Ciencia, ciencia y nada más que ciencia






descargar 136.3 Kb.
títuloCiencia, ciencia y nada más que ciencia
página1/12
fecha de publicación24.06.2016
tamaño136.3 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
Ciencia, ciencia y nada más que ciencia.
Andrés Díaz Russell

Más de uno se preguntará cómo es que un tipo que no es científico puede tener el morro de comentar temas que abarca la ciencia, ya que no tiene un estándar decente para comprender lo que es la ciencia y no tiene la “cabeza lo suficientemente amueblada”. La respuesta a dicha pregunta es que, es verdad que no soy científico, pero, de la misma forma, hay numerosos científicos que lanzan al mercado libros sobre ciencia con la esperanza de que gente simple como yo los compremos. Este hecho creo que autoriza a cualquier persona a comentar lo que dicen pues los científicos mismos no escribirían un libro sin un objetivo: Que alguien sea capaz de leerlo. Algunos incluso esperan, al mismo tiempo, que los lectores estén de acuerdo con lo que afirman como si los ellos fueran la última autoridad en la cual debemos creer sin reservas, pero, allí es donde se equivocan. Con este artículo pretendo demostrar que la ciencia tiene sus limitaciones. Como lo afirmó Samuel Vila en [15], “{...} Las objeciones ateas se convierten prueba de la tesis deísta al ser analizadas desapasionadamente ante la luz de una lógica serena”. Asimismo, mostraré que no dependemos meramente de la razón sino también de la fe. No pretendo demostrar que el universo fue creado por Dios porque, como dice Hebreos 11:3, “por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. Nos basamos en la fe para creer en ello. Aunque reconozco que será difícil, intentaré expresar con palabras aquellas verdades inexplicables mediante la razón, pero que son reales en el espíritu. Como lo dijo Manly Beastly, “Podemos saber en el espíritu lo que nuestra mente no alcanza a comprender. Solamente, una vez que logramos comprender con la mente lo que sabemos en el espíritu, seremos capaces de expresar dicha realidad”. No trato de demostrar racionalmente la verdad de la Palabra de Dios pero si que intentaré explicar ciertos asuntos comprendidos dentro de los ámbitos científicos con el mismo ánimo con el que Jesús mostraba la verdad acerca de sí mismo cuando hablaba con la pareja de Emaús en Lucas 24:27, donde leemos: Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.
Palabras clave: Creacionismo, teoría de la evolución, selección natural, reduccionismo, ley de entropía, Big-Bang, Archaeopteryx, sedimentación rápida, registro fósil, paleontología, megafauna del Pleistoceno, eras geológicas, razonamiento circular, sepultamiento cataclísmico, rigor científico.
INTRODUCCIÓN.

Como lo señaló Bill Bryson en [2] ¿cómo saben los científicos que el centro de la tierra está a una temperatura similar a la del Sol? Que es, por cierto 7-13 mil °C. Si es el caso, ¿por qué no nos quemamos al andar sobre la superficie? Si recordamos los libros de texto que debíamos estudiar en el instituto, había diagramas que representaban al Globo Terráqueo como si hubiera sido seccionado con un cuchillo y hubiéramos retirado una cuarta parte del pastel para que pudiéramos apreciar como es el interior del planeta. Pues bien, si nadie ha viajado 3959 kilómetros hasta el núcleo del planeta (el agujero más profundo cavado era de poco más de 12 millas), ¿cómo son capaces de afirmar con tanta certitud como es el centro de la tierra si basan sus certezas en suposiciones? Ya que estamos, Como también lo mostró Bill Brison (IBID), si caváramos un pozo al centro de la Tierra y dejáramos caer un ladrillo, el mismo tardaría 45 minutos en llegar al fondo. Ese dato, a su vez, nos muestra que la Tierra tiene 8000 millas de diámetro aproximadamente.
Existe un número de personas que defienden el refrán ‘ver para creer’ a ultranza. Dichas personas, por la misma regla de tres, niegan con su afirmación, la existencia de las ondas auditivas, el viento, los átomos, etc. Por ejemplo, Sébastien Faure en [5], afirma al final de cada párrafo de su libelo que “Dios no existe o Dios no puede existir” con el aplomo, la convicción y certitud propios de la ignorancia. Además, Faure muestra su inseguridad al afirmar algo semejante desde su introducción. Dice en [5], “Reconocemos que un conocimiento preciso del cosmos no existe. Existen, cierto es, varias hipótesis ingeniosas que no chocan con la razón, sistemas más o menos aceptables que se apoyan en una serie de experiencias basadas en la multiplicidad de observaciones sobre las que se ha modelado un carácter de probabilidad impresionante. {...} Más aún, consideramos que no existen en este punto sino tesis que no poseen el valor de la certitud científica, quedando cada uno en libertad de conceder su preferencia a tal o cual sistema que le sea expuesto”. Como lo dijo Samuel Vila en [15], “Bien sabemos que quien se halla empeñado en tal actitud escéptica, no lo persuadirán ni los sucintos argumentos de este libro, ni cualesquiera otros que se pudieran emplear pero si se trata de personas inteligentes y no de necios burladores, la lectura de un libro como este suele tener la virtud de hacerles un poco más comedidos”. Puesto que dicha opinión fue refutada hace mucho, no entraré en dicho círculo vicioso, sino que me centraré en el tema de la ciencia, en el propio sentido de la palabra porque existen escépticos deseosos de comprender la verdad aceptando las conclusiones a las que llevase, sean cual fueren.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconBibliografíA 271 prefacio a la edición de 1976 El presente libro...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconEste es un libro de ciencia ficción, incluso lo de ciencia podría...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconDesde la antigüedad, una lenta etapa experimental precedió al «Cinematógrafo»...
«Cinematógrafo» de los Lumière. Ya fuera por ciencia, curiosidad o espectáculo, se trabajó incansablemente por ofrecer al publico...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconAlegoría de la Ciencia. Óleo sobre tela de
«ciencias en Aristóteles»; pero con un significado y contenido muy diferente al de «ciencia» en la Modernidad. 3 Las primeras clasificaciones...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconLo que se conoce como Ciencia, Tecnología y Sociedad (cts) trata...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconTraducción de Ana Sánchez
«Las ciencias naturales englobarán ( ) la ciencia del hombre, al igual que la ciencia del hombre englobará las ciencias de la naturaleza»...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconDía Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo. El propósito...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconTH: La tecnología es quizá lo que llama más la atención de los jóvenes,...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia icon1 Sin la ciencia estaríamos como hace dos siglos, nuestra expectativa...

Ciencia, ciencia y nada más que ciencia iconComprencion de la ciencia






© 2015
contactos
l.exam-10.com