El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham






descargar 136.66 Kb.
títuloEl genesis: de la creacion a la vocacion de abraham
página4/4
fecha de publicación16.04.2016
tamaño136.66 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Biología > Documentos
1   2   3   4

CONCLUSIONES SOBRE ESTE CAPITULO TERCERO DEL GENESIS

1) Por el pecado se han viciado todas las relaciones que tuvo el hombre:

- con Dios

- entre los hombres

- con los animales

- con la materia.
Se ha roto el equilibrio y eso se nota en todos los detalles.
2) Consecuencia para la conversión.
La vocación del hombre es dominar la tierra por medio del trabajo, por medio del amor a su prójimo y amor a Dios. Dios está perpetuamente convocando al hombre a realizar su vocación. Lo intentó con un hombre: Abraham; luego con un pueblo: Israel; por fin lo logró en Jesucristo.
Si la vocación del hombre es dominar la tierra, dispone de la capacidad para hacerlo. Creer en esta posibilidad de un nuevo futuro y ponerse a trabajar para realizarlo, recreando la esperanza, es la actitud del convertido.

Lo mismo pasa con las relaciones con los demás. Ante el pecado la reacción del pecador es el odio, el rencor, etc. La reacción del convertido es la seguridad de que todo puede superarse, como persona y como miembro de una comunidad humana.

APENDICE: EL PECADO ORIGINAL

En todo el Antiguo Testamento no aparece ni una sola vez la concepción que actualmente tenemos de una falta cometida por Adán y cuya culpa hubiera manchado a todos los seres humanos, pasando a nosotros por herencia.
El pecado original de Adán es el pecado que da origen a todo pecado: negarse a ser el rey de la creación y dejar que un animal le dicte la conducta. Adán acaba de ser colocado por Dios como rey de la creación (un don que es tarea, como todo don de Dios). Y apenas entronizado, deja que un animal (la serpiente) le dicte la conducta.
La historia de Adán se convierte en "mito" para todos los hombres de todas las edades. "Ha Adán", el hombre, cada hombre, es colocado cada día como rey de la creación y deja que el animal que hay en él (los instintos) le dicte la conducta. Abdica de sus posibilidades, se niega a realizar la inmensa riqueza de capacidades que Dios ha puesto en él.
Cristo es, para nosotros, el nuevo Adán, una nueva humanidad empieza en él. Como Adán, somos tentados cada día. O somos tentados en Adán, o somos tentados en Cristo. O bien es Adán el tentado en nosotros, y entonces caemos, o el tentado en nosotros es Cristo, y entonces es el mal quien habrá de caer. Cristo ha vencido la tentación y nosotros somos miembros de su cuerpo; es Cristo quien es tentado en nosotros. Y es él quien en nosotros vence el mal. De paso­:cuando la Sagrada Escritura llama a Jesucristo “el nuevo Adán” es porque quiere honrarlo y eso implica que el concepto que esos primeros cristianos(judíos todos ellos) tenían de Adán es un concepto muy honroso­;su idea era­:¿cómo podía ser el hombre que había salido directamente de las manos y del corazón de Dios, sino perfecto­? En Jesucristo, para ellos, había un nuevo Adán, superior a Adán, y con quien comenzaba una nueva creación, superior a la antigua creación.

EL PECADO AVANZA

El hombre había intentado arrebatarle a Dios uno de sus dos grandes atributos: el discernimiento entre lo que es bueno y lo que es malo(el derecho a hacer leyes). El hombre había sido castigado por su intento, pero no escarmienta e intenta arrebatarle a Dios su otro gran atributo: ser el dueño de la vida. El hombre intenta hacerse dueño de la vida y, como no puede hacerlo de otra manera, la quita. Dando la muerte, el hombre intenta apoderarse de otro atributo divino: ser el Señor de la vida.


