnos como sujetos pasivos. Este es el masoquismo y sadismo mental que se da en las masas con frecuencia en los episodios de paranoia colectiva que le hablé en otra ocasión. El análisis de este trastorno lo considero esencial, como las supersticiones. Ambas conductas mentales y práxicas forman un red tupida y explican las desgracias que se dan en el Mundo: El sadismo irracional, es privativo de las personas lideres, con paranoia delirante de grandeza, mientras el masoquismo también irracional, esta relegado a las masas incultas supersticiosas y débiles

_________________________________________________


4.- ¿Cuándo dejó de militar en Fe Católica? Debió de ser después de 1958...¿coincidió dicho abandono con su crisis religiosa?

4] —No, algo después: Recuerde que ascendió al solio pontificio el papa Juan XXIII y que supuso una verdadera revolución en las mentalidad de todos nosotros, porque supuso un ósculo de paz para todas las religiones enfrentadas. Se dividieron las posturas entre los que se empecinaron seguir teniendo el odio insuflado por los pontífices precedentes: Reliquia de los cuales siguió siendo Fe Catolica, y los que como yo avergonzados, por la persecución atroz al judaísmo, Masonería... apuntamos con placer hacia la apertura.
En fin los que luchaban contra el dogma católico en el seno de una institución fascista contra los aperturistas. Fue de un breve respiro la época del Papa Bueno. En cambio reinando el pontífice Pablo VII comenzó a teñirse el cielo con nubecillas grises. Con el crimen apuntado hacia diversos estamentos de la cúpula vaticana, de la infortunada cabeza de la Iglesia. Como sabe quizás, murió asesinado en 1978, sucumbió la tímida apertura de la institución eclesial.
Lo que usted llama mi crisis religiosa duro bastantes años. Yo creía hasta los años 1970 como un férreo argumento, la nota de un Dios creador por la creencia entrópíca. Ya había rechazado hace tiempo las premisas debidas a San Anselmo... Las cinco vías de Tomas de Aquino ya habían sido refutadas por Immanuel Kant y la prueba de Blas Pascal basada en argumentos estadísticos, me pareció inconsistente. Por el contrario El argumento fundamentado en la entropía del universo me pareció más real. Basado en el Big-Bang: Una vez que se estableciese que en el tiempo, habría nacido la materia reducida en un nódulo hipermasico.¿Cómo pudo ser ello, sin la existencia de un ser predecesor, al que denominaríamos Dios?

Repito: me pareció lógico creer que una entidad crease esa explosión de lo que debia ser la nube de galaxias. Después: La teoría de Agujeros negros de Stephen W. Hawking, y Karl Schwarzschild, me hizo reflexionar. Además ¿Como podemos probar que el Big_Bang supuso el principio del Universo? Lo lógico es pensar en un cosmos simétrico, en que antes del núcleo densísimo la entropía fue haciéndose más y más negativa hasta colapsar en el mismo Big Bang
Ya se que tanto el problema superficialmente, por el tiempo considerado una entidad absoluta. La realidad es mucho más compleja de lo que creemos, en un núcleo densísimo cono el que desencadeno la enorme explosión del Cosmos. No podemos juzgarlo sino el seno de la mecánica Quántica. En la cual la noción común del t pierde su sentido y hace inútil la consideración teológica del principio y fin


  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconJosé Luis Jordán Peña Madrid
«al sistema», nosotros los pacíficos, apuntamos su culpa a la misma antropomagma, [Ved Nota N] a las personas trastornadas con vectores...

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconPor José Luis Rodríguez-Núñez

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconÍ n d I c e prólogo – Por José Luis García Taboada

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconAntonio José Ponte / José M. Fernández Pequeño Efraín Rodríguez Santana...

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconEstimats germans I germanes en el Senyor
...

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconLuis de la Puente Uceda y la guerrilla del mir josé Luis Rénique

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconJosé Luis Fernández Ortega

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconEntrevista a José Luis Mangieri

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconDirección : José Luís Cuerda

Contestación al cuestionario de José Montejo: por José Luis Jordán Peña -29 Abril-2003 Asunto iconEntrevista a José Luis Mangieri






© 2015
contactos
l.exam-10.com