1) Caín y Abel (Génesis 4, 1-16)
Leamos el texto. Notemos que nunca se dice en el relato que la ofrenda de Caín fuera menos buena que la de Abel. Se dice solamente que Dios acepta la de Abel y no la de Caín...(Leer Exodo 33, 19). En el fondo, el redactor está diciendo al lector­: Dios acepta los sacrificios del culto judío(corderos), pero no acepta los sacrificios del culto cananeo(frutos de la tierra), no participes en cultos que Dios no acepta.
La señal que Dios pone a Caín no es una señal infamante, sino protectora.
Caín no es un maldito según la mentalidad hebrea:
• Su nombre, se usa en Israel y, además, significa "vida".
• Tiene larga descendencia, lo cual es signo de bendición puesto que en Israel la fecundidad lo era.
• Aparece como el padre de toda civilización; las artes, las industrias, etc.
• Dios mismo interviene para que nadie le haga daño y se compromete a vengarlo personalmente(asumiendo así lo que en la mentalidad popular se llamaba la “venganza de sangre”, que era obligación de los parientes más cercanos).
En Caín y Abel aparece representado el conflicto entre dos civilizaciones. La de los pastores seminómadas en Abel, la de los agricultores sedentarios en Caín. Cuando esas dos civilizaciones se encuentran, una de las dos elimina a la otra: la sedentaria elimina a la nómada.
Los cananeos eran sedentarios, los judíos eran seminómadas. El sacrificio de los judíos es aceptado por Dios, aunque sean absorbidos y destrozados por la civilización cananea.
¡Atención!: La tierra se niega a dar fruto (Génesis 4, 10-12) cuando ha recibido sobre ella la sangre de nuestro hermano, derramada por nuestra mano.
Sigue apareciendo la solidaridad total entre el hombre y la tierra. Lo que el hombre haga, la afecta irremisiblemente.
La sangre de Abel (Génesis 4, 10-11) no pide venganza, sino misericordia; así lo enseñaban los rabinos de la época de San Pablo ( ver Hebreos 12, 24).
Caín era considerado entre los hebreos el padre de los Quenitas, que equivalían a los gitanos entre nosotros, a eso se debe que pongan a Caín como un hombre errante y que asesina hermanos(la mala fama con la que han cargado, desde siempre, como puede verse).
2) La guerra, la violencia institucionalizada (Génesis 6, 1-5)
Es uno de los pedazos de la Biblia más difíciles para los expertos. Quizás se trate de un trozo excesivamente corrompido en la conservación de su texto original. ¿Qué quiere decir eso de "los hijos de Dios" y "las hijas de los hombres"? ¿Se trata de una relación marital entre mujeres y ángeles? Sea como sea, lo importante es saber ¿para qué introduce este trozo la Biblia?
¿Y si no fuera sino una forma de explicarse la aparición de hombres armados, dedicados exclusivamente a hacer la guerra? Y si no fuera sino una forma de decir: no son hombres normales, se trata de bichos raros, verdaderos “gigantes”, producto de una relación extraña y pecaminosa entre mujeres y ángeles? ¿Qué otra manera tenía un pueblo primitivo, como el pueblo hebreo, de explicarse la experiencia de gente tan bestial, sanguinaria y descomunal (recordar las máquinas de guerra) como los asirios, o los filisteos? Es sintomático que en la Biblia una de las señales de la llegada de los tiempos mesiánicos es la desaparición de todo belicismo y militarismo. Unamuno, el gran escritor y filósofo español, dice que los militares son necrófilos: seres enfermos amantes de la muerte. El belicismo es el pecado de Caín elevado a niveles industriales.
El castigo. Génesis 6, 5 - 9, 29. El diluvio.
Todo pueblo, en la antiguedad, había sufrido, en alguna época de su historia, un diluvio: inundación que acaba con todo lo anterior, pero que deja fecundada la tierra para los que vengan después. Y eso porque la inmensa mayoría de los pueblos en la región mediterránea se había edificado junto a ríos, lagos o mares.
El agua es experimentada por todos los antiguos como ambigua. Es tumba porque da muerte a aquellos que baña con su inundación. Es seno materno que da vida a todo aquello que baña con sus lluvias o inundaciones (el Nilo, el Tigris y el Eufrates). La misma agua que da muerte a la mayoría en el diluvio, es la que mantiene a flote el arca y salva la vida a Noé y sus descendientes. Desde siempre, en la Iglesia se vio el diluvio así, como símbolo del bautismo (agua que mata la vida anterior y fecunda y regenera para una vida nueva) y el arca como símbolo de la Iglesia (Fuera de la Iglesia no hay salvación, como fuera del arca tampoco).
Es esencial a la intención del autor la idea de que Dios y la injusticia no pueden convivir. Dios no soporta el pecado, no soporta la violencia institucionalizada o constante. Pero aunque Dios se llene de ira ante el pecado, no olvida jamas su misericordia (Habacuc 3, 2).
El hombre y la creación entera son plenamente solidarios. Lo que el hombre haga, afecta a toda la creación, por eso perecen los animales fuera del arca. San Pablo dirá, después, que el hombre, utilizando bien las criaturas, las ayuda a conseguir su fin, su plenitud.

Noé y su familia sobreviven a pesar de un diluvio, el autor quiso también decir que al hombre no lo vencen las fuerzas incontroladas de la naturaleza; él lucha frente a ellas y logra sobrevivir, ayudado por Dios.
- Génesis 8, 21-22.
• Se peca porque se es pecador (Jeremías 13, 23).
• Después de esta declaración de Dios queda disociada definitivamente la justicia del hombre y la fidelidad de Dios. Puede haber un pecador dichoso y un justo desdichado.
• Los ciclos repetidos de las estaciones son revelación de la fidelidad de Dios.
Nota: El mito de Gilgamesh ya traía la historia del diluvio con su Noé (Utanapishtin) correspondiente y, en algunos detalles, la coincidencia de las dos narraciones es demasiado perfecta para ser simple coincidencia.
- Génesis 9, 1.
De nuevo, la fecundidad no es un mandato, sino una bendición. Es Dios quien da la vida; toda manifestación de vida en una familia, según un hebreo, es manifestación de que Dios está con ella. La esterilidad es vista, por eso, por los judíos bíblicos, como una maldición.
- Génesis 9, 5-6.
Dios aparece utilizando la ley del talión. El se hace "vengador de sangre" del hombre. Es el hombre concreto, con su carne y su sangre, el que es imagen de Dios, no sólo por su espíritu.
- Génesis 9, 8-16.
Dios hace un pacto incondicional, y con todos los hombres de la tierra, puesto que Noé es padre de todos los pueblos. Un pagano cualquiera entra en este pacto si se abstiene de beber sangre, de comer un animal con su sangre. Recordar que ésta es también una condición puesta por los apóstoles en Jerusalén para la aceptación de los paganos en el cristianismo, sin obligarlos a cumplir el resto de la Ley.
El pacto se hace también con los animales (Génesis 9, 16) a través de la aceptación del hombre.
Nota: Por el diluvio Dios aparece reivindicando de nuevo para sí el derecho de dar (mantener) la vida o quitarla.
Después del diluvio el pecado vuelve a aparecer.
1) El pecado de Cam (Génesis 9, 18-27)
Cam aprovechó la borrachera de su padre para acostarse con una de sus mujeres. El hijo que nazca de esa unión será maldecido (destinado a ser esclavo de sus hermanos).
En Levítico 20, 11 dice: "El hombre que se acueste con la mujer de su padre, ha descubierto la desnudez de su padre; los dos morirán, su sangre caerá sobre ellos". Puede leerse también: Levítico 18, 7.8.14.16;20.20.21.
Canaán es el hijo que ha nacido de la unión incestuosa entre Cam y la mujer de su padre Noé. Los israelitas pueden, pues, según ellos, matarlos o reducirlos a la esclavitud (como dice en Génesis 9, 25-27).
2) La torre de Babel (Génesis 11, 1-9).
La torre de Babel (Babilonia, Bab-ilu­: la puerta del dios), un ziggurat, no es una manifestación de la autosuficiencia y orgullo humanos. No es una especie de puño cerrado que se levanta hacia el cielo, sino todo lo contrario: una mano abierta alzada hacia el cielo; una súplica de ayuda. Pero Babel (Babilonia) era para Israel el símbolo permanente del paganismo y de la opresión. Evidentemente, decían los hebreos, el orgullo humano no tiene medida; la vanidad del hombre no tiene límites; si pudiera, el hombre arrebataría el lugar de Dios.
Babel (la torre) era como una catedral de la antigüedad pagana; el ziggurat era una especie de escalera erecta, una escalera que señalaba el camino del cielo. Un anticipo conmovedor del grito de Isaías (64, 1):"Oh, si rasgaras los cielos y bajaras:".
Las enseñanzas que se pueden sacar del relato son claras:
a) La elección de Dios respecto de Israel no viene motivada o exigida por el poder, por la preparación cultural y humana, sino por lo débil, por la nada que era este pueblo. Dios quiso habitar en el seno de este pueblo y ningún pueblo tenía tan cercanos a sus dioses a pesar de tener, incomparablemente, más poder o cultura.
b) El hombre no puede elevarse y hacerse merecedor de la gracia. La gracia es, esencialmente, don gratuito de Dios.


Nota: El autor juega con el nombre de Babel.
• Babel en acadio significa: puerta del dios, lugar de acceso a Dios.

• Babel en hebreo significa "confusión".

• Babel, dice el redactor, no sirve como lugar de acceso a Dios, Babel es, únicamente, un lugar de confusión; un lugar donde se hablan todas las lenguas de la tierra, pero nadie se entiende.
Pentecostés, y su milagro de las lenguas, no es sino una Babel al revés, una Babel superada. En pentecostés todos hablan distintas lenguas y proceden de distintas regiones, pero logran entenderse porque los ha juntado el Espíritu Santo, porque hablan el lenguaje que el Espíritu Santo les inspira, el lenguaje del amor.

BIBLIOGRAFIA

Nota importante: De todos estos libros y folletos hay algo en este trabajo. De algunos un trozo concreto, de otros un resumen, de otros la idea clave.
- "El relato bíblico de la creación"; J. Haspecker, Edic. Paulinas, Madrid, 1967.

- "Ministerio del hombre en la Biblia"; J. R. Scheifler, Edic. Deya, Bilbao, 1964.

- "Los patriarcas"; R. Michaud, Verbo Divino, Navarra, 1976.

- "Creación, paraíso y pecado original"; H. Renckens, Guadarrama, Madrid, 1969.

- "Teología de la redención"; R. Koch, Edic. Paulinas, Buenos Aires, 1966.

- "La prehistoria bíblica"; R. Bauer, Verbo Divino, Navarra, 1969.

- "El hombre según la Biblia"; A. Gelin, Marova, Madrid, 1967.

- "La palabra de Dios"; G. Auzou, FAX, Madrid, 1968.

- "Introducción a la Biblia, Tomo I"; Robert-Feuillet; Herder, Barcelona, 1967.

- "Estudios sobre el Antiguo Testamento"; Von Rad, Sígueme, Salamanca, 1976, PP. 421-444.

- "Teología del Antiguo Testamento", Tomos I y II, Sígueme, Salamanca, 1969.

- "Introducción a la lectura del Antiguo Testamento"; S. Muñoz Iglesias, Taurus, Madrid, 1965.

- "¿Quién es y quién fue Jesucristo? "; D. Bonhoeffer, Ariel, Barcelona, 1971, PP. 89-176.

- "Finitud y culpabilidad"; P. Ricoeur, Taurus, Madrid, 1969, PP. 465-608.

- "El cristiano como rebelde"; H. Cox, Marova, Madrid, 1968, PP. 40-52.

- "Y sereis como dioses"; Erich Fromm, Paidós, Buenos Aires, 1967.

- "Sacramento del amor"; P. Evdokimov, Ariel, Barcelona, 1966, PP. 164-168.

- "La torre de Babel"; A. Parrot, Edic. Garriga, Barcelona, 1962.

- "La sabiduría del Antiguo Oriente (ANET)"; James B. Pritchard, Edic. Garriga, Barcelona, 1966.

- Folleto de Stanny Joris, multicopiado con fecha de 25 de junio de 1974; con el título de "La Prehistoria; De la Armonía a la Desarmonía".
Alejandro von Rechnitz.
Nota final: Este folleto está escrito sólo para servir como material de trabajo y discusión en clases.
1   2   3   4

similar:

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconLa pulsión de muerte y la creación de la nada
«Hijo mío, te lo suplico, mira el cielo y la tierra, fíjate en todo lo que contiene y verás que Dios lo creó todo de la nada, y el...

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconEl término “Vocación” viene del latín Vocare, que quiere decir llamar....

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconConsulta en la biblia los siguientes textos génesis cap. 3, 1-24;...

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconLa vocación de servicio y la universidad

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconInstitución educativa “abraham valdelomar”

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconCésar Abraham Vallejo Mendoza

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconGÉnesis 1 y 2 Introducción

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham icon1 Institución Educativa : 20182 “Abraham Valdelomar”

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconLa vocación propia del diacono permanente

El genesis: de la creacion a la vocacion de abraham iconAcciones de exclusion de la vocacion hereditaria conyugal






© 2015
contactos
l.exam-10.com